Translate

30.5.05

Leica Digital-Modul-R: disponible desde el 15 de Junio


© Leica Camera AG

En el que es probablemente el último comunicado antes de celebrarse la Junta General del 31 de mayo, Leica Camera AG ha anunciado la casi inmediata disponibilidad de su Leica-Digital Modul-R, un respaldo digital intercambible que permite operar de esa forma a cualquier Leica R9 o R8, cámaras originalmente diseñadas para soporte fotoquímico o "película". El paso es reversible, y según pruebas que estuve realizando en Photokina, el otoño pasado, el cambio completo de dorso normal a digital (o al revés), lleva tan solo unos 20 segundos… y eso sin práctica.
Según Leica, una vez revisados a fondo todos los parámetros, que involucran a Imacon (dorso), Kodak (captador) y a la propia Leica, los resultados son aún mejores de lo esperado.
El sistema de Leica convierte a las Leica R8 y R9 en las primeras y únicas cámaras para película de 35 mm convertibles a digital y a la inversa. Y no de cualquier manera…
El captador, es de 10 megapíxeles, una buena cifra, y con un tamaño de 17,6 x 26,4, mayor de lo habitial en los de tipo "APS-C", introduce un factor de "prolongación" de la focal de 1,37, más reducido que el de muchas otras cámaras digitales que admiten líneas preexistentes de objetivos, y que suele ser del entorno de 1,5 x.
Los archivos generados, que se guardan sobre tarjetas de tipo SD, pueden ser en el RAW de tipo DNG, apoyado por Adobe, y compatible con el de otros fabricantes avanzados adheridos al nuevo protocolo.
El nuevo captador, un producto muy cuidado de Kodak, ofrece sensibilidades entre 100 y 1600 ISO.
Hay dos particularidades que destacan: no dispone de filtro anti-aliasing contra el "moiré", y puede limpiarse con facilidad por parte del usuario.
El primer detalle hace que obtengamos imágenes más nítidas, y solo en aquellos casos en los que exista problema de "moiré" se empleará el software específico suministrado.
Una Leica R9 o R8, con el Leica-Digital-Modul-R acoplado, obedece a dimensiones, aspecto y peso extremadamente similar al de una R9 o R8 con el "winder" acoplado. El precio estará en la línea de los productos Leica, pero asumible comparado con sistemas profesionales de ese nivel de resolución y calidad.

La comercialización final del Leica-Digital Modul-R representa una buena noticia, que sin duda plantea una alternativa bien distinta dentro de lo ofrecido hoy por hoy en el ámbito digital de alto nivel. Para los poseedores de una Leica R9 o R8, puede ser una auténtica "bendición digital".
Si tenéis interés en evaluar mejor el aspecto y características de este conjunto, os recomiendo entréis en la Página de Leica, y luego, una vez allí hagáis "clic" sobre "Digital Module R", donde se inicia una animación que permite ver la cámara con el módulo desde distintos lados.



© Leica Camera Ag

28.5.05

Agfa Photo GmBh: suspensión de pagos


Actualizado a 31/05/05
La mala noticia de día 27 de mayo de 2005 la dió el prestigioso medio aleman, Der Spiegel, en su edición digital.
Según esa noticia, Agfa Photo ha solicitado suspensión de pagos (declaración de "insolvencia") ante un tribunal alemán de Colonia (Köln), la gran ciudad mas próxima a Leverkuesen, sede fabril de Agfa Photo. Además, existen puntos de producción en Vaihinge, Windhagen, Munich, y Peiting.
Según el representante de la firma, Bernhard Dykstra, la evolución negativa ha sido un tanto sorpresiva. La situación puede afectar, tan solo en Alemania, a aproximadamente 1800 trabajadores, 870 de ellos directamente en Leverkusen.
Según el Sr. Dykstra, se busca una solución lo mas favorable posible para el empleo, al tiempo que sigue la producción.
El conglomerado Agfa Gevaert había vendido el 1 de noviembre pasado la división de películas y papeles fotográficos a un grupo de inversores alemanes y norteamericanos.
De ahí surgió Agfa Photo GmbH, que pertenece en un 55% al hombre de negocios Hartmut Emans.
Personalmente, y antes de recibir esta noticia, llevo más de dos semanas tratando de ponerme en contacto (telefónico y por correo electronico) sin éxito, esto es, sin respuesta por su parte, con los responsables de Agfa Photo en España. El motivo no era otro que conocer las razones del desabastecimiento de la pelicula APX 100 en rollos 120.
En una nota de prensa emitida el día 30 de mayo en Barcelona, se comunica que el expediente de insolvencia (suspensión de pagos, en otras palabras), "afecta solo a Agfa Photo GMBH y no al holding propietario"... "n i a las 32 filiales repartidas por todo el mundo". A continuación se hace referencia a los buenos resultados de Agfaphoto (sic) en España, en los últimos meses.
Eso está bien, pero no cabe duda de que la casa matríz es Agfa Photo GmBh, y que de una forma o de otra, se depende de ella.
De hecho, aunque estimo que ello no se ajusta a la realidad, y coincido con lo fundamental de la nota de prensa española, en la nota del medio alemán "Der Spiegel" se empleaba la palabra "Pleite", que es "quiebra".
Lo dicho: en todo caso, se trata de una mala noticia, especialmente para las familias de todos esos trabajadores, y también para las de todos aquellos que se puedan ver afectados por la situación de Agfa Photo en otros paises, pero también para los amantes de la fotografía. Solo cabe desear, con todas nuestras fuerzas, que la situación se supere.

