Ir al contenido principal

Leica M8

Es interesante observar las pasiones que desata un producto tan particular, carismático y emblemático como la nueva Leica M8, la primera telemétrica digital de Leica.
Al parecer, algunos observadores muy críticos han podido observar, en alguna de las tomas, una cierta presencia de "banding", así como unas ciertas tonalidades magenta o rojizas, sobre determinados materiales, tales como tejidos negros, tonos de piel, etc.

Las reacciones van desde un profundo rasgar de vestiduras hasta una tranquila aceptación, pasando por una no menos tranquila espera de soluciones.

Las iras desatadas en algunos foros, han llevado a Leica a emitir un breve comunicado en el siguiente sentido:

Dear Friends of Leica,

Customer feedback to us following the start of shipment of the LEICA M8 points to a performance under certain conditions that does not meet the expectations in the Leica brand. Our technical and engineering teams have isolated the source of these concerns and have identified definitive solutions. Over the next two weeks we will communicate a plan to further assure you of your investment in the LEICA M8.

We hope for your understanding and support. Please accept that I will not be able to answer all messages in the forum personally.

Kind regards

Leica Camera AG
Stefan Daniel

Product Management

Al parecer, el problema de las tonalidades rojizas, se debe a un cierto infrarrojo residual, que el filtro especial (muy fino) empleado sobre el captor, no permite filtrar por completo. Ese filtro podría ser un compromiso a fin de poder emplear con éxito los objetivos angulares no retrofoco de la gama Leica M.
El problema del banding parece de fácil solución mediante actualización del firmware.

En lo que respecta al infrarrojo, no he podido ver todavía muestras ni obtenerlas por medio de una M8, pero si puedo anticipar que... ¡ese mismo "problema" o particularidad la he experimentado con cámaras digitales réflex monoculares de distintos reputados fabricantes!

La coloración magenta me aparece -con esas otras cámaras– especialmente al fotografiar cámaras fotográficas, o más concretamente sus partes metálicas pavonadas: sin duda, los filtros infrarrojos incorporados frente al sensor "no pueden vencer" las características de reflexión para el infrarrojo de esos metales y acabados.

¿Quizá se está juzgando a Leica de forma más estricta que a otros fabricantes?

Personalmente, cuando se presenta esa circunstancia, la "soluciono" desaturando selectivamente el magenta en un programa de tratamiento de imagen.

Esperemos y veamos las soluciones definitivas que indica Stephan Daniel que se han diseñado, que seguro que serán de mayor rango que la mía, que implica un poco de postproducción.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Por qué nunca hice hojas de contacto

La Fundación Canal muestra estos días la magnífica exposición "Magnum: hojas de contacto". En ese contexto, y volviendo al título de este post, quizá debería matizar que casi nunca hice hojas de contacto, porque unas [muy] pocas hice, las suficientes como para llegar pronto a la conclusión de que no eran para mí. Me voy a explicar, partiendo de la base de que revelo mis propias películas desde aproximadamente el año 1953 hasta ahora mismo. (1)

En los primeros tiempos, no necesitaba hojas de contacto por una razón muy sencilla: mi cámara era una Kodak Vest Pocket Autographic para formato 6,5x4,5 cm sobre rollos 127, y de los negativos escogidos hacía contactos directamente sobre papel baritado de 7x10 cm, mediante la clásica prensa de contacto de madera.


Ya unos pocos años más adelante, cuando se me otorgó autorización para utilizar "la cámara buena de la familia", una Kodak Retina 1b, para formato original KB de Leica (lo que ahora ha venido en llamarse "Full …

Film Ferrania: un preocupante silencio

Desde el pasado ocho de agosto de este 2017, que pronto finalizará, los responsables de Film Ferrania no han publicado noticia alguna tras su post "From Zero to P30 in 9 Months". Y afirmo esto ya que las publicaciones que se hacen en su muro de Facebook o en su cuenta de Twitter solo hacen referencias, bien a publicaciones en su "muro" de usuarios de la película P30 APHA, bien a tweets o retweets de otros usuarios.



Nunca –en ese periodo de ya casi cinco meses– ha ofrecido noticias de evolución de su proyecto original de crear una nueva película para diapositivas en color a través de una campaña Kickstarter que obtuvo un importante apoyo. También por mi parte, como "backer" como por la de nuestro medio, Albedo Media, como difusor de las actividades de Film Ferrania. Estamos hablando del primero de octubre de 2014, si bien el anuncio del nuevo proyecto es de finales de julio de 2013.

Es cierto que desde entonces, el valiente equipo inicial de Film Ferrania …