Ir al contenido principal

Canon, sobre firmware movedizo

Debemos imaginarnos la escena.
Un fotógrafo decide que el equipo digital de sus sueños comprende una flamante Canon EOS 5D, por aquello del “captador de formato completo”, y además, erotizado por la bellísima estética del nuevo objetivo EF 85 mm f/1,2L decide incluirlo en el pack. El fotógrafo no está muy seguro de que necesite un flash, pero, como ha oído que las cámaras digitales son bastante fastidiosas a la hora de la compatibilidad con esos dispositivos de iluminación, opta, lógicamente, por un Canon Speedlite 580 EX. Al llegar a casa, ilusionado, monta todo, y… ¡sorpresa!: la cámara se niega a disparar . Un poco más tarde, “descubre” que Canon, por su parte, “ha descubierto” que esa combinación, junto con el firmware que incorpora la cámara tiene ese “defectillo”. El usuario debe descargar el firmware 1.0.5 e instalarlo. Para ello, si se lee todas las condiciones en la página web oficial de la firma, verá que dicha firma declina toda responsabilidad derivada de esa operación, y la vuelca íntegramente, en términos muy duros, sobre la propia víctima de ese fallo en la mercancía, persona que debería asumir todos los costes de la reparación necesaria en caso de fallar la instalación. Inaudito.

Por cierto, al hecho de conseguir que la cámara funcione, que simplemente dispare en combinación con esos dos elementos (objetivo y flash), la firma lo considera “una mejora”.
Claro que la cosa no acaba ahí. Es posible que a pesar de instalar ese nuevo “parche”, porque no es otra cosa, el conjunto motivo de este “post” siga sin funcionar. ¡Ah! “Se siente”: hay que llevar la cámara al servicio técnico. Se tratará, probablemente de una cámara que incluya un “1” en la quinta posición de su número de serie. El damero maldito.
La misma nota de la firma, indica que es posible que el problema se produzca “con otros objetivos Canon”, sin indicar cuales son.
Si su cámara es una Canon EOS-1D Mark II N, la cosa es distinta. Se habla de ese “fenómeno” por la que algunas fotos aparecerían en blanco y negro cuando el fotógrafo las quería en color, y también del error en la numeración si se fotografía en “B”. El error en la numeración puede producir pérdida de imágenes, por duplicidad de “nombre”. Otras cosillas que solucionaría el nuevo “parche” 1.0.4, que puede descargarse desde la página específica, serían las sobreexposición si se usan determinadas pantallas de enfoque (Ec-S), y cuestiones menores de menú. Eso mismo se puede decir para la novísima EOS 30D que se beneficiaría de otro parche si pensamos emplear el chino simplificado para el menú, un detalle sin duda menor en ester caso.
Desde luego los duros avisos en el sentido de que la firma no solo se lava las manos en lo que respecta a los riesgos de la operación, sino que hace recaer todas las responsabilidades sobre el pobre usuario, al que, en definitiva, se le ha vendido una mercancía defectuosa, están también ahí. En ningún punto de las notas se piden disculpas por las “molestias” que hayan podido ser causadas.

Soy de la opinión de que, para cualquier fabricante –pues todos realizan actualizaciones de firmware– habría que distinguir entre aquellas mejoras de firmware que se producen como consecuencia de avances reales de la técnica o se derivan de la retroalimentación de los deseos de los usuarios, y aquellas actualizaciones de firmware que corrigen defectos serios de mal funcionamiento de los equipos, que evidentemente han sido comercializados sin realizarse las pruebas beta adecuadas. Hacer recaer por escrito las responsabilidades derivadas del intento de resolución de ese fallo, sobre los usuarios, me parece simplemente un insulto, muy difícil de encajar.
“Tener todo vendido”, y las prisas, pueden ser muy malos consejeros.

Actualizar Blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el disparatado precio de la película en color

A lo largo de las últimas semanas el precio de las películas en color ha alcanzado niveles que se me antojan difíciles de asimilar. Kodak ya había anunciado hace meses una subida y Fujifilm, por su parte, ya nos tenía acostumbrados a su doble política: primero la de subir precios y después el cese de producción «por baja demanda» de determinadas referencias, y no sólo de color. Los aranceles de importación tienen un gran protagonismo en los precios a nivel europeo. A continuación, os aporto algunos datos, seguidos de mis lucubraciones al respecto. © Valentín Sama Primero, unos precios «actuales». De los más «baratos» encontrados online/tienda física. En ocasiones puede encontrarse alguna diferencia a la baja –casi siempre en una fecha de caducidad al límite– pero también algunas más altas. Excluyo películas de «submarcas», por razones que explico más adelante en el apartado (1) . La muestra si bien no es completa ni mucho menos al 100%, representa lo que puede adquirirse en una buen

Olympus OM-1: de OM SYSTEM

A media mañana del día  24 de junio de 2020 recibía yo una llamada confidencial: ¡en breves horas se haría público que Olympus se desprendería de su división de cámaras, objetivos y accesorios fotográficos! Cuando ya fue noticia la venta de esa división a la empresa japonesa JIP, pronto toda clase de titulares –entre lo catastrófico y lo amarillista– aparecieron «certificando» la defunción de la marca y el cese en la producción del sistema Micro Cuatro Tercios (MFT) por parte de la firma. Ello, incluso en algunos medios «especializados». No en mi caso, desde luego. Hoy «OM SYSTEM» , heredera de la marca a través de OM Digital Solutions (OMDS), tras incorporar al sistema al menos tres ópticas notables ad interim, presenta el modelo de cámara de alta gama prometido desde un principio. Y lo hace –mire Ud. por dónde– luciendo no sólo la marca OLYMPUS en su frontal , sino además bajo el simbólico nombre de «OM-1» , el del primer modelo (1) comercializado por la firma dentro del sistema

Kine Exakta: la pionera primera réflex monocular para película de 35 mm

He tenido ocasión de comprobarlo con motivo de múltiples charlas, cursos y presentaciones: casi nadie –hoy  día– ha oído hablar nunca de las cámaras Exakta … Kina Exakta, de Ihagee, 1935. La primera SLR para película de 35 mm © Valentín Sama Y sin embargo, todas las cámaras réflex monoculares o SLR que han empleado y emplean ahora los fotógrafos, sean analógicas o digitales, se derivan de la idea original de la Exakta –o más precisamente de la «Kine Exakta»– la primera réflex monocular para película de 35 mm –«de cine» (Kine)– de la historia. Ihagee Plan Paff Reflex. Una réflex de 1921 para el formato medio de 6 x 4.5 cm © Valentín Sama Ya he hablado con anterioridad  acerca del hecho de que mucho antes de que existiesen las cámaras SLR para 35 mm, se diseñaron y comercializaron cámaras de esa clase en formatos medios y grandes (arriba); las de 35 mm llegaron después y más concretamente en la feria de primavera de la ciudad germana de Leipzig, en 1936. Sello conmemorativo del lanzamien