Ir al contenido principal

Trabajar a gusto


La cosa, en el fondo, no debiera de merecer mayor comentario: en este momento estamos trabajando sobre material de prensa recibido bajo condiciones de embargo y previa firma de un Acuerdo de No Revelación (NDA: “Non Disclosure Agreement”) con tiempo suficiente para realizar nuestra tarea con dignidad.
Esto es, pudiendo estudiar los contenidos, quizá impresos en papel, subrayando, acotando, buscando referencias anteriores, ajustando las imágenes, maquetando (lo poco que permite la Web) y –por acabar con la lista– también combinando esa tarea con otras de las que hay que realizar en paralelo.
Por razones de discreción, no vamos a comentar con cuantos días de antelación se nos ha enviado este material, pero si que podemos decir que “con más que suficientes”. Y por parte de más de una compañía.
Nos consta que no somos –en todo el mundo– más que uno de los centenares de medios que “estamos en la tarea”.

Y decimos que debiera ser lo normal, y no ser motivo de mayor comentario porque es lo habitual en nuestro País y en todos los del globo, a fin de que los informadores podamos realizar nuestra tarea en las condiciones que relatamos más arriba.
Las pequeñas diferencias radican en que –por ejemplo– con determinadas compañías se firma un NDA por presentación y con otras, más pragmáticas, se firma un único documento por año, con lo cual el procedimiento se agiliza y se ahorran recursos (horas de trabajo, etc.) en los departamentos de comunicación de esas compañías.

Desde luego, que lo más probable es que se produzcan filtraciones antes de la liberación de la fecha de embargo, pero nunca, nunca, será a partir de un medio al que se le haya enviado la información bajo dicho embargo.
Se trata de algo demostrado históricamente y de hecho, el 90% de las filtraciones se producen, bien desde las propias compañías, bien desde las auxiliares, tales como imprentas, o agencias de comunicación.
Por no comentar los casos en los que se ruedan en plena calle, antes de la presentación, los vídeos promocionales.
De hecho, en algunos casos, se sospecha que la filtración la puede llegar a realizar la propia firma, a fin de provocar el ya conocido “efecto viral” en la red. Pero no hay ninguna prueba y tampoco se trata de pensar mal.

Y cuando comentamos “debiera ser lo normal” o “no debiera merecer mayor comentario”... seguro que nuestros lectores entienden ya en qué estamos pensando.
Si, acertaron: en la política de “comunicación” de Canon, que entrega la información a un solo medio en todo el mundo (propiedad de una tienda online) en las condiciones más arriba citadas, al tiempo que al resto de los medios se lo entrega, días o semanas después y horas más tarde de que el citado medio lo tenga publicado –en evidente exclusiva– en sus páginas.

Los oídos de los responsables locales son hasta ahora sordos a las demandas de los medios, y nuestra duda razonable es si están haciendo todo lo que debieran para corregir la situación o simplemente no quieren”hacerse incómodos” ante Canon Europa y/o Canon Japón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…