Translate

31.5.09

Demasiado

Y así, como quien no quiere la cosa, nos encontramos a las puertas de Junio.

Y no puedo evitar comenzar, en esta tarde de domingo con un par de comentarios “off topic”.
Si volcase todos los que se me ocurren, no se cual sería exactamente el efecto.
Uno de ellos, probablemente, es que habría que cambiar el título al blog, pues pasaría a ser de contenido político.
Otro, más que probablemente, que una parte importante de sus seguidores dejaría de… seguirlo.

De todas formas: lo del fútbol de las semanas pasadas, ha sido demasiado. No soy aficionado en demasía a ese espectáculo, pero si que me gustaba –sin entender demasiado– seguir los grandes partidos.

Pero el tratamiento informativo, en radio, televisión y diarios, no ha sido tal: ha sido una violación a domicilio. Por abuso de frecuencia, intensidad y reiteración.

Mi vaso comenzó a rebosar cuando en un programa no deportivo de la SER, sobre las 8h un locutor entonó lo que me pareció debía ser el himno del “Barcelona”.
Cuando comprobé que la primera noticia de “Informe Semanal” era “el asunto”, llegué a una conclusión y tomé una determinación: la primera ya la saben: este País no tiene solución. Ya lo había intuido cuando incluso “El País” comenzaba a colocar en primera página del diario los estomagantes asuntos principescos. Al publicar un especial de “la revista”, lo confirmó.
La decisión… ah esa…


Bueno, mejor hablemos de fotografía.

Estamos otra vez con PHE, pero esta vez en PHEO9. Resulta difícil, por no decir casi imposible cubrir todo lo que aporta ya este macro festival de la imagen, separar lo relevante de lo menos relevante.
Desde DSLR Magazine lo intentaremos, a sabiendas de que no es tarea fácil.

Lo que más me sigue llamando la atención –dentro de lo personal, e irrelevante– son aquellas galerías que durante el año “pasan” de fotografía y llegado PHE se colocan bajo su paraguas protector.
Pero es algo ya sabido.
Menos mal que hay otras que si que “se la juegan” todo el año.

En cuestión de “hardware”, interesante la nueva K-7 de Pentax, para los que quieran enterarse de que hay vida tras el “full frame” de 24 x 36 mm. Hay otros full frame, pero muchos no lo acaban de entender.

Y mientras tanto, el vídeo en las SLR digitales se extiende “a trancas y barrancas”, esto es, a trancazo de actualización de firmware –que en ocasiones anula funciones fundamentales de la cámara– al tiempo que la GH1 de Panasonic, al parecer sin esos problemas, ya comienza a estar disponible para su distribución.

La DP2 de Sigma ya está por aquí, silenciosamente. Las curvas MTF de su objetivo son bastante impresionantes. Es más que posible que un futuro algo lejano, no esté sola en su categoría.

Si ninguna otra firma lo evita, presentando algo notable antes, la cámara del verano del 2009 podría ser la Micro Cuatro Tercios que presentará Olympus al parecer el próximo día 15 de junio.

Al parecer será muy ligera, y escribirá probablemente una nueva página en la historia de la firma.
Habrá que interpretar la frase que hemos oído por esas ferias de Dios en el sentido de que “será muy Olympus”. O sea: original, con un toque de impertinencia. Un pelín irritante para la competencia quizá.

Tengo algunas pistas, más de una suposición y bastantes lucubraciones.
Pero puesto que se comenta que los hombres son los que más sufren de un cierto síndrome de depresión-cabreante los domingos por la tarde –incluso los que no sufren porque descienda a segunda “su” equipo, simplemente porque no lo tienen– pues esta vez, me las voy a guardar. Ni bola de metacrilato, ni fulgores azules, ni nada.
¡Hala!


6.5.09

¡Y dale con el "medio formato"!

Vaya.... ni el diario "EL País" se libra de referirse como "medio formato" a lo que es formato medio, al hablar de las cámaras Diana.
¡Que bárbaro! Profesionales, "flickeros", profesores y por lo tanto alumnos, entre otros, siguen traduciendo malamente del inglés "medium format" como "medio formato".....
Señores y Señoras: el "medio formato" o "half frame" es el de 18 x 24 mm, no los más "nobles" de 4 x 4, 6 x 6, 6 x 7, 6 x 9 y 6 x 4,5 cm, por citar los más populares.
Otro tanto con la manía de llamar "lente" a lo que es un objetivo y hablar de cristales cuando lo que tenemos entre manos es vidrio... aunque sea vidrio óptico.