22.5.05

El caso de las imágenes desaparecidas, o “Fíate de la Virgen y no corras” (*)


Canon EOS-1 Ds Mark II
© Canon
Ya desde hace un tiempo se rumoreaba que, en ocasiones, imágenes que estábamos seguros de haber captado con nuestra cámara digital réflex monocular, no aparecían en la tarjeta de memoria. Aunque algunos pensaban que se trataba de una “leyenda urbana” más, a mi, personalmente, me ocurrió durante la prueba de una de las primeras Canon EOS 300D, si bien lo achaqué a una mala manipulación por mi parte, debido al poco conocimiento (a la sazón) sobre ese modelo concreto.
Ahora, el pasado 20 de mayo, Canon (U.S.A.) ha colgado en su Web un comunicado, que, se mire como se mire, me parece bastante alarmante.
En el se indica que existen dos problemas distintos, aunque interrelacionados entre sí por la desaparición (irremediable) de imágenes durante su grabación sobre la tarjeta de memoria.
Uno de los problemas se produce sobre determinados modelos “DSLR” Canon independientemente de la marca de tarjeta utilizada y el segundo problema se produce concretamente sobre las nuevas tarjetas Lexar Professional 80x. Esta última incidencia ha llevado a Lexar a emitir su propio comunicado, de hecho un día antes del de Canon, el 19 de mayo.

© Lexar

Los modelos Canon afectados por el problema de pérdida irreversible de imágenes en el buffer (memoria intermedia), independientemente de la tarjeta empleada, son, según la firma, los EOS-1 DS Mark II, y EOS-1D Mark II.
Los modelos afectados por el problema con las Lexar Professional 80x son los EOS-1 DS Mark II, EOS-1D Mark II, EOS 20D, EOS 350D, Digital EOS Rebel XT (350D en U.S.A.) y EOS Kiss Digital N (350D en Japón). De los modelos actuales de EOS digitales no parece faltar ninguno…

Todos los modelos afectados por los problemas emplean tarjetas CompactFlash.
El primero de los problemas citados, que se produce independientemente de la marca de tarjeta empleada consiste en que si se pulsa el botón “DISPLAY” antes de que las imágenes que se encuentren en el “buffer” se hayan salvado sobre la tarjeta (en el modo RAW + JPEG), la cámara se bloquea, la pantalla de pone en blanco, y se pierden todas las imágenes del buffer. Casi nada.
Pienso que no tiene sentido establecer competiciones entre marcas a cerca de qué cámara es capaz de hacer “ráfagas” de tomas con mayor frecuencia de fotogramas por segundo, para un numero lo mayor posible de fotogramas, si luego tienen problemas para “digerir” esos archivos a través del buffer. Parece un gesto bastante legítimo y natural para un fotógrafo pulsar el botón de visualización de una imagen para verla en la pantalla, aunque haya realizado un ráfaga, por ejemplo en “bracketing”, por muestreo, y todavía parpadee la luz de "salvando sobre la tarjeta".

