Translate

24.5.08

El tamaño... ¿importa?


© Emilia Valencia

Recientemente se ha fallado el concurso de fotografía “Purificación García”, un certamen que –unos días antes del cierre del plazo de inscripción– bloquea, por exceso de trabajo– los laboratorios profesionales del área de Madrid.



Son muchas las consultas que recibo en días anteriores, normalmente por parte de amigos y sobre todo alumnos de aquellas escuelas en las que doy mis charlas.

Al margen de consejos prácticos varios que tengo el atrevimiento de dar, entre los que figuran algunas dudas, quizá no fundadas, acerca del visionado
por parte del jurado de la obra en su tamaño definitivo de todas y cada una de las obras presentadas, la duda que se plantea con más frecuencia por parte de los que están pensando en participar se refiere al tamaño de la obra a presentar.

Desde hace tiempo soy de la opinión de que, hoy en día, la fotografía “artística de consumo”, se valora en gran parte por su valor “ornamental”, y por tanto, también –en gran parte– a través de su tamaño. Les comento, por tanto, que para ese concurso, si no disponen de presupuesto adecuado para elaborar una obra a gran tamaño tienen pocas posibilidades de éxito, al margen de la valía de la imagen en si.

Como es sabido, en el concurso más arriba citado, se otorgan tres premios, al tiempo que se seleccionan una serie de obras para la exposición.

Para esta edición, he comprobado las medidas de las obras correspondientes a los tres primeros premios:

1º) 146 x 234 cm (34.164 cm2)
2º) 140 x 190 cm (26.600 cm2)
3º) 128 x 148 cm (18.994 cm2)
4º*) 90 x 130 cm (11.700 cm2)

* Mención Especial

Esta observación, de un hecho quizá casual, no supone demérito hacia los ganadores –uno de ellos una persona que en cierta forma me es próxima– ni tampoco hacia la labor del jurado, posición en la que en ocasiones, para otros certámenes me encuentro.

Pero si que me hace reflexionar, una vez más, sobre el tamaño de las fotografías comercializables como arte hoy, como posible factor de influencia en su apreciación por parte de jurados, clientes, galeristas y compradores.


22.5.08

Leica, Andreas Kaufmann y el futuro





















"To get a solution, beam me up Dr....."
© Valentin Sama

Leica ha anunciado hace pocas horas, la comercialización de una edición especial de su famoso Leica M Noctilux 50 mm f/1,0, o quizá mejor dicho: de las 100 últimas unidades de este objetivo ultraluminoso antes de cesar en su producción.

A raíz de ello, y cara a la Photokina, hemos releído la entrevista que recientemente concedió a Jason Schneider, de la revista Popular Photography Andreas Kaufmann CEO de Leica Camera AG.
Esta entrevista se produce tras haber sido cesado el Sr. Lee, tras algo menos de año y medio de al parecer no muy apreciada gestión.

A las incisivas preguntas de Jason Schneider, tenemos la sensación de que el Sr. Kaufmann –virtual propietario de Leica Camera AG– contesta con total sinceridad, “contándolo todo” y sin embargo, sin desvelar nada en lo que se refiere a los planes de la compañía cara a la próxima Photokina de otoño de este mismo año y al año 2009.
Es muy probable, que cuando asistamos a esa Photokina, si examinamos de nuevo el contenido de esa entrevista, todo encaje en su sitio con “claridad Summilux”.

Os invito a leer esa entrevista, y me tomo la libertad de, a la vista de ella, extraer las conclusiones claras por un lado, y alguna mera suposición por otro. Sería interesante conocer vuestras opiniones.

• Andreas Kaufmann no considera por el momento la utilización de un CMOS para la Leica M8

• Andreas Kaufmann, entre signos de exclamación da entender que habrá más objetivos ultraluminosos para Leica M (¡”And there will be more to come”!)

• Andreas Kaufmann, deja entrever, que no será una opción viable sustituir a petición de los poseedores de las M8 el captor, suponiendo que se produjese mejoras en ese sentido. Por mi parte no puedo sino coincidir con esa idea, un “sueño” de algunos usuarios de cámaras digitales que probablemente ignoran la complejidad de los dispositivos asociados al sensor.

• Inequívocamente, Andreas Kaufmann afirma que a finales de este verano se anunciarán “very exciting things” a presentar en la citada Photokina, en el sentido de una ampliación de la línea de objetivos para las Leica M (de telémetro). Da a entender –si se lee “entre líneas”– que se ampliarán, por un lado la línea “económica” (¿Summarit?) y también la oferta de angulares y objetivos luminosos...
Parece poco "Leica-like", que la firme retire el Noctilux 50 mm f/1,0 en este contexto de afirmaciones, salvo que el Sr. Kaufmann conozca cosas que el resto de los mortales no conozcan, lo que de resultas de la lectura de la enrevista a la que nos referimos, parece evidente y es lógico, dado su carácter de "CEO" de la compañía.

