30.4.09

Va de premios

Mi colega Iker Moran, de “Quesabesde”, escribe en su reciente blog personal “hastaLOSMEGAPÍXELES”, un interesante e imprescindible post titulado “El cachondeo de los TIPA”, cuya lectura y análisis recomiendo.

Reconozco que, en los días pasados, he experimentado una sensación muy parecida a la que cita al comentar: ”Pero luego, al recibir el quinto mail de una compañía marcando paquete por haber ganado tal o cual categoría es imposible contener las ganas de saltar a la yugular"

En mi caso, al recibir esos mail, mientras me contenía en expresar mi opinión hacia los remitentes, simplemente no contestándolos, pensaba para mí mismo algo así como:
¿Serán capaces de entender el por qué de que no les contestemos ni publiquemos nada acerca de esas notas de prensa?
¿Sabrán estas Compañías que para los conocedores del tema, esos premios no son precisamente un prestigio, y que a la larga, les pueden perjudicar?
Porque todo lo que comenta Iker en su post es cierto. Y más.

El mecanismo, que por cuestiones profesionales conozco a fondo, es tal, que recuerdo que en una ocasión, un alto responsable de una compañía me comentó, mientras rodábamos por las calles de Barcelona, algo en la línea de …”no nos importa mucho el premio que nos den, siempre que nos den alguno cada año. Sabemos que si este año pagamos el canon por el que "nos toque", por ejemplo del de una compacta, el próximo será el de otro producto”…

Ya Iker cita en su post temas tales como el que se conceda un premio a un producto que todavía no está en el mercado, y del cual no pueden ser conocidas posibles bondades o fallos, pero es que la pauta es que se conceden premios a productos que desde luego no han llegado a pasar por las manos de la mayoría de los “expertos” miembros de la TIPA. Y en todo caso, una gran parte de los respetables miembros de esas publicaciones no tienen, bien medios, bien capacitación profesional para evaluar los productos. Tampoco hay tiempo, en los plazos entre disponibilidad de producto y fecha de concesión de los premios, de contar con experiencia profesional externa adecuada.

Al anecdotario de Iker referido al objetivo Sigma 18-250 mm –que no es el primer caso en ese sentido– se suman otras muchas, como el patinazo de dar un premio a un producto obsoleto, o el de que una compañía pida que se le “cambie el premio” a otro producto para el que tiene más interés. Por no citar el de una cámara premiada que sufre de frecuentes fallos de firmware…..

Al margen de todas estas cosas, lo que resulta un poco patético y hace “transparente” el trasfondo crematístico de la cuestión es la forma en cómo “se crea” un premio “para cada cosa”, hasta 40 categorías de una enorme especificidad.

En fin....




18.4.09

Fotógrafos y Artistas: cuatro años después

En el suplemento de El País, Babelia 908, se publica hoy, entre otros, en un "Extra" dedicado a la Fotografía, un interesante artículo firmado por Isabel Lafont.
Se titula “La fotografía, una moneda estable”, y, con motivo de la primera edición de MadridFoto y la del año en curso para PhotoEspaña, escribe acerca de la presencia de la obra fotográfica en las colecciones.

La verdad es que el artículo de Isabel Lafont me ha parecido bien ajustado a la página que se le concede en Babelia y muy didáctico para aquellas personas que no conozcan los entresijos de la fotografía de autor en particular y la coleccionable en general. Un artículo casi "de manual".
Quizá algunos aspectos históricos se ignoran (ya en 1955 Steichen llevó la magna "The Family of Man" al MOMA), otros técnicos se obvian y determinados términos se podrían afinar, pero –siempre en mi opinión– no resultaría fácil hacerlo mejor en ese espacio concreto y con las premisas apuntadas.
Además, ha sabido consultar a algunas personas con buen criterio y bien posicionadas en el Sector, lo que aporta un valor añadido.

Pero al margen de lo dicho, me llama la atención un párrafo final atribuido a Giulietta Speranza, directora artistica de MadridFoto, cuando apunta a un factor adicional a la hora de valorar la calidad de una “impresión” (copia, o positivo): “En este sentido, hay que distinguir entre los fotógrafos-fotógrafos y los artistas que utilizan la fotografía como medio artístico. Los primeros saben cuidar más las copias, son más artesanos. En cuento a los segundos, hay que tener en cuenta que a lo mejor no buscan esa calidad porque artísticamente no les interesa. A veces quieren incluso una mala calidad porque buscan otros valores”. Explica.

Siempre hay que ser cauto a la hora de evaluar declaraciones aisladas en el contexto de una conversación, sin el lenguaje gestual que las pueda matizar. Una sonrisa partida, puede representar una gran diferencia.

Como la que esgrimo yo en este momento.