En el segundo caso, sobre las Lexar Professional 80x, algunas imágenes se pierden por las buenas, aunque “en casos extremadamente poco frecuentes”, según Canon. En su nota, Lexar añade …”y difíciles de reproducir”… refiriéndose a esas situaciones. O sea, en aragonés: que no se sabe por donde va el asunto.
También parece un tanto absurdo comercializar una tarjeta “80x” (nos habla de su rapidez), que en la práctica es incapaz de tragar todo lo que muerde.
Cada una de las compañías (Canon/Lexar), indica por su parte, que podrán ofrecer una actualización de firmware (un “parche”, vamos), para evitar el problema, para finales de mayo. Ignoro cuándo se han comercializado esas tarjetas, pero las cámaras llevan un buen tiempo en el mercado, y pueden fallar sobre todas las tarjetas…
En algunos países, como U.S.A., la legislación era bastante clara en los casos de conflictos con imágenes profesionales perdidas y no se lo que pasaría en el caso de que un fotógrafo profesional demandase a alguna de las dos compañías por las imágenes perdidas. Los tiempos han cambiado, y si en el caso de la fotoquímica y los laboratorios profesionales las cosas estaban claras, en estos tiempos de la lógica difusa, parece que todo vale.
En su nota, Canon aparece bastante contrita, si bien es España, de momento no hay comunicación oficial.
La verdad es que, si bien no se trata de “crucificar” a las compañías por esta situación, uno no puede por menos de… “hacerse cruces”.
Hace poco criticaba yo el hecho de que Nikon, para su nueva D50 recomendase exclusivamente determinadas tarjetas, y recibí por mi parte, críticas en en ese sentido. Si bien debo reconocer ahora que al parecer Nikon había realizado pruebas previas, lo que parece loable, mi crítica de fondo persiste: no parece de recibo que un usuario que se gasta entre 1000 y más de 5000 euros en una cámara digital réflex esté expuesto a estos sobresaltos.
La sensación que tiene uno es que estos productos (cámaras y accesorios), se lanzan al mercado sin hacer estudios de funcionamiento (pruebas beta) lo suficientemente profundos, y las pruebas beta las realiza el consumidor a costa de su bolsillo.
(*) Refrán aragonés


Canon EOS Rebel XT (version U.S.A. de la 350D)
© Canon

20.5.05

Una marcha no tan triunfal

Los últimos datos oficiales de la CIPA (Camera and Imaging Products Association), deberían hacer reflexionar a los que afirman que la fotografía sobre soporte fotoquímico está en coma debido a la "marcha triunfal" del mercado digital.
Lo que parece claro es que las ventas de cámaras digitales están sufriendo un profundo estancamiento.
En conjunto, la producción (en unidades) para el primer trimestre de 2005 ha aumentado en un 5%, pero los ingresos se han visto reducidos en un 10,9%, comparando con el mismo periodo del año 2004.

Así, por regiones, los datos, siempre referidos comparativamente al mismo primer trimestre de los años 2005/2004 son los siguientes:

Europa
Un 13,7% menos de ingresos, y además las ventas aumentaron solo un 0,2%
En Inglaterra, concretamente, las ventas han caído en picado en febrero de 2005: un incremento del 0,1% frente al incremento del 36% que se experimentó en noviembre pasado.

Estados Unidos
Un 5,1% menos de ingresos a pesar de un incremento en ventas de un 6,2%

Asia
Reducción de un 2,2% en los ingresos a pesar de un incremento en las ventas de un 8,1%

Japón
Decremento de un 6,6% de ingresos a pesar de un aumento en ventas del 6,6%

América del Sur/Africa
Incremento de ingresos del 35,1% probablemente debido a un 68,3% de incremento en ventas de unidades
En este mercado concreto se produce, con retraso, una situación parecida al inicio del boom en los mercados anteriormente citados.

Por tipos de cámara, las de menos de 4 Mp se han producido solo un 29,8% de las unidades del periodo equivalente del año pasado, pero además, las ventas han sido de tan solo el 20,4%.
De las cámaras por encima de los 6 Mp solo se vendieron 2,5 millones de unidades.
A algunas firmas, fabricantes tanto de productos digitales como de material fotoquímico… quizá no les interese cerrar prematuramente sus líneas de producción de material fotosensible…

