Ir al contenido principal

Va de premios

Mi colega Iker Moran, de “Quesabesde”, escribe en su reciente blog personal “hastaLOSMEGAPÍXELES”, un interesante e imprescindible post titulado “El cachondeo de los TIPA”, cuya lectura y análisis recomiendo.

Reconozco que, en los días pasados, he experimentado una sensación muy parecida a la que cita al comentar: ”Pero luego, al recibir el quinto mail de una compañía marcando paquete por haber ganado tal o cual categoría es imposible contener las ganas de saltar a la yugular"

En mi caso, al recibir esos mail, mientras me contenía en expresar mi opinión hacia los remitentes, simplemente no contestándolos, pensaba para mí mismo algo así como:
¿Serán capaces de entender el por qué de que no les contestemos ni publiquemos nada acerca de esas notas de prensa?
¿Sabrán estas Compañías que para los conocedores del tema, esos premios no son precisamente un prestigio, y que a la larga, les pueden perjudicar?
Porque todo lo que comenta Iker en su post es cierto. Y más.

El mecanismo, que por cuestiones profesionales conozco a fondo, es tal, que recuerdo que en una ocasión, un alto responsable de una compañía me comentó, mientras rodábamos por las calles de Barcelona, algo en la línea de …”no nos importa mucho el premio que nos den, siempre que nos den alguno cada año. Sabemos que si este año pagamos el canon por el que "nos toque", por ejemplo del de una compacta, el próximo será el de otro producto”…

Ya Iker cita en su post temas tales como el que se conceda un premio a un producto que todavía no está en el mercado, y del cual no pueden ser conocidas posibles bondades o fallos, pero es que la pauta es que se conceden premios a productos que desde luego no han llegado a pasar por las manos de la mayoría de los “expertos” miembros de la TIPA. Y en todo caso, una gran parte de los respetables miembros de esas publicaciones no tienen, bien medios, bien capacitación profesional para evaluar los productos. Tampoco hay tiempo, en los plazos entre disponibilidad de producto y fecha de concesión de los premios, de contar con experiencia profesional externa adecuada.

Al anecdotario de Iker referido al objetivo Sigma 18-250 mm –que no es el primer caso en ese sentido– se suman otras muchas, como el patinazo de dar un premio a un producto obsoleto, o el de que una compañía pida que se le “cambie el premio” a otro producto para el que tiene más interés. Por no citar el de una cámara premiada que sufre de frecuentes fallos de firmware…..

Al margen de todas estas cosas, lo que resulta un poco patético y hace “transparente” el trasfondo crematístico de la cuestión es la forma en cómo “se crea” un premio “para cada cosa”, hasta 40 categorías de una enorme especificidad.

En fin....




Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Por qué nunca hice hojas de contacto

La Fundación Canal muestra estos días la magnífica exposición "Magnum: hojas de contacto". En ese contexto, y volviendo al título de este post, quizá debería matizar que casi nunca hice hojas de contacto, porque unas [muy] pocas hice, las suficientes como para llegar pronto a la conclusión de que no eran para mí. Me voy a explicar, partiendo de la base de que revelo mis propias películas desde aproximadamente el año 1953 hasta ahora mismo. (1)

En los primeros tiempos, no necesitaba hojas de contacto por una razón muy sencilla: mi cámara era una Kodak Vest Pocket Autographic para formato 6,5x4,5 cm sobre rollos 127, y de los negativos escogidos hacía contactos directamente sobre papel baritado de 7x10 cm, mediante la clásica prensa de contacto de madera.


Ya unos pocos años más adelante, cuando se me otorgó autorización para utilizar "la cámara buena de la familia", una Kodak Retina 1b, para formato original KB de Leica (lo que ahora ha venido en llamarse "Full …

Film Ferrania: un preocupante silencio

Desde el pasado ocho de agosto de este 2017, que pronto finalizará, los responsables de Film Ferrania no han publicado noticia alguna tras su post "From Zero to P30 in 9 Months". Y afirmo esto ya que las publicaciones que se hacen en su muro de Facebook o en su cuenta de Twitter solo hacen referencias, bien a publicaciones en su "muro" de usuarios de la película P30 APHA, bien a tweets o retweets de otros usuarios.



Nunca –en ese periodo de ya casi cinco meses– ha ofrecido noticias de evolución de su proyecto original de crear una nueva película para diapositivas en color a través de una campaña Kickstarter que obtuvo un importante apoyo. También por mi parte, como "backer" como por la de nuestro medio, Albedo Media, como difusor de las actividades de Film Ferrania. Estamos hablando del primero de octubre de 2014, si bien el anuncio del nuevo proyecto es de finales de julio de 2013.

Es cierto que desde entonces, el valiente equipo inicial de Film Ferrania …