Translate

12.10.05

“Soft”, “Hard”, “Firm”... o simplemente “Fungibleware”

La noticia no es nueva, y ya salió a los medios hace unos días, pero hacía falta un cierto grado de reflexión para digerir algo que se puede reflejar de forma sencilla: los CCD “se borran”.
Hasta ahora, estábamos acostumbrados ya a las actualizaciones de "firmware", para resolver problemas no detectados antes de la comercialización de los productos, y de hecho, Canon acaba de anunciar la enésima actualización para algunas de sus "Mark", pero lo de ahora es más grave.

Canon, Fujifilm, Konica-Minolta, Nikon, y Sony, no por ese orden, que es simplemente alfabético, emitían notas de aviso en el sentido de que, en cámaras que se habían fabricado hace unos dos años por término medio, los captadores CCD incorporados fallaban y, o bien no producían imágenes, o bien producían borrones abstractos como resultado de su errático funcionamiento. Como es habitual en estos casos, se habla con eufemismos tales como, “unas pocas unidades”, "lo sentimos mucho", etc. Se ofrece, en todos los casos una reparación gratuita. No la entrega de material de sustitución mientras dura la reparación (en el caso de que sea posible), ni restitución de las imágenes perdidas, por supuesto.
En los respectivos comunicados emitidos (hasta el momento…) se puede comprobar cuáles son los modelos afectados (por el momento) y los números de serie (por el momento).

No es de extrañar que se vean afectadas bastantes firmas, pues Sony, por ejemplo, suministra captadores, entre otras firmas, a Nikon, y por su parte, algunas de las cámaras compactas de grandes nombres están fabricadas, por otros… grandes fabricantes de menor renombre. Pero no Fujifilm… por lo que el problema es bastante grave, pues no afecta a un solo fabricante, lo que, de ser el caso, de alguna manera, podría resultar menos inquietante.

Un traspiés bastante dramático para las firmas, teniendo en cuenta que, además, es más que probable que sigan apareciendo fallos múltiples en los próximos años.
Nadie puede alegrarse (los usuarios de las cámaras afectadas, menos), pero si cabe reflexionar acerca de la anunciada “muerte de la fotografía analógica” (sic) con la que algunos fabricantes de productos digitales promocionaban sus productos hace unos años, sin conocer -entonces– que sus maravillosos “ojos electrónicos” estaba afectados de nacimiento, por una retinopatía.

No deja de ser dura y tristemente irónico, que algunos de los captadores CCD hayan durado menos de los que suele durar una película fotoquímica, dentro de su fecha de caducidad, marcada en el embalaje.

Los que deseen encontrar información, por si su camarita digital está entre las posibles afectadas, pueden leer las notas oficiales de las respectivas marcas. Es posible que existan notas distintas según los países. Y como pueden imaginarse, puesto que es habitual, existe algún País en el que alguna firma no ha emitido notas…
Pueden estar seguros de que encontrarán una gran similitud en los contenidos. Y suponemos que otro tanto ocurrirá con los de otras firmas que probablemente se irán sumando conforme pase el tiempo.

Nota de Canon
Nota de Fujifilm
Nota de Fujifilm (S2)
Nota de Konica-Minolta
Nota de Nikon
Nota de Sony




Actualizar Blog

No hay comentarios: