Ir al contenido principal

Entradas

Fotografía e Inteligencia Artificial (IV)

Siempre nos hemos contado historias. Para los demás, pero también para nosotros. La vida misma, durante muchos años, fue una historia en la que nos integrábamos todos. Nacer, crecer y morir; estudiar, trabajar y jubilarse; casarse, tener descendencia, cuidar de ella y envejecer. La narrativa de la existencia estaba definida, transcurría cronológicamente y tenía un sentido. El río que nos arrastraba de modo irremediable porque el relato de la vida le aportaba significado a cada cosa que hacíamos.  La fotografía también está llena de historias. Se narran con el fin de explicarla y que sea comprensible; para entenderla y que podamos acceder a ella; con la esperanza de darle un valor y que sirva para algo. Cuando se inventó la fotografía el relato, más o menos era este: «Ahora podemos capturar la realidad de manera tan fiel que el resultado apenas se diferencia de ella.» Lógicamente, la pintura o la escultura recelaron del nuevo invento. Ambas llevaban siglos reproduciendo el mundo visible
Entradas recientes

El mejor maestro. Un relato de Fernando Puche

Todas las personas que habían estudiado con él afirmaban que era el mejor maestro. Nunca dijo si una foto era buena o mala. Nunca si estaba bien o mal iluminada, si estaba bien o mal compuesta, si estaba bien o mal enfocada. Nunca dijo si era fea o hermosa, anodina o interesante, superficial o profunda. Solo quería que cada estudiante crease la fotografía que deseaba hacer. «Confío en ti –decía–, confío en que esta imagen que me muestras refleje lo que tú sentías al hacerla.» Y cada estudiante marchaba de allí preguntándose si esa foto que había enseñado al maestro era la que realmente necesitaba hacer. La escuela cerró cuando todo el mundo supo qué buscaba con la fotografía. Y el maestro se dedicó a plantar un huerto y a mirar de noche las luces del cielo. Imagen: © Fernando Puche En esta serie: Bob Dylan y el Futuro. Un relato de Fernando Puche El blues de las fotos imperfectas. Un relato de Fernando Puche El machete. Un relato de Fernando Puche Los viejos fotógrafos. Un relato de Fe

Historia de una cámara. Un relato de Fernando Puche

Siempre se ha dicho que los nombres son importantes. Ponerle nombre a algo es darle vida, hacerlo visible, otorgarle la posibilidad de tener una historia. Los nombres significan mucho: significan tener derecho a que puedan nombrarte. Y cuando ese significado es menos obvio, al menos ofrecen una palabra a la que aferrarse, unas letras con un orden concreto, una voz que te seduce. Junto al nombre te regalan un lugar en el mundo. Cuando alguien pregunta por una cámara específica en una tienda, en realidad está pidiendo algo con lo que identificarse, un objeto con personalidad propia. El nombre de la cámara se pronuncia para hacer audible un objeto al que se le exige que haga magia. Porque la magia no depende solo de las habilidades de una persona, sino también de la confianza que se deposita sobre la propia herramienta. Es similar a la fe que ponemos sobre un dios al que otorgamos poderes supremos.   Cuando alguien pregunta por una cámara específica se está retratando, aunque en ese momen

Fotografía e Inteligencia Artificial (III). Un artículo de Fernando Puche

Bien, ya estamos en el siguiente nivel. Hemos llegado al próximo desafío y hemos dejado atrás eso de que la fotografía miente (¿acaso no mentía cuando se inventó?), las imágenes retocadas, las generadas en un ordenador o los premios a fotografías manipuladas e incluso recreadas a través de programas informáticos. Todo esto es presente, pero también pasado porque ya ha sucedido. Ahora nos enfrentamos a un nuevo reto y tendremos que volver a programar nuestras mentes. Lo mismo que lleva haciendo la humanidad desde el comienzo de los tiempos. © Valentín Sama Al margen de las implicaciones laborales, las dos preguntas básicas que nos hemos estado haciendo una y otra vez en estos dos últimos siglos son: qué es una fotografía y para qué sirve. La lista de definiciones y respuestas podría llenar con facilidad un libro entero. Testigo, documento, ilustración, arte, prueba, ficción, manifiesto, terapia, símbolo, sublimación, deseo… Todo esto, y más, ha sido la fotografía, y para todo ello, y má

Noventa años de formato 135

La película de doble perforación en 35 mm, un material originalmente para cinematografía, no siempre existió comercializada en chasis precargados tal como se encuentra ahora. De hecho en este 2024 podemos celebrar los 90 años de la creación, por parte de Kodak, del llamado «formato 135». No todos, y pensamos especialmente en los que llaman «carretes» a los dignos rollos de película, conocen que denominaciones de formato tales como el citado «135», o el popular «120» para formato medio, son propietarias de Kodak, que en su momento dominó el mercado de la película y por tanto se sentía libre de introducir formatos, presentaciones y denominaciones según su conveniencia. © Valentín Sama Desde 1913, en aras de mejor organización de inventarios y catálogos, la firma decidió asignar números a sus distinto

HARMAN Phoenix 200: posibles razones para un producto inmaduro

«Spoiler» , tal como se dice ahora, anticipándonos a las conclusiones… ¿Podrías vivir con una película en color de tan sólo 5 o 6 capas cuando lo mínimo habitual en películas normativas son entre 15 y 25? Pero, vayamos paso a paso: lo de «inmaduro» no lo digo yo, lo dicen los propios responsables de  HARMAN technology, y así, en su nota introductoria, nos indican: . ..«parte de la diversión de fotografiar con esta película consiste en, "esperar lo inesperado", y esta película proporciona justamente eso, desde sus negativos coloreados de forma única hasta el encuentro casual con anomalías [defectos] de emulsionado. ¡Refrena tus expectativas y disfruta de la experiencia!» Zuiko Auto-W 28 mm f/2 a f/2; Phoenix 200 a IE 160 © Valentín Sama (*) © Valentín Sama Adicionalmente, en el interior del embalaje podemos leer: ...«de hecho, esta es absolutamente la primera película en color fabricada enteramente, desde la emulsión al chasis, en la factoría de HARMAN, un hito importante y si