19.5.05

Sony Cyber-shot H1



Aunque oficialmente, Sony realizó la presentación europea de su modelo Cyber-shot H1, en febrero pasado (también en la PMA de Orlando, en Florida), ahora se hace la presentación por parte de Sony España, probablemente debido a que la nueva cámara estará disponible finalmente en junio de este mismo año..
De esta cámara de tipo "Megazoom", y captador Sony CCD HAD de 5,1 megapíxeles, me llama la atención no ya su zoom 12 x, equivalente a un 36-432 mm f/2,8-3,7 sino… el hecho de que no va firmado por Carl Zeiss, como es tradicional en los modelos más ambiciosos de Sony: viene etiquetado como SONY LENS/OPTICAL 12X…. y ello, en mi opinión, tiene que tener algún significado, pero podría ser tan simple como que la propia cámara no sea un producto Sony "puro" sino un producto "OME", realizado por encargo por otra firma bajo especificaciones de Sony.
Lo cierto es que se trata de un objetivo estabilizado ópticamente, lo que me parece un acierto dada la amplia gama focal y lo extremo del… extremo largo. Y ello que no tengo por costumbre hacer referencia a eso que llaman "zoom digital", pero que en este caso, para las tomas de vídeo (que son posibles en VGA), se ofrece un zoom ¡48x! Si que hará falta el estabilizador, si. Hay que reconocer que la luminosidad de este objetivo parece muy favorable para la gama de focales ofrecidas.
La cámara, en configuración "falsa réflex" incorpora, además del visor electrónico a la altura del ojo, una pantalla o monitor de 2,5 pulgadas, con una resolución de 115.000 píxeles, lo que, así, a bote pronto, me parece mejorable..
Lo mejor, a primera vista, es que parece ser que no faltan los más completos modos manuales de control de exposición, enfoque, ajuste de blancos, saturación de color y otros parámetros fotográficos, si bien habrá que esperar a poder ver si en los menús no se han hecho demasiadas concesiones al "espectáculo" frente a la pura operatividad, una tendencia en la que Sony cae en mi opinión en exceso en el caso de algunos de sus modelos.
Las tarjetas (hay memoria interna de 32 Mb) son del tipo Memory Stick, y el puerto, un rápido USB 2.0.
Parece interesante la alimentación, que corre, bien a cargo de dos baterías "Stamina" de Sony, bien a cargo de dos elementos NiMh de 2500 mAh, esto es, de hidruro de níquel, al parecer de tamaño estándar "AA", si bien, esto último, en esta primera aproximación no está totalmente claro.
Por cierto: ¿que opinará Hasselblad de la denominación "H1", que ella emplea para uno de sus modelos punteros de formato medio?

17.5.05

El Espontáneo de la Diagonal

Uno acude a la presentación del último chasis digital intercambiable para cámaras de formato medio y de banco óptico, y con ese espíritu profesional que implica tratar de atender atentamente al desarrollo de la comunicación por parte del responsable de la firma, tratando de separar el polvo de la paja y de valorar lo que de nuevo, positivo, y diferenciador pueda ofrecer ese producto –que lo tiene, pues parece un producto muy cuidado y de altas prestaciones– y se encuentra con ciertas sorpresas…

La pequeña sala alquilada en lujoso hotel céntrico está abarrotada de personas al parecer interesadas, probablemente fotógrafos profesionales en su mayoría, con contados medios de comunicación entre ellos. Ya desde el comienzo de la presentación se invita a los asistentes a intervenir con preguntas en cualquier momento de la misma.

Entre las virtudes destacadas del nuevo dispositivo figura la transmisión vía Bluetooth de una previsualización hacia un "PDA" estándar. Esa previsualización debe servir, entre otras cosas, para evaluar el foco. Cuando finaliza esa parte de la presentación el ponente se interesa por si existe alguna pregunta el respecto… Levanto mi mano y me intereso por mi parte, acerca de la resolución de esa imagen sobre el PDA y el peso en Mb de la misma. Gesto de extrañeza del ponente, responsable del producto para "Europa, Oriente Medio y Asia", que no solo no lo sabe sino que no le parece relevante…
Vaya… pues si entre otras cosas debe servir para comprobar el foco…

La cosa se complica, cuando, tras poner repetido énfasis en las ventajas del ratio de formato del CCD DALSA (4:3) y hacer varias demostraciones mediante una Mamiya 645 AF, observo que, finalmente, se obvia el aspecto del "factor multiplicador de la focal" y decido preguntar acerca de ello.
La razón no es otra que los dos modelos de chasis presentados, en resoluciones de 17 Mp y 22 Mp, obedecen a unos tamaños de 43,2 x 31,7 mm y 48 x 36 mm respectivamente, distintos, evidentemente del formato real correspondiente al "6 x 4,5", que es, en su variante más normalizada, de 55 x 43,5 mm efectivos. Puesto que no encuentro el dato del factor en la documentación escrita suministrada no deseo quedarme sin escuchar la opinión del presentador…
Claro que pienso que no debe tener mucho interés en expresarla pues de lo contrario ya lo habría hecho, y me puede "salir por peteneras" aunque sea en inglés (lenguaje en el que se expresa, asistido por traductor), al poder emplearse el chasis sobre distintos modelos de cámara, y por ello decido realizar la pregunta de forma muy concreta: "sobre esa configuración que están Ustedes empleando, con el chasis modelo Aptus 22 y la Mamiya 645 AF, ¿cual es el factor de multiplicación de la focal?

