23.6.11

Cuando los padres hablan... los niños deben callar


El Dr. Andreas Kaufmann, desde el podio de presentación © DSLR Magazine

Con motivo del encuentro en París, al que ha asistido DSLR Magazine, para la presentación del nuevo acuerdo de cooperación entre Leica y MAGNUM Photos, así como de la nueva Leica M9P y el también nuevo Leica Super-Elmar-M 21 mm f/3,4 ASPH., el Dr. Andreas Kaufmann, conocido y carismático presidente de Leica Camera AG y el Sr. Alfred Schopf, CEO de la compañía, han realizado unas declaraciones al popular y super-veterano medio “British Journal of Photography” y otros medios comparecientes.

En esas declaraciones, ambos han confirmado, con claridad meridiana, que “Leica desvelará un nuevo sistema de cámaras compactas (“EVIL”, o CSC o “Compact System Camera”) en la Photokina de 2012”.

“El objetivo de Leica es crear un nuevo mercado en el “Electronic Viewfinder, Interchangeable Lens segment” (EVIL)”.

En definitiva: lo que desde DSLR Magazine habíamos anunciado en febrero de 2011 a través de Twitter y después en el blog emparentado “Acerca de la Fotografía”, por lo cual Leica UK, se atrevió a publicar un desmentido en la revista Amateur Photographer.

Y uno no puede evitar recordar lo que se decía en los tiempos en que nosotros éramos niños: “cuando los padres hablan, los niños deben permanecer callados”.

Y ya que se saca el tema, podemos profundizar un poco más.

El Dr. Andreas Kaufmann, y el Sr. Alfred Schopf, CEO de la compañía, han comentado que su nueva cámara no seguirá protocolos preexistentes y que su desarrollo se tomará su tiempo, y –tal como se comenta más arriba– “se desvelará” en la Photokina de 2012.

En base a las informaciones de que disponemos, y siempre con permiso de Leica U.K., podemos opinar que, en el lenguaje de Leica, una cosa es “desvelar” y otra “estar disponible”.
Pensamos que en la Photokina de 2012, aunque lejana, no es fácil que se pueda comercializar la nueva cámara, que en el lenguaje interno de la firma es posible que se conozca como “la Leica CL del siglo XXI”.

Pero hay más: para ese nuevo modelo CSC, o sea, Cámara Compacta de Sistema, “mirrorless”, EVIL o como se prefiera, se contemplará la posibilidad de que sea, la prometida “solución Leica-R”, esto es, que los usuarios del antiguo sistema de objetivos para esas réflex monoculares, puedan llegar a utilizar esos objetivos sobre una CSC de Leica.

Ello, que más que probablemente sería mediante adaptador (lo que ya es posible en el Micro Cuatro Tercios) nos habla, de un tamaño de captor lo más grande posible pero sin entrar a competir de ninguna forma con los de las Leica M9, M9P o M8.2.
¿Lo más probable? Algo próximo, a un APS-C. Pero... ¡podría llegar a ser de 24 x 36 mm!

Pero en todo caso, eso no es el objetivo principal para Leica, sino entrar en el segmento “mirrorless”, con visor electrónico, como alternativa más barata al sistema M y al mismo tiempo, no quedarse atrás en ese a todas vistas potencialmente lucrativo mercado.