Ir al contenido principal

Tener o no tener


El propio Phil Askey, de www.dpreview.com, lo deja muy claro en su nota de hoy en la que es la página de referencia internacional acerca de información sobre productos fotográficos: está harto. Aunque lo dice con otras palabras.

Como lo estamos todos los que nos dedicamos a estas tareas.

Como lo estoy yo.

La situación es muy clara: para los que nos dedicamos profesionalmente a la información, sea en revistas “de papel”, sea en páginas en internet, sea en ambos medios -como es mi caso- se está haciendo común la norma de firmar documentos “NDA” (Non Disclosure Agreement), esto es, contratos de confidencialidad en los que nos comprometemos -en ocasiones con cláusulas muy duras- a no desvelar (leáse no publicar) la información antes de una fecha y hora determinada. Es lo que se denomina un “embargo” de la información. Disponer anticipadamente de esa información nos permite trabajar sobre ella, elaborarla dignamente, maquetarla, hacer tablas comparativas, etc., todo con el fin de poder ofrecer una información veraz y profesional a tiempo, una vez liberado el embargo. Los beneficiados somos nosotros mismos, los lectores, y no precisamente en última instancia, las firmas.

Sin embargo, tal como comenta Phil, son ya incontables las ocasiones en las que vemos -ya sin asombro, pero con creciente irritación- cómo, unos días antes de la fecha de levantamiento del embargo, se desvelan “accidentalmente”, fotografías y datos acerca del producto (leáse cámara, objetivo u otro accesorio) a presentar. ¿Dónde se producen las filtraciones? Muy sencillo: ¡en las propias páginas web de las firmas originarias, esto es, de las firmas con las que tenemos firmado el NDA!

Podemos citar los últimos casos:

Nikon: manual de usuario completo en formato PDF
Panasonic: manual de usuario de la FZ30 e imágenes
Canon: EOS 5D, EOS Mark II N y objetivos, fotografías y datos técnicos
Olympus: E-500, datos técnicos completos y fotografías

Y la última y motivo de esta nota:

Nikon, con fotografías características e incluso precio de su última creación, para la cual, “los firmantes” tenemos una fecha próxima de liberación. No doy más datos, puesto que tengo por costumbre cumplir mi palabra.

Insisto, al igual que lo hace Phil Askey: todas esas filtraciones se han producido bien desde las sedes de las propias firmas, bien desde las de sus agencias de comunicación.

Resulta ya tan previsible lo que va a ocurrir (filtración entre 72 y 48 horas antes de la liberación del embargo), que uno llega a plantearse seriamente si no se está jugando despreciativamente con todos nosotros -incluídos los lectortes y consumidores potenciales- y si las propias firmas no son responsables de esas filtraciones interesadas, a fin de calentar el ambiente cara a la presentación final.

Tal como comentamos en Barcelona, durante la presentación de prensa de Nikon (Finicon), de nada sirve que se nos obligue a los informadores a mantener la confidencialidad si no son capaces de poner orden en sus propias casas.

Lamentablemente, y tal como algunos nos temíamos, la filtración se ha producido de nuevo, al menos dos veces en las últimas 48 horas. Las firmas, Nikon en este caso, tienen la obligación de controlar sus sistemas. No puede uno creerse que queden personas tan negligentes como para “subir” páginas web confidenciales completas para “probar”, o que tengan guardadas esas páginas en su servidor sin protegerlas con contraseña. En el primero de los casos citados para Nikon en estas 48 horas pasadas, el acceso se consiguió al parecer con un simple motor de búsqueda. El resultado: magníficas fotografías, entre ellas ¡algunas que no se nos habían entregado a “los firmantes”!

En el segundo caso, el acceso lo consiguieron “probando”, cambiando un simple carácter en una dirección URL.

Al igual que Phil Askey, jamás he publicado lo más mínimo acerca de un material embargado, ni en mis páginas ni en las de nuestra revista FV, a pesar de que las informaciones filtradas por las propias firmas “accidentalmente” circulasen hace días.
Hay quien tiene palabra, y hay quien no.

Nota a 07/11/05
Puede leerse un interesante artículo de opinión en torno a este tema en la página de "quesabesde.com"


Actualizar Blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Pequeñas grandes mentiras: "100 años de fotografía Leica"

El carrusel mediático de PHotoEspaña ya está en marcha –¡20 años ya!– y una de las primeras grandes exposiciones que se puede visitar ahora mismo es la que se titula "Con los ojos bien abiertos: 100 años de Fotografía Leica", traducción casi imposible lo de "con los ojos bien abiertos" a partir de la expresión germana "Augen Auf"...

 Una vista parcial de la magna exposición © Valentín Sama
La exposición, mostrada ya en Berlín hace dos años, y ahora en el Espacio Fundación Telefónica, es total y absolutamente recomendable de visitar, por no usar el ya un tanto desgastado término de "imprescindible". Vaya eso por delante.

Ahora bien, ya desde hace un tiempo se me plantea una cierta duda acerca de la idoneidad para la tarea de algunas de las personas que constituyen los eslabones de la cadena del sin duda prolijo armazón que hace posible que una exposición como esta –o la de Lewis Baltz de la Fundación Mapfre, de la que hablaré brevemente después– …

El World Press Photo, de nuevo

Creo recordar que –para esta edición del 2017– los organizadores de este concurso, patrocinado por Canon, hubieron de cambiar las reglas para evitar los follones típicos de quítame allá un retoque u otro.
Debo decir que se me da un ardite ya si las fotos están retocadas o no, y me aburre el cansino argumento de "Ansel Adams [y otros] ya lo hacían en el cuarto oscuro", argumento que –cusiosamenre– a veces suelen emplear los mismos que critican al ahora "infamous", Steve Mcurry.

Pero al grano: de la ciertamente impactante foto obra de Burhan Ozbilici, realizada en los instantes posteriores al asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, lo que me intriga es un detalle técnico-estético.

©  Burhan Ozbilici
De lo que os hablo es del brazo, pero sobre todo el dedo índice de la mano izquierda del asesino, que se me antoja –en la imagen– anormalmente largo. Los datos oficiales de cámara, son claros: Canon EOS 5D Mark III, 1/250 s y f/ 5 a 1.600 ISO. Puesto que l…