Nueva cara de escéptico asombro, y ni el traductor (de la empresa) ni el ponente parecen entender la pregunta… y por tanto la repito de otra forma: "por poner un ejemplo, sobre ese chasis y sobre esa cámara, mi angular de 45 mm para esa Mamiya, ¿en qué focal equivalente se transforma"?
Ahora, si hay reacción. Otro miembro del equipo trata de convencerme de que el tamaño es el mismo (que el de un 6 x 4,5) y que gracias al formato 4:3… no hay variación.
Y entonces, al no darme por satisfecho, salta el espontáneo, no contento al parecer, con el trabajo de la cuadrilla, :

En la fila de delante, una de las personas del público asistente, "salta al ruedo" y me argumenta y "corrige", que "todo dependerá del formato de la cámara, porque, claro, si se trata de una cámara de 6 x 6"… etc. etc.
Comete dos imprudencias. La primera, no escuchar o entender la pregunta realizada, y la segunda intervenir cuando nadie le ha preguntado.
Lo mejor de todo viene cuando le indico que su corrección no es válida pues yo he expresado con toda precisión mi pregunta y…
Ahora su "mosqueo" es grande y pasa prácticamente al insulto…
Curioso. Ya teníamos conversos, pero ¡ahora tenemos también espontáneos!

¿El final? A falta de calculadora, me quedo con las ganas de conocer "in situ" el factor multiplicador, que existe, pero no así una vez llegado "a base".
No hay más que calcular la diagonal de los respectivos formatos:

Para el 6 x 4,5 cm (5,5 x 43,5 reales): 70 mm
Para el captador de 43,2 x 31,7 mm: 53,58 mm
Para el captador de 48 x 36 mm: 60 mm

Dividiendo una diagonal por otra, conseguimos el factor aproximado…

Por tanto, el dichoso, molesto, inconveniente, indiscreto pero real e ineludible factor, es de un nada despreciable 1,3 x para el modelo "17" y de un más discreto, pero muy real 1,166 para el modelo "22".

Dicho de otra forma: mi objetivo angular de 45 mm pasaría a equivaler a un poco interesante "angular" de 58,5 mm, o un 52,47 mm para el mejor de los casos. Pero me costó bastante dinero, en su momento pagar la diferencia entre el 45 mm y el 50 mm… pues ambas opciones estaban disponibles.
¿Real? Absolutamente. ¿Despreciable? En absoluto. Buena prueba de ello debería ser que en una de las cámaras empleadas para la demostración el visor está dotado de una mascarilla de corrección… ¡para compensar el efecto del factor multiplicador!

Mi opinión
Existen fotógrafos que estaríamos interesados en emplear esos excelentes chasis o respaldos digitales aprovechando al máximo las posibilidades de nuestros angulares.

Los responsables de las presentaciones deben conocer la realidad de sus productos y ser honrados en las respuestas ante una pregunta realizada con precisión.

Y a los espontáneos, debe llevárselos la Guardia Civil o la Policía Nacional.

Actualizar Blog

10.5.05

Epson UltraChrome K3


Epson presenta su nuevo concepto UltraChrome K3, un sistema de chorro de tinta basado en tintas pigmentadas de "3 + 2 " colores y tres "K" de blacK, esto es, con tres tonalidades de gris que van del negro profundo al gris claro. El sistema, que emplea, como ya es clásico en las impresoras más avanzadas, tonalidades claras de magenta y cían, además del trío amarillo, magenta y cían de densidad convencional, comprende nuevas impresoras, y sobre todo, un nuevo software. Para conocer más acerca de la anunciada alta permanencia y calidad de las copias en blanco y negro que pueda ofrecer esta nueva propuesta de Epson, pienso que vale la pena seguir el enlace …


Epson UltraChrome K3

Pues contiene información más amplia –y sobre todo, más precisa– actualizada a 11/05/05

5.5.05

La frase de Antonio M. Pérez, de Kodak

De una entrevista realizada a Antonio M. Pérez, presidente actual (desde 02/04/03) de la Eastman Kodak Company, por la revista especializada alemana PHOTOPRESSE, en su numero 16-2005 (mayo), extraigo la siguiente frase, traducida del alemán con la máxima fidelidad posible:

"Pero la película sigue aportando todavía buenas beneficios, ganancias que aprovechamos para desarrollar nuestro negocio en digital. Pero no invertimos aquí (en el ámbito de la película) nada más allá de lo necesario para mantener ese área de negocio simplemente en marcha".

¿Que os parece la frase y lo que expresa?