Ir al contenido principal

Carl Zeiss Vario-Sonnar 24-70 mm f/2,8 ZA


La prueba del objetivo Carl Zeiss Vario-Sonnar 24-70 mm f/2,8 ZA sobre una Sony Alfa 900, en DSLR Magazine, no ha sido precisamente cuestión baladí.

Los objetivos Leica y Carl Zeiss son casi míticos y poder analizarlos a fondo es una complicada mezcla de privilegio y reto técnico. Hacerlo sobre la nueva Alfa 900 suponía un aliciente adicional.

Se dice, por voces muy autorizadas (1), que Canon y Nikon han establecido un acuerdo semisecreto de “no agresión”, de tomarse las cosas con calma a la hora de presentar nuevos modelos de alta gama.
Ese pacto vendría avalado por la amistad personal de los presidentes de ambas compañías.

Si eso fuese verdad, no es menos probable que el supuesto pacto esté sugerido precisamente por la irrupción de Sony con su Alfa 900 en el terreno de las cámaras SLR digitales de alta gama.
Aunque los responsables de la firma no la proponen directa y estrictamente como “cámara profesional”, no parece caber duda de que “apunta muy buenas maneras”.

Le falta, todavía, “sistema”, sistema de objetivos “ad hoc”, entre otras cosas. Pero los Carl Zeiss comienzan a demostrar estar a la altura de las circunstancias. Y aunque algunos si los emplean sistemáticamente, no todos los fotógrafos profesionales necesitan una gama absolutamente completa, dotada de enormes teleobjetivos “de Agencia”. Y la Alfa 900 ofrece prestaciones a un precio muy interesante. Estoy en disposición de poderlo avanzar.

Y el rendimiento del Carl Zeiss Vario-Sonnar 24-70 mm f/2,8 ZA sobre la Alfa 900 no es... ninguna broma.

(1) Erwin Puts

Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Telecentrismo y retrofoco invertido: casi 40 años después

Resulta que Nikon decide introducir una nueva montura –la Nikon Z– para sistema de "formato completo" (24 x 36 mm) –el primer cambio radical en 59 años– y Canon hace otro tanto 30 años después de dar un hachazo a su montura FD, creando la montura EOS-R, y presentando ahora la nueva montura EOS-RF.


Coincide que ambos fabricantes lo hacen para acceder, dentro de ese terreno del formato "Barnack", el famoso 24 x 36 mm,  ídolo de las masas, y más concretamente en el concepto de cámaras "mirrorless", que algunos comienzan a llamar "no réflex", por aquello de que "less" es como que "menos".


Les ha costado tomar esa decisión a los dos fabricantes, que ya antes habían entrado a regañadientes en la cuestión sin espejo, con productos menores –Nikon 1 y EOS-M– que han llevado al cese en la producción del primero y a éxitos dudosos al segundo.

Mi opinión personal es que ahora, con los nuevos sistemas Z y R, tanto Nikon como Canon –por e…

Una Photokina que –finalmente– podría ser interesante, o cómo esconder el polvo bajo la alfombra

Con el cambio de política de la organización de Köln Messe para la Photokina (1), más de un expositor –alguno de ellos relevante– ya ha anunciado su decisión de no participar en esta edición.

Se anticipaba una “Kina” aburrida, descafeinada, cuando pocas semanas antes de la misma, Nikon lanza sus mirrorless Z7 y Z6 para “formato completo” (24 x 36 mm), se filtra todo lo relacionado con el producto competidor de Canon en ese formato y concepto “sin espejo”, la EOS R y de repente ¡surge el rumor de que Panasonic –la originaria, hace 10 años, del concepto, en Micro 4/3– podría presentar otra mirrorless en el dichoso formato 24 x 36 mm!, formato que recordemos, no es sino un “apaño”, una solución de fortuna, obra de un buen mecánico alemán hacia 1920/1925.



No voy a hablar a fondo de productos que no solo no he tocado, sino que además –como en el caso de las Nikon Z7 y Z6 presentadas a algunos medios, al parecer llevaban el firmware…¡0.5 o 0,53! Cosa que por cierto no se han comentado en…