Al margen de lo que ya comenté, en mi post “Fotógrafos y Artistas”, ahora justamente hace cuatro años, parece ser que si eres un “artista”, puedes trabajar chapuceramente en un medio que no dominas, y ello no solo está justificado sino “buscado”…. vaya, vaya.
O sea, que un gran fotógrafo, puede –por poner solo un ejemplo– bien agarrar un cincel y un martillo y hacer un bodrio de escultura por falta de oficio, o bien pintar un desastre de óleo por causa equivalente, y eso “vale”.
¿O el recorrido es solo en el sentido “artista a fotografía” y no en otro?
Yo, a lo largo de los años, ya he conocido a más de una persona que se consideraba artista y despreciaba la técnica, el oficio de las cosas bien hechas, aunque sus obras, relativamente válidas, se hubiesen beneficiado de ello, sin perder un ápice de frescura. Pero la vanidad, con unas gotas de prepotencia y un “golpe” de osadía hacen a veces cócteles potentes.

Señores y señoras, a cada cual lo suyo. El oficio de hacer las cosas bien es recomendable dominarlo si se quiere entrar en los territorios. Otra cosa es que los artistas de una u otra especialidad quieran hacer gracietas con otro medio. Si son famosos, probablemente todo estará permitido… ¿o no?

Y conste que lo que pongo en discusión es un tema ya conocido, no el contenido del artículo ni la manifestación atribuida a Giulietta Speranza. En el fondo, con el gesto adecuado, podría estar siendo cortés y comprensiva hacia la obra defectuosa con la que a veces hay que lidiar en el ámbito del coleccionismo, por cuestión de la valoración en el mercado.

Pero en todo caso, ahora ya, de forma parecida al jamón-jamón, tenemos "fotógrafos-fotógrafos". En el fondo me gusta "lo de " Giulietta.
Gracias Giulietta: hoy, más que nunca, me siento –felízmente– fotógrafo-fotógrafo.




14.4.09

El "desafío": la réflex digital más vendida de año.



Ya está aquí la nueva Nikon D5000, una cámara para el mercado de
aficionado. Con un captor de 12,3 megapíxeles, y –novedad en Nikon para sus SLR– un monitor posterior orientable.

Parece lógico –olvidando momentáneamente otras marcas– que pronto se
establecerán comparaciones entre “la última Nikon”, esta D5000 anunciada hoy, y “la última Canon”, la EOS 500D, y ello por haber sido presentadas en un entorno de tan solo poco más de dos semanas, además de pertenecer a la misma categoría o segmento.

Para comenzar, no voy a entrar en grandes detalles, pues ya están
publicados en sendos artículos en DSLR Magazine y en otros medios, más allá de que una incorpora un captor de 12,3 megapíxeles frente a los 15,1 de la otra, o que la pantalla de ésta no es orientable pero es de mayor resolución.....
Simplemente expresar algunas ideas que me pasan por la cabeza al hilo de las presentaciones de producto.

Cada firma tiene su estilo, y uno, a nivel de informador, ya se conoce de antemano más o menos lo que puede esperarse en cada presentación, si bien queda un cierto espacio para las sorpresas, la evolución o la involución.







Me resulta interesante el desafío que se lanzó por parte del introductor de la EOS 500D, Julián García, durante el acto de presentación de ese nuevo modelo en España (arriba), al afirmar que la EOS 500D “sería el modelo más vendido en el mundo (dentro de su categoría) en el año siguiente”. Un poco más avanzada la presentación, extendió ese desafío a los dos años siguientes: la EOS 500D sería la cámara más vendida de su categoría durante los dos próximos años.

Claro que eso puede ser lo llaman los anglosajones “wishful thinking”, un ejercicio cuando menos lícito.

Diecinueve días después, no a través de introductor alguno, sino a la
de su simple irrupción en el mercado, la nueva Nikon D5000 probablemente aspirará a ser “la SLR digital más vendida en el año o en los dos años siguientes dentro de su categoría”. Al menos en las mentes de sus creadores. Con permiso de las cámaras de Olympus y de otros fabricantes dentro de su categoría.

Soy de la opinión, de que, primero dentro de un año y luego de dos, deberíamos acordarnos de comprobar –como sano ejercicio deportivo– primero los resultados de la pugna entre estos dos modelos, con una segunda mirada a los de la competencia. En algunas carreras de atletismo de larga distancia no siempre los que van en cabeza parte de la carrera la ganan.

Claro que si debemos fiarnos de los datos que –generalmente a través de prolijos gráficos– nos ofrecen las firmas interesadas, como se suele decir hoy día... “lo tenemos claro”.
Pero hay más cosas.



Canon EOS 500D: gran pantalla de alta resolución: poco
compatible mecánicamente con la idea de ser orientable









Nikon D5000: la primera SLR digital de la firma con pantalla orientable








Ambas cámaras comentadas hasta ahora incluyen la novedad –en el mundo réflex– de grabación de vídeo. La EOS 500D ofrece o adolece, según se prefiera, de mayor densidad de píxeles, y la ventaja de mayor tamaño y resolución de pantalla. Con la clara ventaja por parte de la Nikon 5000D de su pantalla orientable.

Por su parte, modelos de Olympus que puedan competir en precio con los dos anteriores, ofrecerán un sistema de prevención contra el polvo más eficaz, pantalla orientable, y quizá estabilización en el cuerpo, con todos los objetivos. Sin grabación de vídeo.






