Ir al contenido principal

FV200: Del uno al doscientos, pasando por ciento y una


© Omnicon S.A./FV

En junio de 1988, salía a la calle el numero 1 de nuestra revista Foto-Vídeo Actualidad, conocida después popularmente como “FV”. Y en diciembre de 1996, conseguíamos llegar al numero 100, algo que para una revista periódica especializada en fotografía, no es tarea fácil.
Personalmente estimo que llegar, ahora, al numero 200, en las condiciones actuales del sector fotográfico, y más concretamente en el de las publicaciones especializadas, es, según se mire, o una heroicidad, o un sacrificio próximo a la locura de la autoinmolación.
En lo que concierne a las labores que me corresponden como Editor Técnico de la revista FV, puedo decir que no existen “fines de semana”, ni vacaciones, pues la prueba de cámaras y otros productos fotográficos, la realización de fotografías con los mismos y de los mismos, la evaluación de los resultados, escribir los artículos con las conclusiones de los mismos, analizar las novedades y su relevancia, elaborar el informe correspondiente, seleccionar los porfolios, contestar las cartas de los lectores, realizar las versiones españolas de los artículos extranjeros, escribir las más refinadas pruebas de cámaras clásicas de colección con sus correspondientes fotografías y documentación histórica, así como elaborar artículos de producción propia, deja –mes a mes– sumado a mis labores didácticas, poco espacio para el tiempo libre y para realizar las propias fotografías.
Y sin embargo, ésta ha sido, desde mucho antes de FV1 mi pasión, y esta es desde bastante antes también, mi profesión, y difícilmente la cambiaría por otra.
Cualquiera que se dedique a estas tareas “sabe”, “nota”, cuándo las cosas le salen bien, mejor, regular, mal o muy mal. Y sabe que “los otros” lo notan. Ese es el tormento de hacer las cosas lo mejor posible sin poder llegar a ello.
¿Lo peor? Saber que podríamos hacer muchas más cosas y mejor hechas. Y ser conscientes, día a día, que con los apoyos disponibles, ello quizá no sea posible. Y menos con palos que se meten entre las ruedas.
¿Lo mejor? Muy sencillo: seguir siempre el lema “marche ou crève”, “camina o revienta”.

La técnica
¿Ha evolucionado mucho la técnica en estos aproximadamente 8, 9 y 17 años?
Podía estar tentado en hacer un prolijo desarrollo, pero me voy a limitar a poner dos o tres “botones de muestra”
En FV1, hacíamos una prueba de películas para diapositivas, y entre ellas, la Ektachrome 100 Plus. Pues bien: hoy en día, para fotografiar en estudio, bajo luz de flash, concretamente objetos negros, como pueden ser las cámaras, sigue siendo mi favorita, por su ausencia de dominantes. Menos que las que se producen con los captadores digitales, hipersensibles al infrarrojo.
Ya en FV2 se hablaba de la fotografía de “video estático”, y hoy, 17 años después, estamos enzarzados con la avanzada (y carísima) fotografía digital, sin haber resuelto el tema de la conservación de sus archivos, cosa que el Kodachrome, a punto de desaparecer, tiene resuelto desde hace aproximadamente 65 años.
En FV100, que coincidía con una Photokina, lo fotoquímico reinaba, con la presentación de emulsiones especializadas como la Fujichrome Astia 100, o reveladores como el Xtol de Kodak. También era motivo de artículos, ya, la versión 3.0.5 de Photoshop, o la prueba de una cámara Nikon FM10 para película, con un precio que no superaba los 200 euros de ahora.
Y miro a mi alrededor, ahora, y veo buenas fotos, pero no mejores que las que se hacían entonces, y también veo malas fotos, y veo muchas más de las que veía entonces. Incluidas algunas mías.

Valentín Sama
(Publicado en FV200)

Como podéis ver, ya está en la calle el numero 200 de la revista FV. Pienso que en ese numero están contenidos artículos de crítica y ensayo (Antonio Molinero, Fernando Puche), porfolios (Pepe Castro), así como otros artículos técnicos interesantes.
Me permito llamaros la atención hacia un artículo (en blanco y negro y en color) sobre la película Kodak Kodachrome, un artículo, que, a una profunda investigación, suma una maquetación muy cuidada por parte de Alfonso del Barrio.


© Omnicon S.A./FV



Actualizar Blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Pequeñas grandes mentiras: "100 años de fotografía Leica"

El carrusel mediático de PHotoEspaña ya está en marcha –¡20 años ya!– y una de las primeras grandes exposiciones que se puede visitar ahora mismo es la que se titula "Con los ojos bien abiertos: 100 años de Fotografía Leica", traducción casi imposible lo de "con los ojos bien abiertos" a partir de la expresión germana "Augen Auf"...

 Una vista parcial de la magna exposición © Valentín Sama
La exposición, mostrada ya en Berlín hace dos años, y ahora en el Espacio Fundación Telefónica, es total y absolutamente recomendable de visitar, por no usar el ya un tanto desgastado término de "imprescindible". Vaya eso por delante.

Ahora bien, ya desde hace un tiempo se me plantea una cierta duda acerca de la idoneidad para la tarea de algunas de las personas que constituyen los eslabones de la cadena del sin duda prolijo armazón que hace posible que una exposición como esta –o la de Lewis Baltz de la Fundación Mapfre, de la que hablaré brevemente después– …

El World Press Photo, de nuevo

Creo recordar que –para esta edición del 2017– los organizadores de este concurso, patrocinado por Canon, hubieron de cambiar las reglas para evitar los follones típicos de quítame allá un retoque u otro.
Debo decir que se me da un ardite ya si las fotos están retocadas o no, y me aburre el cansino argumento de "Ansel Adams [y otros] ya lo hacían en el cuarto oscuro", argumento que –cusiosamenre– a veces suelen emplear los mismos que critican al ahora "infamous", Steve Mcurry.

Pero al grano: de la ciertamente impactante foto obra de Burhan Ozbilici, realizada en los instantes posteriores al asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, lo que me intriga es un detalle técnico-estético.

©  Burhan Ozbilici
De lo que os hablo es del brazo, pero sobre todo el dedo índice de la mano izquierda del asesino, que se me antoja –en la imagen– anormalmente largo. Los datos oficiales de cámara, son claros: Canon EOS 5D Mark III, 1/250 s y f/ 5 a 1.600 ISO. Puesto que l…