Ir al contenido principal

Leica M digital a 6 bit: en el más puro estilo Leica


La nueva montura Leica M estará dotada, desde primeros de julio, de codificación óptica a 6 bit

Leica reinventa –y podrá repatentar– la famosa montura Leica M, al introducir una nueva versión, derivada de la primera, y dotada de un sistema de codificación a 6 bit a través de señales o “contactos” ópticos en la montura, tanto en el lado de la cámara como en el de los nuevos objetivos.
Y todo ello, claro está, tiene una gran relación con la nueva Leica M digital, que se presentará en la Photokina de este otoño.

El nuevo código permitirá a la no menos nueva Leica M digital “reconocer” de que objetivo se trata, y en base a la “caracterización” de dicho objetivo, optimizar las prestaciones del CCD del entorno de los 10 megapíxeles y factor 1,33 que probablemente incorporará dicha cámara.

Los nuevos objetivos “codificados”, que se suministrarán ya desde este primero de julio serán plenamente compatibles con las Leica M producidas desde 1954, y a la inversa, al tiempo que una parte importante de los objetivos anteriores en montura Leica M, producidos desde 1953, podrá adaptarse en fábrica a las nuevas especificaciones a un precio asumible por el usuario de equipos de tan alta calidad: tan solo 95 euros.

Tal como expliqué en mi informe acerca del Centenario de Victor Hasselblad, un sistema parecido se emplea ya en las Hasselblad H2D para conseguir digitalmente, a través de firmware, una corrección apocromática. Distorsión, viñeteado y otros “pecadillos” ópticos pueden corregirse por ese mismo procedimiento.
Dentro de la línea de producción actual, el único objetivo que no recibirá la nueva montura de codificación óptica es el Leica Apo-Telyt-M f/3,4: se considera que no se trata de un objetivo realmente utilizable debido a que con el factor de prolongación de 1,33 se sale de la lógica de una cámara de telémetro.

Este tipo de codificación se define como de “6 bit” debido a que existen seis campos en el área de la bayoneta, campos que están marcados en blanco o en negro, permitiendo conseguir un código binario del 1 al 64.
Lo más interesante es que la nueva Leica M digital “leerá” esas zonas blancas o negras literalmente, al hacerlo ópticamente, no electrónicamente.
La información correspondiente al objetivo de que se trata permite no solo “tratar” la imagen en cámara, sino que al adjuntarse al archivo de imagen como metadatos EXIF, ello deja abierto el paso a una optimización posterior a través de software específico, en el ordenador.

Rainer Bültert, "product manager" para el sistema M de Leica Camera AG, indica que …”en base a su calidad legendaria, casi todos objetivos Leica M resultan ideales para aplicaciones digitales, y sin embargo, el nuevo código de 6 bit permite utilizar las reservas de rendimiento de la capacidad de procesado de imagen en la cámara, a fin de ofrecer a nuestros clientes los excelentes resultados de imagen que esperan por parte de Leica”.

En mi opinión, un buen “golpe” de Leica, por el que no solo ofrece lo mejor del mundo clásico y el nuevo mundo digital, sino que además, lo hace a su estilo: “Leicalike”, esto es, con un diseño limpio, óptico, y además, conservando la compatibilidad hacia delante y hacia detrás.
Manteniendo el compromiso con sus usuarios.


La lista de los objetivos que pueden convertirse al nuevo código de 6 bit puede obtenerse descargando el archivo PDF correspondiente.
Para los que se defiendan un poquito en francés puede recomendarse seguir el enlace lista de los nuevos objetivos y convertibles.




Actualizar Blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…