Ir al contenido principal

HP Photosmart Pro B9180: tintas Vivera Pigmentadas


Impresora HP Photosmart Pro B9180

Hewlett Packard (HP) ha presentado en Madrid su HP Photosmart Pro B9180, la primera de su nueva serie de impresoras para tintas HP Vivera, en su nueva variante de tintas pigmentadas. Esta impresora fue anunciada en la todavía reciente PMA.
A la vista de sus características y prestaciones, no cabe duda de que HP ha dado un salto cualitativo muy importante en lo que se refiere a calidad de imagen, durabilidad de las impresiones y versatilidad para los fotógrafos profesionales y aficionados avanzados.

La HP Photosmart Pro B9180 es una impresora DIN A3+ diseñada para fotógrafos profesionales, y emplea 8 cartuchos independientes de tinta, de 28 ml, que incluyen amarillo, magenta y cian, además de cian claro, magenta, claro y tres niveles o tipo de tinta “negra”: negro fotográfico, negro mate y gris.



HP Photosmart Pro B9180: cartuchos y cabezales
renovables por el usuario

Según el experto independiente, Henry Wilhelm, la combinación de las nuevas tintas Vivera pigmentadas con los papeles para chorro de tinta propuestos ahora por HP, la estabilidad de las imágenes en el tiempo es la más alta de todos los materiales en color disponibles hasta la fecha, con una estimación de durabilidad de 200 años (*). Los seis nuevos papeles propuestos por HP son del conocido y prestigioso fabricante alemán Hahnemühle, y a través del acuerdo con HP estarán disponibles a un precio “interesante”, teniendo en cuenta que se trata de uno de los soportes para “inkjet” más selectos y caros del mercado. Por supuesto, la HP Photosmart Pro B9180 es compatible con todo el resto de papeles disponibles, de todos los fabricantes. La HP Photosmart Pro B9180 admite papeles de hasta 1,5 milímetros de grosor y un gramaje de 800.

Según Pedro Martínez Nieto, de HP, se estima un coste de desde 2 euros por copia A3+, con una capacidad para 80 copias por juego de cartuchos. Los tiempos están entre 1,5 a 6 minutos (según resolución) para una copia A3+ y menos de 10 segundos para las 10 x 15, de las que podrían imprimirse 840 por carga. El secado es instantáneo y las copias son a prueba de agua.

La nueva HP Photosmart Pro B9180 incorpora avances muy importantes, y uno de ellos, a mi juicio es el calibrado de color en bucle cerrado. Por esta opción, podemos pedir a la HP Photosmart Pro B9180 que imprima una tabla de colores que figura en su memoria interna, y la propia impresora analiza cualquier posible desviación para efectuar las correcciones pertinentes.

Todo está pensado para un flujo de trabajo óptimo desde el punto de vista fotográfico, y así, el software opera como un “plugin” de Photoshop, por lo que podemos imprimir directamente desde ese programa sin prácticamente pasos intermedios. Además, la HP Photosmart Pro B9180 está dotada de perfiles ICC para una amplia variedad de soportes de impresión, y se asegura que sus impresiones en blanco y negro están libres de toda dominante de color.
La HP Photosmart Pro B9180 está configurada por defecto para operar en red, y dispone también de conectividad USB de alta velocidad. Los 4 cabezales duales comprenden 8.448 inyectores, y pueden ser fácilmente intercambiados por el propio usuario, con una vida media de 3-4 años a unas 240 impresiones al mes.
Con un precio aproximado de 700 euros, la HP Photosmart Pro B9180 estará disponible entre los meses de junio y julio, y será –evidentemente– la primera de una nueva serie de impresoras HP para tintas Vivera pigmentadas.



A pesar de lo relativo que estimo son las pruebas de envejecimiento acelerado, que nos hablan de 80, 120 y 200 años, en un medio en el que las imágenes más antiguas en color han demostrado “durar” 130 años, siempre que surge uno de estos nuevos instrumentos, no puedo por menos de pensar las maravillas que hubiésemos podido hacer con ellos, los pocos pioneros que en España dominábamos el famoso Cibachrome, allá por los años 80.

(*) Según los protocolos de prueba de Wilhelm Research. Bajo cristal, las pruebas tardarían 200 años en acusar una variación de un 10% en la densidad de uno de sus colores. Ello significaría una durabilidad cinco veces superior a la del mejor material en color argéntico actualmente en producción, el papel Fujicolor Crystal Archive.

Actualizar Blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…