Ir al contenido principal

Nikon: nueva colección de compactas digitales



De entre la nueva gama de compactas digitales presentadas por Nikon, es de destacar su modelo Coolpix S10, entre otras razones no ya por incorporar un sistema de estabilización Nikon VR (“Vibration Reduction”), sino por el hecho de que, a la chita callando, no se trata del sistema de estabilización Nikon VR por lentes móviles en el objetivo, sino por un sistema de estabilización por desplazamiento del captador. Resulta curioso que se haya tomado la determinación de conservar las mismas siglas “VR” para dos sistemas de estabilización completamente distintos.


La S10,una cámara de alta calidad de acabado, sigue el diseño de las cámaras con objetivo giratorio respecto al cuerpo de la cámara, un original concepto introducido con las primeras Minolta Dimage, y que, tras caer un poco en desuso, ha sido recuperado con bastante acierto por parte de Nikon para algunos de sus últimos modelos.
El objetivo es un 6,3-63 mm f/3,5, compuesto por 12 elementos en 9 grupos, y que además de ser equivalente a un 38-380 mm, sorprende por su favorable abertura máxima constante de f/3,5. El ajuste ISO equivalente llega hasta 800, lo que combinado con el captor de 6 megapíxeles y la estabilización debe ofrecer buenas posibilidades a los usuarios de la cámara.

La pantalla de 6,35 cm de diagonal ofrece un ángulo de visionado de 170˚, y gracias al esquema basculante, permite tomas desde puntos extraordinariamente bajos o altos para tomas que pueden resultar muy sugestivas.
Al igual que la mayoría de las compactas ahora presentadas, la Coolpix S10 ofrece el modo de retrato que detecta rostros automáticamente y enfoca sobre ellos, así como corrección digital en cámara del efecto de ojos rojos y el Nikon D-Lighting para corrección de contraluces.
Con unas dimensiones de 112.5 x 74,5 x 40,5 mm para 220 gramos de peso, la S10 emplea tarjetas de tipo SD, al tiempo que dispone de una memoria interna de 16 Mb.


A diferencia de la anterior, la también nueva Nikon Coolpix L5 emplea el sistema VR de estabilización por desplazamiento de lentes en el objetivo, y ello con dos niveles opcionales de “potencia”.
Dotada de un objetivo 6,3-31,4 mm f/2,9-5,0, equivalente a un 38-190 mm, utiliza un captor de 7,1 megapíxeles.
Sus dimensiones son de 97 x 61 x 45 mm para 170 gramos de peso, y al igual que el resto de las compactas Nikon ahora presentadas, utiliza tarjetas SD.

Por su parte, la nueva Nikon Coolpix S7c se distancia de los dos modelos anteriormente citados al incorporar estabilización digital en cámara a posteriori, actuando sobre el archivo.
Emplea un objetivo 5,8-17,4 mm f/2,8-5,0 equivalente a un 35-105 mm y un captor de 7,1 megapíxeles.
La pantalla en este caso es de 7,62 cm de diagonal.
Uno de los rasgos más distintivos de la S7c es su capacidad nativa Wi-Fi (IEEE 802.11 b/g) que permite transmitir imágenes inalámbricamente a un ordenador o a una impresora compatible que puedan estar razonablemente próximos.
Mediante el nuevo software Nikon Coolpix Connect, en determinados países (no en España), pueden transmitirse imágenes a gran distancia.

A los tres modelos citados, se suma el L6, alimentado por pilas “AA” de litio de un solo uso para 1.000 disparos de duración, y la S9, del tipo “slim” o “estilizada”.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Por qué nunca hice hojas de contacto

La Fundación Canal muestra estos días la magnífica exposición "Magnum: hojas de contacto". En ese contexto, y volviendo al título de este post, quizá debería matizar que casi nunca hice hojas de contacto, porque unas [muy] pocas hice, las suficientes como para llegar pronto a la conclusión de que no eran para mí. Me voy a explicar, partiendo de la base de que revelo mis propias películas desde aproximadamente el año 1953 hasta ahora mismo. (1)

En los primeros tiempos, no necesitaba hojas de contacto por una razón muy sencilla: mi cámara era una Kodak Vest Pocket Autographic para formato 6,5x4,5 cm sobre rollos 127, y de los negativos escogidos hacía contactos directamente sobre papel baritado de 7x10 cm, mediante la clásica prensa de contacto de madera.


Ya unos pocos años más adelante, cuando se me otorgó autorización para utilizar "la cámara buena de la familia", una Kodak Retina 1b, para formato original KB de Leica (lo que ahora ha venido en llamarse "Full …

Film Ferrania: un preocupante silencio

Desde el pasado ocho de agosto de este 2017, que pronto finalizará, los responsables de Film Ferrania no han publicado noticia alguna tras su post "From Zero to P30 in 9 Months". Y afirmo esto ya que las publicaciones que se hacen en su muro de Facebook o en su cuenta de Twitter solo hacen referencias, bien a publicaciones en su "muro" de usuarios de la película P30 APHA, bien a tweets o retweets de otros usuarios.



Nunca –en ese periodo de ya casi cinco meses– ha ofrecido noticias de evolución de su proyecto original de crear una nueva película para diapositivas en color a través de una campaña Kickstarter que obtuvo un importante apoyo. También por mi parte, como "backer" como por la de nuestro medio, Albedo Media, como difusor de las actividades de Film Ferrania. Estamos hablando del primero de octubre de 2014, si bien el anuncio del nuevo proyecto es de finales de julio de 2013.

Es cierto que desde entonces, el valiente equipo inicial de Film Ferrania …