Translate

18.7.13

El curioso caso del "medio" DPReview que monta una tienda, "GearShop", en la que solo se venderán productos que... ¿lo advinaron?

Aunque muchas personas –incluso profesionales del sector fotográfico– ignoraban que el popular “site” o sitio “DPReview” es propiedad de la tienda online Amazon –con todas las connotaciones que supone que un “medio” sea propiedad de una enorme tienda– ahora DPReview ha dado un paso más en despojarse de sus disfraces al lanzar “GearShop”.

En sus propias palabras:
“GearShop es una tienda especializada de carácter único que emplea las completas pruebas e investigación de DPReview para seleccionar y recomendar, cámaras, objetivos y accesorios. Diseñada por fotógrafos para fotógrafos, cada producto de la tienda ha sido aprobado para su inclusión (en la misma) por el staff editorial de DPReview”.

Entre las cláusulas de “compromiso” figura en primer lugar:
“Solamente venderemos (en GearShop) productos, probados recomendados por el staff editorial de DPReview y no rehuiremos hablarles (a los clientes) acerca de los puntos débiles de un producto  así como de los fuertes.”

Como es de esperar, siguen una suerte de afirmaciones en plan de “ponerse la venda antes de la herida” en relación a la total independencia entre el trabajo del staff y el de la tienda, algo que se contradice desde los propios principios fundacionales.
Inicialmente, la tienda de DPReview operará solo en U.S.A.





Sin entrar en muchos más detalles, puedo ofrecer mi opinión:
Desde hace años, los medios independientes especializados de todo el mundo y especialmente los españoles, venimos sufriendo la tiranía del poderío de DPReview, o más bien la megatienda Amazon, y ello a través del favoritismo inaceptable que le han brindado la casi totalidad de las firmas fotográficas. La lista de las que “no tragan” es muy, muy corta.

¿En qué forma se ejerce esa tiranía y ese favoritismo?
Muy sencillo: a la hora de liberar la información acerca de nuevos productos, que tradicionalmente, en aras de un “fair play” se hace en una hora y fecha determinada, esa mayoría de firmas no solo se la ofrecen con mucha anticipación a DPReview, sino que además le brindan el mismo producto presentado, para probar, muchas semanas antes.

El resultado es el que todo el mundo puede imaginar: mientras medios de todo el mundo tenemos que comenzar a elaborar sobre notas de prensa, cortar fotos, redactar, maquetar y subir a la web, DPReview/Amazon lo tiene –sistemáticamente– todo colgado... ¡y probado! desde el primer segundo de la liberación de la información.
Algo que desde siempre, ha tenido un nombre: competencia desleal.

Así lo hemos comunicado reiteradamente a las firmas, por activa y pasiva, por escrito y verbalmente, sin cansarnos... al menos hasta ahora.

Que el trato de favor se debiese a que tras DPReview está una enorme tienda a nivel mundial –Amazon– parece evidente, a pesar de la discreción con la que que DPReview llevaba el tema de sus propietarios reales.

El que ahora, DPReview, cree su propia tienda especializada para productos fotográficos en la que “solamente se venderán productos, probados recomendados por el staff editorial de DPReview” es un paso más en ese dislate.

De hecho, en GearShop se comenta: “Esta (GearShop) es también una iniciativa importante para DPReview porque nos permite recabar fondos para (pagar a) más “reviewers” de cámaras, más ingenieros e incluso una mejor DPReview en el futuro, sin recurrir a “advertorials” o anuncios intrusivos que odiamos tanto como ustedes”.

Desde siempre, ya desde aquellos tiempos en los que solo existían medios impresos, era considerado poco ético y malo para el sector, que las tiendas editasen sus propias revistas, que por casualidad llevaban publicidad pagada de aquellas marcas que deseaban vender sus productos en esas tiendas, y los tiempos, dieron la razón.

El paso dado ahora por DPReview tiene –en mi opinión– cosas buenas y cosas malas.
La buena es el que caigan caretas y de verdad se sepa que el que lee ese “medio” está en realidad consultando el boletín de una tienda. No es menos cierto, que –lamentablemente– tengo serias dudas del criterio del consumidor actual en ese sentido.
La mala, es que el poder de Amazon, DPReview y ahora GearShop sobre las firmas, a la hora de presionarles para conseguir un trato de favor, aumentará... si ello es posible.

14.7.13

Del esperpento de la F1 al de los "San Fermines", terminando con un toque a telefonía móvil y temas pilosos

Hoy doy un pequeño salto y hablo de tres o cuatro cosas aparentemente inconexas. Aparentemente.

La primera, la he dejado reposar un poco, y se refiere al esperpéntico espectáculo en que que se ha convertido la fórmula 1 o F1.
En su origen práctico, las competiciones de automovilismo servían y se entiende deben servir para que los fabricantes pongan a prueba y descubran soluciones que permitan mejorar los vehículos de calle en un plazo más o menos corto.

Así, los frenos de disco son al parecer una derivación de las 24 horas de Le Mans, antes de que lo políticamente correcto –que también contamina el automovilismo– impusiese unas chicanes en la larga recta de les Hunaudières, debido a que los coches iban “demasiado rápido” (hasta a 405 Km/h)... en una carrera.
Pero el espectáculo en que se ha convertido la F1 es ridículo y totalmente alejado de esa idea original.

Los bólidos de F1 se han convertido en juguetes de alta tecnología que no pueden rodar más de una pocas vueltas sin ser atendidos por un enjambre de servidores esclavos, las soluciones aerodinámicas que incorporan no solo son imposible de implementar en coches de calle si deben cumplir las normativas para caso de atropello causar las heridas mínimas, sino que convierten a los F1 en aviones de papel caso de fallar, y los neumáticos, ¡ay los neumáticos!...
Gomas que solo funcionan bien en una gama estrechísima de temperaturas.

Parece mentira (carrera de Silverstone) que los equipos de F1 no sepan lo que todo buen automovilista de calle debe saber de memoria:
1) Los neumáticos poco hinchados pueden reventar
2) Es tabú hacer girar en sentido contrario un neumático ya rodado
3) Cuidado con los bordillazos y hablamos de los pianos.

Vamos a ver Srs., cuando este deporte era un deporte de caballeros (Jim Clark, Graham Hill, etc.) y no el de unos niñatos maleducados, había normas claras: los pianos se podían pisar a la salida de las curvas, no a las entradas, y como solución un tanto de escape. Si se pisaban sistemáticamente los pianos, se podía ser excluido de la carrera.
¿Se mosquean los señoritos porque además de saltarse los dos primeros puntos se les estropean las gomas por abusar de los pianos?

Claro que además, alguno de ellos, cuando abandona su coche, lo deja en “neutral”, el equivalente a dejarlo sin freno de mano, y el bólido, majestuoso, cruza la pista hacia atrás en plena carrera.

No quiero seguir mucho –que podría– pero puedo terminar con dos detalles que me chirrían: uno es hacer gracietas mientras suena el himno nacional y el otro, rociar de espumoso a las azafatas. Mala educación y falta de respeto, institucional y personal.

Los que quieran discutir mi capacidad para hablar de automovilismo, están en su derecho, tanto como en el de consultar hemerotecas aragonesas de hace unos 45 años.

Y sigo... con los “San Fermines”
La montonera de hace unos días confirma algo interesante: al límite, los toros bravos y los cabestros demuestran ser más inteligentes y empáticos que los otros animales, los seres humanos. Una vez producido el atasco comparen el comportamiento de unos y otros. Para eso está ese vídeo tan interesante. Marca España.
Y es que hay una cierta relación entre la F1 y lo de los “San Fermines”: el asunto, por motivos comerciales se ha desvirtuado por completo. Parece claro que si se quieren mantener, hay que fijar un límite de personas en el recorrido. Digo personas, ya que “corredores” de verdad es otra cosa. Digamos cabezas de ganado humano.
Por cierto: ¿tienen seguro los que se exponen y exponen a los demás a esos riesgos?

Y hablando de fotografía...
Al parecer, hay un desfase importante entre el numero de cámaras fabricadas y el de cámaras vendidas, a nivel mundial. Ello augura venta por liquidación y retraimiento del consumidor a la hora de comprar cámaras nuevas en espera de esas rebajas, lo que realimenta el problema.
Las razones pueden ser muchas y para dilucidarlas están –suponemos– los especialistas en marketing y sus agencias.
Supongo que la situación económica no acompaña, desde luego, pero ya llevamos unos años –y los que quedan– y la pregunta sería si no está ocurriendo algo parecido a lo que comento en los dos temas anteriores: ¿no estarán los diseñadores y fabricantes de cámaras alejados de la realidad del consumidor?

La sensación que tengo, desde hace años, es que el desarrollo de nuevos modelos se basa más en la tecnología disponible por parte de los fabricantes de sensores que de las necesidades, anhelos e ilusiones de los que, bien gustan de la fotografía o trabajan en ella.

Otro día os hablo de la cuestión de esos teléfonos móviles que emplean al parecer “sistemas mágicos” para ofrecer calidades extremas con sensores microscópicos de más de 40 píxeles. No se si eso es lo peor o que la verborrea de esos fabricantes (que luego ruedan “las muestras” de estabilización mediante equipos profesionales DSLR de 24 x 36 mm) se contagie a algunos de los que escriben en los medios...


¿Y la cuarta "cosa"?
Esa vá de los políticos que ya avisaban de su falsedad a la hora de teñirse el pelo, de forma también un tanto esperpéntica ¡Que no os enteráis!
Lo dejo para otra ocasión.

5.7.13

Precio, valor y tendencias

Hablábamos, hace unos pocos días, tres personas afines al sector fotográfico acerca los más variados temas del oficio, y si bien el tiempo apremiaba, pues la reunión, aunque congenial, no dejaba de ser un encuentro de trabajo, saqué diversas conclusiones que como propias pueden ser muy equivocadas.


