Ir al contenido principal

Leica M8

Es interesante observar las pasiones que desata un producto tan particular, carismático y emblemático como la nueva Leica M8, la primera telemétrica digital de Leica.
Al parecer, algunos observadores muy críticos han podido observar, en alguna de las tomas, una cierta presencia de "banding", así como unas ciertas tonalidades magenta o rojizas, sobre determinados materiales, tales como tejidos negros, tonos de piel, etc.

Las reacciones van desde un profundo rasgar de vestiduras hasta una tranquila aceptación, pasando por una no menos tranquila espera de soluciones.

Las iras desatadas en algunos foros, han llevado a Leica a emitir un breve comunicado en el siguiente sentido:

Dear Friends of Leica,

Customer feedback to us following the start of shipment of the LEICA M8 points to a performance under certain conditions that does not meet the expectations in the Leica brand. Our technical and engineering teams have isolated the source of these concerns and have identified definitive solutions. Over the next two weeks we will communicate a plan to further assure you of your investment in the LEICA M8.

We hope for your understanding and support. Please accept that I will not be able to answer all messages in the forum personally.

Kind regards

Leica Camera AG
Stefan Daniel

Product Management

Al parecer, el problema de las tonalidades rojizas, se debe a un cierto infrarrojo residual, que el filtro especial (muy fino) empleado sobre el captor, no permite filtrar por completo. Ese filtro podría ser un compromiso a fin de poder emplear con éxito los objetivos angulares no retrofoco de la gama Leica M.
El problema del banding parece de fácil solución mediante actualización del firmware.

En lo que respecta al infrarrojo, no he podido ver todavía muestras ni obtenerlas por medio de una M8, pero si puedo anticipar que... ¡ese mismo "problema" o particularidad la he experimentado con cámaras digitales réflex monoculares de distintos reputados fabricantes!

La coloración magenta me aparece -con esas otras cámaras– especialmente al fotografiar cámaras fotográficas, o más concretamente sus partes metálicas pavonadas: sin duda, los filtros infrarrojos incorporados frente al sensor "no pueden vencer" las características de reflexión para el infrarrojo de esos metales y acabados.

¿Quizá se está juzgando a Leica de forma más estricta que a otros fabricantes?

Personalmente, cuando se presenta esa circunstancia, la "soluciono" desaturando selectivamente el magenta en un programa de tratamiento de imagen.

Esperemos y veamos las soluciones definitivas que indica Stephan Daniel que se han diseñado, que seguro que serán de mayor rango que la mía, que implica un poco de postproducción.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Pequeñas grandes mentiras: "100 años de fotografía Leica"

El carrusel mediático de PHotoEspaña ya está en marcha –¡20 años ya!– y una de las primeras grandes exposiciones que se puede visitar ahora mismo es la que se titula "Con los ojos bien abiertos: 100 años de Fotografía Leica", traducción casi imposible lo de "con los ojos bien abiertos" a partir de la expresión germana "Augen Auf"...

 Una vista parcial de la magna exposición © Valentín Sama
La exposición, mostrada ya en Berlín hace dos años, y ahora en el Espacio Fundación Telefónica, es total y absolutamente recomendable de visitar, por no usar el ya un tanto desgastado término de "imprescindible". Vaya eso por delante.

Ahora bien, ya desde hace un tiempo se me plantea una cierta duda acerca de la idoneidad para la tarea de algunas de las personas que constituyen los eslabones de la cadena del sin duda prolijo armazón que hace posible que una exposición como esta –o la de Lewis Baltz de la Fundación Mapfre, de la que hablaré brevemente después– …

El World Press Photo, de nuevo

Creo recordar que –para esta edición del 2017– los organizadores de este concurso, patrocinado por Canon, hubieron de cambiar las reglas para evitar los follones típicos de quítame allá un retoque u otro.
Debo decir que se me da un ardite ya si las fotos están retocadas o no, y me aburre el cansino argumento de "Ansel Adams [y otros] ya lo hacían en el cuarto oscuro", argumento que –cusiosamenre– a veces suelen emplear los mismos que critican al ahora "infamous", Steve Mcurry.

Pero al grano: de la ciertamente impactante foto obra de Burhan Ozbilici, realizada en los instantes posteriores al asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, lo que me intriga es un detalle técnico-estético.

©  Burhan Ozbilici
De lo que os hablo es del brazo, pero sobre todo el dedo índice de la mano izquierda del asesino, que se me antoja –en la imagen– anormalmente largo. Los datos oficiales de cámara, son claros: Canon EOS 5D Mark III, 1/250 s y f/ 5 a 1.600 ISO. Puesto que l…