Ir al contenido principal

Centenario de Victor Hasselblad: chasis CFV y Hasselblad 503CWD


Hasselblad ha presentado hoy dos productos muy interesantes dentro del ámbito de la fotografía de formato medio. Se trata de la nueva cámara Hasselblad 503CWD y del nuevo respaldo digital Hasselblad CFV.
La Hasselblad 503CWD es un nuevo modelo conmemorativo del centenario del nacimiento de Víctor Hasselblad que, en una serie limitada de 500 unidades, integra con total fluidez un cuerpo clásico de cámara, como es la 503CW con un respaldo digital dotado de un captador CCD de 16 megapíxeles y 36,7 x 36,7 mm de formato.


El chasis digital que monta la nueva Hasselblad 503CWD se interconecta directamente al cuerpo especial de la cámara, pero puede utilizarse sobre cualquier otro cuerpo del sistema V, e incluso sobre cámaras para gran formato, mediante un sencillo adaptador para su sincronización. Las sensibilidades equivalentes ofrecidas son de 50, 100, 200 y 400 ISO. El modelo Hasselblad 503CWD tiene el valor añadido de que, al tratarse de una versión conmemorativa, cada una de las 500 unidades lleva el chasis con la firma de Víctor Hasselblad.


La Hasselblad 503CWD, una cámara digital integral, se entrega completa con el clásico visor de capuchón, la pantalla de enfoque especial con el recorte indicado y el no menos clásico Carl Zeiss Planar CFE 80 mm f/2,8, así como todos los complementos necesarios y una tarjeta CF de 1 Gb. Porque este modelo puede operar, almacenando en la tarjeta, desde su propia batería normalizada de alimentación (situada en la parte inferior), pero también sobre un disco duro portátil externo, o directamente, por cable Firewire al disco duro de un ordenador.
En este último aspecto, hay que decir que las soluciones digitales que aporta la Hasselblad 503CWD son las más avanzadas de Hasselblad del momento, y así, goza de la “Instant Aproval Architecture”, un soporte lógico FlexColor que permite clasificar las imágenes instantáneamente, con un código de colores y sonidos de tres vías, además de controlar los archivos RAW de tipo 3FR en un flujo de trabajo muy lógico y profesional. La Hasselblad 503CWD es una cámara digital integral , al estilo de las H1D y H2D, y aunque la parte digital puede retirarse para la limpieza del captador, no incorpora sistema de arrastre para la película y por tanto no debe concebirse como una cámara sobre la que puedan emplearse como alternativa chasis para película.

Quizá aún más importante, desde el punto de vista funcional, es el nuevo chasis digital Hasselblad CFV.
Este chasis es utilizable sobre cualquier cuerpo o dispositivo Hasselblad al que se pueda acoplar un chasis, e incluso con los modelos 202 FA, 203/FE y 205FE, la conexión no necesita adaptador de sincronización, que si que es necesario para el resto. Así, el chasis Hasselblad CFV “digitaliza” desde una Hasselblad 500C hasta un ArcBody o un FlexBody (*) pasando por las SWC/SWC/M y los modelos motorizados. Por tanto, pueden utilizarse todos los objetivos disponibles para el sistema V, y por supuesto, alternar con película. En cuanto a las soluciones digitales, son las mismas citadas para el chasis citado más arriba.

(*) En el caso de los FlexBody/ArcBody, puede encontrarse una ventaja adicional sobre el empleo de película, y es que el tamaño algo menos del captador de 16 megapíxeles, que es de 36,7 x 36,7 mm frente a los 55 x 55 mm del formato de la película, podemos “jugar” mejor con los movimientos correctores y permanecer dentro del círculo de cobertura de los objetivos.
Tanto en la Hasselblad 503CWD como en el chasis CFV, la superficie útil del captador es más de un 50% mayor que la disponible en una cámara digital al uso de formato 24 x 36 mm.
Los precios de estos productos, cuya disponibilidad se anuncia para marzo, podrían situarse en el entorno de los 11.900 euros (+ IVA) para el modelo 503 CWD y de 8.990 (+ IVA) para el versátil chasis CFV.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…