Al final del párrafo más arriba citado, añade: ....”y mostraremos algo significativo para el sistema M en Photokina, no solamente objetivos”.
No creemos, por tanto, que se trate de un juego de parasoles, y lo único que nos queda es... una cámara. Puesto que al principio de la entrevista deja caer que no tiene sentido para la firma en este mismo momento entrar en un CCD o CMOS de 24 x 36 mm.... no parece que esa cámara vaya a ser la rumoreada “M9” en 24 x 36 mm.

• Bajo otra pregunta de Jason Schneider, Andreas Kaufmann indica que “no puede decir nada hasta Julio, pero que están investigando seriamente la producción de una o más cámaras SLR digitales posiblemente en un formato distinto del Cuatro Tercios”...
Que cada uno saque sus propias conclusiones, sobre todo teniendo en cuenta que Andreas Kaufmann indica acto seguido ....”sabemos que el mercado desea objetivos autofoco”...
Una SLR digital, autofoco, en formato APS-C u otro distinto podría estar muy próxima a ser anunciada.

• Más adelante, Andreas Kaufmann comenta ....”es posible que Ustedes puedan ver algunos interesantes (“exciting”) nuevos desarrollos en cámaras compactas para finales del 2009 que reflejen la tradición Leica. Siento no poder comunicar nada más en este momento”.
¿Será la rumoreada “Leica CL Digital? ¿Quizá una Leica compacta con un captor de mayor tamaño del habitual, un “APS-C”? La imaginación es libre.

• Finalmente, en la comentada entrevista, Andreas Kaufmann indica que se están gastando 30 millones de euros en investigación y desarrollo (90 personas en ese departamento) ...”un montón de dinero para una Compañía de tamaño medio”... y que en los próximos años ...”van a trabajar en desarrollar productos de alta resolución para el mercado profesional de la imagen, y están redescubriendo unas pocas categorías tradicionales de productos en las Leica fue famosa en otros tiempos”....

La cabeza me humea, pues como he comentado al principio, estoy convencido de que en esa entrevista existen un montón de claves que solo “encajarán”, bien a finales de Julio, bien al visitar el estand Leica en Photokina. Una visita sin duda, muy interesante, pues parece ser que Leica tiene previsto sorprendernos a lo largo de lo que queda de 2008, y en el futuro 2009 y en ...


3.5.08

Analógico y Digital



Hace muy pocos días impartí mi primera clase a un nuevo grupo de las clases del Master o “Magíster” de EFTI.
Aparte de pasar por el habitual revuelo de mariposas en el estómago que supone iniciar la comunicación con un grupo de personas que hasta el momento te eran desconocidas, algo que ocurre a pesar de la veteranía, tuve la grata experiencia de redescubrir –una vez más– que el nuevo grupo era distinto a todos los anteriores.

A mi pregunta habitual, con respuesta a mano alzada, acerca de cuántos de entre ellos empleaban cámaras digitales, obtuve un 100% de “afirmaciones”.
La sorpresa y “desviación de la muestra” vino de la contestación a la pregunta acerca de “cuántos de entre ellos” empleaban material analógico o fotoquímico: ¡el 85%!

No me quedó más remedio que refinar la pregunta cuestionando acto seguido acerca de si ese 85% de personas fotografiaba con película en color negativo, diapositiva en color o negativo en blanco y negro.
Y la respuesta fue que la totalidad (ese 100% del 85%) lo hacía exclusivamente “en plata final”, en negativo en blanco y negro.
Y lo veían como de una lógica aplastante, que en parte lo es.

Inquiridos acerca de si pertenecían a ese pequeño grupo de integristas que consideran que mezclar sistemas analógicos y digitales (escanear, y copiar, por ejemplo) es anatema, la contestación fue unánime: ¿que razón existe para no utilizar todas las herramientas que se nos ponen en nuestras manos?

Fue un buen comienzo. Creo que tengo un nuevo gran grupo ante mi.
Y el transcurso de la primera charla, con numerosas preguntas, aportaciones, comentarios petición de aclaraciones así me lo hace intuir.
Al terminar, más allá de las 22 horas, mi paso por las calles de un Madrid que ya estaba “de puente”, era más ligero. Y quiero creer que mi mirada, algo más brillante. Falta me hacía.

2.5.08

Llamando a Klaatu

Cuando no resulta fácil concentrarse, ¿debe uno permanecer en silencio?
Quizá si, pero el Blog espera y es posible que una forma de retomar el rumbo sea volcar las ideas sueltas que se entremezclan entre las neuronas supervivientes... Algunas de esas ideas pasan fugazmente en blanco y negro, en los milisegundos que transcurren entre el dormir y el despertar, y si bien su relevancia puede ser dudosa, su pasar deja huella.

He enviado una señal cifrada a Klaatu en petición de ayuda, y mientras espero una eventual respuesta, aporto aquí algunos de los volcados extraídos del papel continuo de la vieja impresora de agujas que se puso en marcha de forma inesperada, tras años de inactividad en esta suerte de Nostromo.
Si: de esa impresora que cuando opera con su vaivén, es el equivalente del NAPALM: si bien no huele, si que suena a victoria...

Lo último en los culebrones de firmware viene de las recientes actualizaciones de Nikon para su D3 por un lado y de Canon para sus 1D Mark III y 1Ds Mark III.

Sin entrar en grandes pormenores, ya es sabido que la actualización del “firm” de la D3, que debía introducir interesantes mejoras al tiempo que solucionaba algún que otro pequeño “bug” de menor importancia, provocó en las cámaras de los que lo instalaron, “bugs” mucho más graves que las mejoras introducidas.
Parte del problema radica en que –al diferencia de las actualizaciones de ACR– las actualizaciones de “firm” eliminan sin posibilidad de recuperación el “firm” anterior...
Nikon tuvo que colgar en su Web a toda prisa el “firm” antiguo, para que los sufridos usuarios pudiesen volver a reinstalarlo. Una bonita faena que nos hace pensar... “en qué están pensando” los “algoritmeadores” que cuelgan semejante engendro sin probarlo a fondo con anterioridad.
Pero, al fin y al cabo, por lo menos, las cláusulas de actualización de Nikon no son tan abusivas como las de Canon, que ya son famosas por “encasquetar” a los sufridos usuarios toda la responsabilidad de la actualización, aunque se trate de algo que solucione o trate de solucionar fallos graves de funcionamiento de modelos concretos de sus cámaras.

La realidad es que uno, como usuario, debería plantearse seriamente si actualizar o no el firmware de su cámara tan pronto se ofrecen, pues las consecuencias pueden ser –como se ha demostrado– nefastas. Esperar unos días y revisar los foros específicos podría ser aconsejable.
Y no solo en cuestión de cámaras, sino también de aplicaciones informáticas. En más de una ocasión, actualizar alguna de esas aplicaciones ha supuesto –en casos bien documentados– pérdida de compatibilidad con archivos flash y otros “bugs” notables.
Como de costumbre, si te pones en contacto con el “soporte técnico”, nadie sabe nada.

En otros casos, las actualizaciones de firmware suponen, bien mejoras sobre el funcionamiento en base al feedback recibido por los usuarios, bien aportación de compatibilidad con “hardware” (cámaras, objetivos y flashes) debido a posibles evoluciones de los mismos.

Un caso reciente, es la posibilidad que se ofrece, mediante una actualización de “firm”, de que objetivos “anteriores” de Olympus y Leica D (Panasonic) para el sistema Cuatro Tercios, puedan realizar el “Contrast AF” o enfoque por contraste, tanto sobre la L-10 de Panasonic como sobre la Olympus E-420 y quizá algún futuro modelo que puedan presentar ambas firmas.
En este sentido, ya no llama la atención, pero si se puede observar, con una cierta ironía, que Phil Askey, de DPReview/Amazon vea como un serio problema que para actualizar un objetivo Olympus para compatibilizarlo con una cámara Panasonic sea necesario hacerlo.... sobre una cámara Panasonic (y a la inversa, objetivo Leica D Panasonic sobre cámara Olympus), y no se haga eco proporcional de la importancia de los fallos recientes de los “firm” de Canon y Nikon.

Ello no significa que algunos usuarios de Olympus estén enteramente satisfechos de que –al menos por el momento– “no se pueda” disponer de una actualización de firmware que permita hacer “Contrast AF” con su flamante E3.
No es menos cierto que el usuario objetivo de una Olympus E-420 o una Panasonic L10 es diferente del de una E3, y quizá esa función no se considere “propia”, pero personalmente soy uno de los que piensan (quizá erróneamente) que no les resulta convincente el argumento de que “no se puede hacer” vía actualización de firmware. Y si es cierto que no se puede... es un fallo.
Afortunadamente ya se aportó la opción de disponer de estabilización para los objetivos OM...

Y dentro de este revoltijo de ideas, y ya que estamos con Olympus, de recientes declaraciones de altos responsables de la firma, podemos deducir que ya se está trabajando, y de firme, en un modelo superior a la E-3 y que “se tardará menos” en tenerla lista comparativamente a lo ocurrido con la E-3.
Mientras tanto, corren los rumores de un nuevo zoom angular “ligero, compacto y relativamente económico” en la gama de los 8-18 mm (equivalente a 16-36 mm), así como de un macro de 100 mm (equiv. a 200 mm) y de algún que otro cuerpo de gama media.
Con un poco de suerte veremos algo antes de Photokina y el resto para Photokina.

Seguiremos esperando un despacho de Klaatu. Mientras tanto, el silencio se nos hace clamoroso.