Ir al contenido principal

Sobre la imagen latente y los científicos

Leo en el el excelente suplemento cultural "Babelia" de "El
País", del pasado 23 de octubre, a Manuel Falces, en su
comentario acerca de la exposición de Mariano Zuzunaga en la
nueva galería "DS Gallery" (dedicada exclusivamente a exponer
fotografía digital) y cuando cita una frase al parecer contenida
en el …"interesante texto del profesor Manuel Laguillo y del
fotógrafo Mariano Zuzunaga"…, me sobresalto ligeramente cuando
prosigo en mi lectura (del texto de Babelia) y, sin saber si la frase
citada a continuación es del profesor o del fotógrafo,
leo …"Si la fotografía analógica (FA) ya era de por
sí misteriosa y enigmática -los científicos siguen sin saber
qué le ocurre a la plata tras haber sido expuesta a la luz y
esconden tras la expresión de una
imagen latente su ignorancia-
aún lo es más en el territorio de la fotografía digital (FD)".

¡Cielos! Pienso yo… ¿habré estado engañando
todos estos años a mis distintos alumnos al explicarles en
clase, a lo largo de aproximadamente 14 años ya, lo que le ocurre a la plata (Ag)
inmediatamente tras haber sido expuesta a la luz?
No ya mi
ignorancia, sino mi osadía podría haber sido infinita de ser eso cierto.
Al hallarme a la sazón bajo los posibles efectos secundarios de una medicación, dudo,
me levanto, y consulto mis libros, y tras hacerlo, siento un cierto
alivio y hasta un muy ligero escalofrío de satisfacción:
no, allí, en los libros, veo confirmado que ya en 1938 hubo
científicos (los británicos Gurney y Mott, este
último, premio Nobel en 1977) que plantearon los principios en
los se sustenta ese maravilloso fenómeno de la imagen latente,
principios sobre los que elaboró más tarde (1945-1959) el
científico neozelandés John Wesley Mitchel,
científico que, finalmente, en 1981 recibió el
"Kulturpreis Deutsche Gesellschaft für Photographie" (*DGFP), por
sacarnos de la ignorancia a
la que aluden, bien Manolo Laguillo, bien Mariano Zuzunaga, acerca de lo
que les ocurre a las sales de plata o haluros de plata utilizadas en
las emulsiones fotográficas, tras ser impresionadas por la luz.
Mitchel pudo confirmar sus teorías acerca de la muy real imagen latente través de
diversos modelos experimentales.
Un núcleo de imagen latente, según la DGFP

Dicho de forma muy breve (explicarlo
de forma sencilla en clase lleva aproximadamente 45 minutos), el
núcleo de plata se forma a causa de la precipitación de
plata en un cristal de haluro de plata supersaturado de plata, y cuya
energía es, naturalmente, suministrada por la luz de la
exposición.
Por mi parte, puedo modestamente añadir que existe un
paralelismo muy interesante entre ese fenómeno y la
fotografía digital, que sin entender muy bien por qué,
algunos intentar separar radicalmente
de la fotoquímica: en ambos
procedimientos para registrar imágenes por medio de la luz, que
es, en ese primer instante de la toma, lo que es la Fotografía, es al parecer
necesaria una pequeña partícula de impureza (controlada)
para que el registro se produzca. Así pues, también en los captadores
utilizados en la moderna fotografía digital, la palabra
"epitaxial" aplicada al substrato de silicio empleado en su
construcción, nos habla de ello.
(*) Se trata de uno de los premios que otorga, en traducción
aproximada, la prestigiosa Sociedad Alemana para la Fotografía

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…