Ir al contenido principal

El misterioso caso del pancake desaparecido



En muchas de las historietas o “tebeos” de Disney de mi infancia, en lo que ahora se llaman “comics”, se daba una situación bastante frecuente: la abuela de los tres sobrinos de Donald (si, el pato), colocaba una tarta (cake) recién hecha en el alféizar de la ventana de la cocina, a efectos de que se enfriase de forma natural, y a partir de ese punto ya podían ocurrir toda clase de incidencias, pero todas con el mismo resultado departida: la tarta desaparecía.


Algo así le debe haber pasado a Olympus con su “pancake” (pastel de sartén o “tortita”, o crépe), pues la situación es la siguiente:

Bastantes lo hemos visto e incluso lo hemos tocado y fotografiado con el (presentación de Berlín a medidos de junio), hay quien incluso lo ha podido “probar”, al parecer durante semanas –lo cual no es nuestro caso– pero la realidad es que... ¡alguien le ha birlado a la abuela de Olympus ese pastel!

O, quizá... ¿nos lo ha escondido?
El objetivo M. Zuiko Digital 17 mm f/2,8 Pancake no existe en la realidad. Es algo así como cuando ese niño le dice a su madre, lleno de ilusión: “mamá, mamá, el hombre invisible existe... ¡lo he visto!


En mi caso y a efectos de poder someter a una prueba técnica a ese objetivo (*) tengo pedido para su compra en mi tienda favorita un kit de cámara E-P1, el comentado objetivo y –a ser posible– el visor. Pero.... no hay existencias de esos kit y de hecho no las ha habido y la posible llegada se retrasa de semana en semana.


Hecha una pronta y lógica exploración de la oferta internacional, la cosa adquiere tintes casi de opereta: la famosa página 1001 Noisy cameras tiene abierta una lista de “status” de disponibilidad, y en la famosa página de Amazon, que ha demostrado tener un gran interés en los productos fotográficos, hasta el punto de ser propietaria de un medio online al respecto, se indica que la cámara con el pancake se serviría en un plazo comprendido...¡entre uno o dos meses!




En la página de B&H Photo –más pragmáticos estos norteamericanos– la cosa se indica con términos más ambiguos, tales como “llegada aproximada para septiembre” para el cuerpo solo, y apuntarse a una lista para que “me notifiquen cuando esté disponible” para el cuerpo con el dichoso pancake.

Mientras tanto, y a causa de las filtraciones ya no es ningún secreto que es más que probable que Panasonic presente en la IFA de primeros de septiembre su “GF-1”, su respuesta a la E-P1 de Olympus.
Dada la situación de absoluta no disponibilidad de la E-P1 en la opción con el pancake, si Panasonic consigue comercializar pronto su GF-1 junto con el previsto pancake 20 mm f/1,7, la migración de interesados en el kit de la E-P1 con el pancake hacia la opción de Panasonic puede ser masiva y si se confirma que la nueva cámara de Panasonic aceptará la opción de un visor electrónico externo, aún más rápida.
De hecho, más de uno está cancelando su pedido de la E-P1 con el pancake.

Por supuesto, tampoco es un gran secreto que Olympus puede tener listas sus dos nuevas cámaras para Micro Cuatro Tercios, una por encima de la EP1, con algún tipo de solución de visor electrónico a la altura del ojo y otra “por debajo” más simple y económica.

Pero, suponiendo que las presentasen ahora, como alternativa a la GF-1 de Panasonic, la credibilidad en cuanto a la posibilidad de servir a tiempo las opciones más deseables para los usuarios más selectos está a un nivel muy bajo en este momento.

Abuela, si pones el pastel en la ventana, no nos lo escondas después, por favor.

(*) Por pura lógica, deberíamos pensar que esas pruebas se hayan podido realizar en realidad con muestras de pre-producción y por ende tendrían una fiabilidad muy relativa en lo que se refiere a los resultados.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Por qué nunca hice hojas de contacto

La Fundación Canal muestra estos días la magnífica exposición "Magnum: hojas de contacto". En ese contexto, y volviendo al título de este post, quizá debería matizar que casi nunca hice hojas de contacto, porque unas [muy] pocas hice, las suficientes como para llegar pronto a la conclusión de que no eran para mí. Me voy a explicar, partiendo de la base de que revelo mis propias películas desde aproximadamente el año 1953 hasta ahora mismo. (1)

En los primeros tiempos, no necesitaba hojas de contacto por una razón muy sencilla: mi cámara era una Kodak Vest Pocket Autographic para formato 6,5x4,5 cm sobre rollos 127, y de los negativos escogidos hacía contactos directamente sobre papel baritado de 7x10 cm, mediante la clásica prensa de contacto de madera.


Ya unos pocos años más adelante, cuando se me otorgó autorización para utilizar "la cámara buena de la familia", una Kodak Retina 1b, para formato original KB de Leica (lo que ahora ha venido en llamarse "Full …

Film Ferrania: un preocupante silencio

Desde el pasado ocho de agosto de este 2017, que pronto finalizará, los responsables de Film Ferrania no han publicado noticia alguna tras su post "From Zero to P30 in 9 Months". Y afirmo esto ya que las publicaciones que se hacen en su muro de Facebook o en su cuenta de Twitter solo hacen referencias, bien a publicaciones en su "muro" de usuarios de la película P30 APHA, bien a tweets o retweets de otros usuarios.



Nunca –en ese periodo de ya casi cinco meses– ha ofrecido noticias de evolución de su proyecto original de crear una nueva película para diapositivas en color a través de una campaña Kickstarter que obtuvo un importante apoyo. También por mi parte, como "backer" como por la de nuestro medio, Albedo Media, como difusor de las actividades de Film Ferrania. Estamos hablando del primero de octubre de 2014, si bien el anuncio del nuevo proyecto es de finales de julio de 2013.

Es cierto que desde entonces, el valiente equipo inicial de Film Ferrania …