Por poner solo un ejemplo, la nueva Olympus E-620 ofrece pantalla orientable, estabilización en el cuerpo, “Filtros creativos” y botoneras iluminadas, con un captor de 12 megapíxeles. Sus precios oficiales son de 700 € para el cuerpo y de 800 € para el kit básico, frente a los precios oficiales de la nueva punta de lanza de Canon, que son de 769 € para el cuerpo y de 899 € para el kit básico.

En breve, pienso que se podrán conocer los precios oficiales de la Nikon D5000, pues la presentación se ha producido, ahora mismo, a las 5h CET del d14 de abril. Los poco menos de 650 € al cambio a partir del precio en la divisa Yen, partiendo del primer precio desvelado en Japón parecen pocos....

Actualizado (7h 30):
Nikon D5000, precios aproximados:

Cuerpo solo: 750 €
En kit con el AF-S DX Nikkor 18-55 mm f/3,5-5,6G VR, estabilizado: 860 €
En kit con el AF-S DX Nikkor 18-55 mm f/3,5-5,6 ED II: 810 €




Otros contendientes, como Pentax y Sony ofrecen sus propios argumentos. Por ejemplo esos 429 € de precio oficial para un exclusivo kit Pentax Km White.




Y aunque es pronto para establecer competencia directa con modelos tales como los más arriba comentados, el Micro Cuatro Tercios ya está aquí, de la mano de Panasonic, y con una calidad de grabación de vídeo, en Full HD “del de verdad”, mucho mayor que la que puedan ofrecer los modelos SLR disponibles hasta la fecha. Al menos a través de la GH1. A un precio notablemente superior.
Cuestión de precisión de control sobre los objetivos, entre otras cuestiones. La nueva tecnología aplicable sobre el muy nuevo protocolo lo permite. La “antigua” de los objetivos disponibles en el mundo réflex convencional, no, desde luego, al 100%.




Esta imagen ha hecho pensar que puedan presentarse no una, sino dos cámaras Olympus para el protocolo Micro Cuatro Tercios. Personalmente, tengo mis dudas al respecto.

Y en este contexto y si no nos equivocamos, Olympus presentará una o dos Micro Cuatro Tercios para el 15 de junio aproximadamente. ¿Quizá con una muy buena capacidad de grabación de vídeo?

Hasta que punto ese aspecto se convierte en algo importante o no, está por ver. Desde la posición del punto de venta, es probable que si.

Finalmente

En un mercado que parece requerirá de una buen nivel de información cara a la adquisición de producto, la capacidad y atención de los expertos en los puntos de venta, la labor de los medios de comunicación independientes con experiencia y conocimiento de causa, la atención por parte de las firmas a escuelas, aficionados y profesionales, la eficacia del SAT, la publicidad bien dirigida, con campañas atractivas y en los medios adecuados, parece que puedan ser parte de los parámetros decisivos para conseguir que las cámaras, de un modelo o de otro sean –de verdad– las más vendidas en un período de tiempo asumible.


7.4.09

NDA´s y cánones de conducta

Tras una amable comunicación por parte de una firma del Sector Fotográfico, en la que se me propone el envío de un “NDA”, un “Non Disclosure Agreement”, o “Acuerdo de No Revelación”, cara a su posible aceptación, y tras ser aceptado y cumplimentado, recibo la información a la que hace referencia.

Se refiere a un producto o conjunto de productos que se presentarán en algo más de una semana, con fecha y hora exactas, lo que se viene en llamar, en esta nuestra profesión un “embargo” de información.

El sistema de puro sencillo no puede ser más lógico: disponer de la información con tiempo suficiente nos permite analizar la misma, redactar los textos con mayor coherencia, ajustar las imágenes a tamaños, buscar referencias anteriores, contrastar datos, maquetar y tener todo listo para su publicación estrictamente en la fecha y hora pactadas. Es bueno para el medio de comunicación, y bueno para la empresa responsable del producto. Limpio para la competencia.
Lógico.

Se trata de una práctica común de un sistema bien engrasado. Y desde luego, a ningún medio se le ocurriría filtrar la información anticipadamente, por la sencilla razón de que –aparte de violar el NDA– iría contra sus propios intereses como medio de comunicación. Además, hay una cosa que se llama ética....

Nunca, hasta ahora, se ha producido una filtración extemporánea a través de un medio de comunicación que haya firmado un NDA y se encuentre bajo embargo, pero si a través de las propias páginas web de las firmas, sus representantes, agencias de comunicación o de diseño. Casual o intencionadamente. De hecho se dice que ayer mismo se ha producido una posible filtración por uno de esos conductos.

La inmensa mayoría de las firmas con las que tratamos, emplean este método, probado y fiable. Parece que debiera ser lo civilizado.
La inmensa mayoría, con la notable excepción de Canon.

Existen indicios más que razonables de que Canon si que le ofrece esa información bajo esas condiciones a un medio en exclusiva. ¿Será porque ese medio pertenece a una gran tienda internacional online?

En todo caso, un curioso y discutible canon de conducta, tal como comenta en el interesante artículo "Factura de formato completo" mi colega Iker Morán, de Quesabesde.