Ir al contenido principal

El tamaño... ¿importa?


© Emilia Valencia

Recientemente se ha fallado el concurso de fotografía “Purificación García”, un certamen que –unos días antes del cierre del plazo de inscripción– bloquea, por exceso de trabajo– los laboratorios profesionales del área de Madrid.



Son muchas las consultas que recibo en días anteriores, normalmente por parte de amigos y sobre todo alumnos de aquellas escuelas en las que doy mis charlas.

Al margen de consejos prácticos varios que tengo el atrevimiento de dar, entre los que figuran algunas dudas, quizá no fundadas, acerca del visionado
por parte del jurado de la obra en su tamaño definitivo de todas y cada una de las obras presentadas, la duda que se plantea con más frecuencia por parte de los que están pensando en participar se refiere al tamaño de la obra a presentar.

Desde hace tiempo soy de la opinión de que, hoy en día, la fotografía “artística de consumo”, se valora en gran parte por su valor “ornamental”, y por tanto, también –en gran parte– a través de su tamaño. Les comento, por tanto, que para ese concurso, si no disponen de presupuesto adecuado para elaborar una obra a gran tamaño tienen pocas posibilidades de éxito, al margen de la valía de la imagen en si.

Como es sabido, en el concurso más arriba citado, se otorgan tres premios, al tiempo que se seleccionan una serie de obras para la exposición.

Para esta edición, he comprobado las medidas de las obras correspondientes a los tres primeros premios:

1º) 146 x 234 cm (34.164 cm2)
2º) 140 x 190 cm (26.600 cm2)
3º) 128 x 148 cm (18.994 cm2)
4º*) 90 x 130 cm (11.700 cm2)

* Mención Especial

Esta observación, de un hecho quizá casual, no supone demérito hacia los ganadores –uno de ellos una persona que en cierta forma me es próxima– ni tampoco hacia la labor del jurado, posición en la que en ocasiones, para otros certámenes me encuentro.

Pero si que me hace reflexionar, una vez más, sobre el tamaño de las fotografías comercializables como arte hoy, como posible factor de influencia en su apreciación por parte de jurados, clientes, galeristas y compradores.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…