Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2004

Elogio de lo Mecánico

P arece evidente que el hombre es un animal que usa herramientas. No es el único animal que las usa, pues otros, considerados por él mismo más primitivos, también lo hacen, y por cierto no sin una clara dosis de elegancia. Pero dejando a un lado esas diferencias de nivel, lo que si parece claro es que existe otra gran diferencia, y es que –para bien o para mal– el hombre es un animal que ama las herramientas. Si asumimos esa realidad, todo puede llegar a entenderse, y hasta resulta probable que podamos encontrar justificación en comportamientos que de otra forma, podrían rayar en lo ridículo. L a mayor parte de las máquinas inventadas por el hombre sirven para algo, aunque no sea más que para entretener, que no es poco, pero uno de los factores que me parece más curioso es que al hombre llegue a fascinarle el cómo funciona esa máquina, el funcionamiento de su mecanismo, independientemente de que realice su función de forma más o menos eficiente. C omo hasta hace no mucho, la mayor p