Ir al contenido principal

Ricoh Caplio R4: 28-200 mm en 26 mm


Caplio R4

Ricoh ha desvelado hoy su nueva Caplio R4, una compacta cámara digital, que, sobre la base del modelo R3, incorpora el objetivo zoom más potente de su clase (*), un 4,6-33 mm f/3,3-4,8, con focales equivalentes a un 28-200 mm (7,1 x). Evidentemente, todo es cuestión de criterios, pero alcanzar una luminosidad de f/3,3-4,8 con esa gama de focales, partiendo de 4,6 mm e incorporado en un cuerpo de tna solo 26 mm de espesor, la luminosidad de este objetivo me parece incluso favorable.
Además de ese objetivo, incorpora un captador de 6 megapíxeles y un valioso sistema de estabilización en un cuerpo de muy poco espesor, con unas dimensiones de tan solo 95 x 53 x 26 mm, para un peso muy ligero, de tan solo 135 gramos.

El sistema de estabilización es por movimiento del captador CCD y ello ha brindado a los diseñadores margen de maniobra a la hora de establecer los parámetros del objetivo, que un sistema doble de elementos retráctiles. Hay que llamar la atención hacia el hecho de que la focal equivalente a 28 mm (y por supuesto, inferiores) es muy difícil de conseguir en cámaras compactas digitales.

La reactividad de esta cámara se anuncia como muy elevada, con tiempos de arranque entre 0,5 y 1,1 segundos, y retardo de disparo (tras alcanzar el autofoco) de tan solo 0,07 segundos.
Se dispone de sensibilidades equivalentes de 64, 100, 200 400 y 800 ISO, al tiempo que el monitor posterior es de 2,5 pulgadas (6,35 cm) y 153.000 píxeles (110.000 en la R3). Muy curiosamente, incorpora una función que permite agrandar los iconos para una mejor legibilidad, una función cuya incorporación sugerí personalmente a unos ingenieros de Ricoh en una de sus visitas a nuestras oficinas de nuestra revista FV.
La Caplio R4 mantiene la opción macro extrema a 1 cm, y también aquella que permite, en ese modo, sin alterar el encuadre, enfocar sobre aquel punto del mismo que deseemos.
Se dispone también de una función opcional muy apreciada por aquellos que asisten a conferencias y presentaciones, que es la de convertir en rectángulos aquello que detecta como trapecios: ello permite fotografiar las pantallas y registrar datos que no tradicionalmente no se ofrecen por escrito a los asistentes. La R4 salva las imágenes en tarjetas de tipo SD, en formatos TIFF o JPEG.
El diseño de la R4 es simpático en sus formas y eficiente ergonómicamente, debido a la original forma del extremo derecho.

Simultáneamente, Ricoh ha presentado una cámara más sencilla: la Caplio RR630, dotada a pesar de ello de un captador de 6,1 megapíxeles y una pantalla de 2 pulgadas. El zoom óptico equivale a un 36-108 mm f/2,8-4,8. Las dimensiones son de 91 x 61 x 27 mm para un peso de 150 gramos, y es posible alimentarla con dos pilas AA.
(*) Cámaras compactas con un peso inferior a los 150 gramos




Caplio R4

Actualizar Blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…