Ir al contenido principal

Rick Norsigian, Ansel Adams y "The Lost Hard Drives"


© Rick Norsigian

Rick Norsigian, un especialista en antigüedades, compró –en el año 2000– unos antiguos negativos en placas de vidrio, en una clásica “garage sale”, algo bastante común en U.S.A., cuando los habitantes de casas unifamiliares, deciden “limpiar el trastero” y poner a la venta pública, al aire libre normalmente, en el garaje, pertenencias variopintas a precios habitualmente muy bajos.

Por 45 dólares, se hizo con 60 negativos en placas de vidrio guardados en sobres “manila” (papel marrón vulgar) que ya mostraban signos de deterioro... y a partir de ahí comenzó su aventura.

Rick descubrió una sorprendente similitud de estilo, puntos de toma y técnica con obras originales de Ansel Adams y su investigación, desarrollad a lo largo de todos estos años, le han llevado al convencimiento de que se trata de obras originales del gran maestro.

Entre los datos que lo avalan:

• El marido de Mary Street Alinder, la biógrafa de Adams, ha certificado que la caligrafía de los sobres pertenece a Virginia, la esposa del fotógrafo.

• Está registrado que Ansel Adams sufrió un incendio que le hizo perder 5.000 negativos, y 8 de los 60 que posee ahora Norsigian muestran daño por fuego.

• Y lo más sorprendente: peritos meteorólogos han certificado, tras el examen de las formaciones de nubes en algunos de los negativos ahora descubiertos y los originales, que las tomas fueron realizadas... ¡en el mismo día!

Por supuesto, que Rick Norsigian tiene ahora esas placas a buen recaudo...

Por lo general, con negativos y placas puede llegar a comprobarse si fueron tomados con una misma cámara y/o con un mismo chasis: basta con observar al microscopio los bordes de la “mancha” de luz del negativo: son tan “chivatos” como las macas en proyectiles y casquillos disparados con las armas de fuego.

Al margen del –para mi– indudable interés de este nuevo descubrimiento, que se suma a las “maletas” y “cajas de cartón” rescatadas en los último años con negativos supuestamente de otros fotógrafos famosos, lo que suscita ahora mi inquietud e interés, es la “arqueología” futura de los discos duros desechados.
Entre ellos, aquellos que se dieron por irreparables y que quizá en un futuro pudieran serlo, o simplemente los de aquellos ordenadores descartados por los familiares tras la muerte de sus “controladores” y poseedores”...

¿Qué fotografías de distintos autores, anónimos o famosos, podrán contener?
¿Podrán recuperarse los datos EXIF si los hubiese?
Desde luego, no parece que se puedan llegar a examinar los bordes de los fotogramas...

Página de Rick Norsigian


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…