Las ofertas "usadas" más caras que las nuevas. Cosas veredes...

Curioso tema el de precio y valor: en Amazon, la cámara CSC Canon EOS-M, en kit con el objetivo 22 mm f/2 (equivalente a aprox. un 35 mm f/2), se vende a 299 $ y con el zoom 18-55 mm f/3,5-5,6 IS STM por 349 $. Estamos hablando de un aparato que tenía un PVPR del entorno de los 900 € en España en el momento de su introducción, ¡hace algo menos de un año!
Por cierto: B&H, de NY, tiene la misma oferta, casualidad, naturalmente.

Desde luego, las cámaras digitales, como inversión son una ruina, pero detrás, hay más cosas de las que parecen.
Por un lado, hemos oído decir que la popular tienda online –que por cierto es propietaria del conocido “medio” DP Review– utiliza un sistema que los importadores, distribuidores y tiendas consideran un tanto deshonesto: al parecer –no tenemos conocimiento de ello ni llegamos a entender muy bien el procedimiento– un sistema más o menos robotizado localiza en Internet, en las más diversas tiendas, el producto más barato de cada categoría –por ejemplo un flash, un objetivo independiente, etc.– y coloca una oferta muy por debajo del mínimo, aunque sea a pérdida...
Las consecuencias de bajada de precios en cadena hasta límites de la no rentabilidad sería preocupante.

Pero en el caso de la EOS-M en concreto y en el de otros casos similares, podría haber más razones.
Una de ellas el poco éxito que ha tenido en el mercado, pero otra, muy probablemente que esté próximo a presentarse un nuevo modelo que incorpore el novísimo sensor “Dual Pixel CMOS AF” montado en la no menos nueva EOS 70D y que haría que el AF de la EOS-M fuese algo más rápido. Probablemente una combinación de las dos cosas.

Relacionado con el tema de caída de precios, en el ámbito de los equipos fotográficos digitales es la señal más clara de que un nuevo modelo está a punto de ser anunciado.
Aparte de la EOS-M existe un indicador respecto a la GH-3 de Panasonic, que ha experimentado una reducción de unos 280$. ¿Qué estará a punto de ser anunciado? Parece raro que se presente tan pronto un producto que compita con ella aunque lejanamente, pues se trata de un modelo un tanto especial.

Actualizo: a los pocos minutos de postear, veo –a través de 4/3 Rumors– que hay una oferta de la "Panny" G5, con objetivo ¡por 349 €! Algo está al caer, parece claro. Tan claro como que comprar un modelo de cámara recién salido al mercado, salvo que queramos "tener lo último" parece lo más próximo a lo que los abuelos llamaban "tirar el dinero".

Por cierto que, cuando os hablo de precios, hablo de precios fuera de España y Europa. Aquí parecemos movernos “en otro planeta” y si no fuese por los aranceles proteccionistas  la cosa iba a echar humo.

Otro de los modelos "bajo señal" es la Olympus OM-D o EM-5. Aunque como modelo de éxito su precio se mantiene bastante estable, algo ha bajado. La razón podría estar en esa nueva cámara que han comenzado a llamar “E-M1” y que podría presentarse en agosto.

Recuerdo que cuando me preguntaron en “Oly” por mi opinión acerca de la nueva PEN E-P5 les comenté todo lo que me gustaba y lo que me gustaba menos, pero sobre todo que “yo veía a través de ella, en transparencia”, la nueva OM, una cámara con 1/8.000 de segundo de obturación y el nuevo visor de aproximadamente 2,4 Mpx. de resolución... y es lo que podría ser la supuesta “E-M1”.





Una PEN E-P5 y una OM-D © Albedo Media, S.L.

Se ha comenzado también hablar de una “OM-D” económica, pero no nos olvidemos de que está “pendiente” esa “Super OM” compatible con 4/3. Con la cantidad de nuevos sensores que comienzan a asomar la cabeza, todo es posible. Además... ¿qué le puedes quitar a una OM-D sin que compita con las PEN de gama más alta?
En mi opinión, una de las cosas que tendría que depurar Oly es la línea de PEN, con atención muy especial a prestaciones y precio, evitando solapamientos y reduciendo referencias.
Mi servicio de inteligencia me habla de dos nuevas Olys antes de fin de año, aunque una de ellas "por los pelos" dentro de ese plazo.

Por si caben dudas: en ningún caso lo escrito supone una recomendación de compra hacia la citada tienda online que solo cito como referencia de precios un tanto llamativos. Mis preferencias van 100% hacia los establecimientos locales.

Hay muchas más cosas, pero no hagamos este post muy largo, que va contra las normas de la web...

Nota: nunca juego con información embargada a la hora de escribir mis posts... Me parece un vicio feo jugar a los adivinos bajo esa condición Queda "guay" cuando "aciertas" pero... En fin...