Ir al contenido principal

Micro Cuatro Tercios: posiciones y temas pendientes


Tras la introducción de la nueva Pen E-P2 por parte de OLympus, podría entenderse que se van aclarando algunos temas y que siguen las incógnitas en lo referente a otros.

No es ningún secreto que Panasonic y Olympus colaboran a nivel de "protocolos" y también de uso de sensores Panasonic por parte de Olympus, pero en lo demás, la competencia es seria, si bien habría que saber si no existe un cierto "pacto" intangible en lo que se refiere a las ópticas.
Si examinamos las "hojas de ruta" de objetivos de ambas firmas para el Micro Cuatro Tercios, podria pensarse que Panasonic se decantaría por objetivos ligeramente más ambiciosos y costosos.
Ahí está, por ejemplo, ese 7-14 mm de Panasonic frente al 9-18 mm de Olympus, el Pancake 40 mm f/1,7 frente al Pancake 17 mm f/2,8 de Olympus.

En los cuerpos, la cosa está relativamente clara: ambas firmas siguen líneas suficientemente distintas dentro del mismo protocolo: las muy diferentes opciones de estabilización –en el cuerpo para Olympus y en algún que otro objetivo para Panasonic– marcan la gran diferencia.
Desde nuestro punto de vista, en ese sentido las Pen E-P de Olympus serían la opción ideal para aquellos que pretendan usar un amplio numero de objetivos manuales "extraños" sobre su cámara.

Por su parte, el flash incorporado de la GF1 puede decantar a más de uno por ese modelo frente al o los de Olympus. Y parece que nos olvidamos de que están "ahí" las G1 y GH1.
Y luego está el punto de la rapidez de enfoque, donde la GF1 ocupa "la pole", así como la pequeña "guerra" de visores electrónicos intercambisables, donde por el momento destaca el de Olympus por su calidad de imagen, pero también... por su volumen. No hay que olvidar que se trata de accesorios y que "llevan numero"... o sea que pueden presentarse nuevas y distintas versiones.

Pero para mi, el mayor punto de interés y de conflicto radica en la aparente no compatibilidad total entre los objetivos de ambas marcas en lo que se refiere a la correción de aberraciones, distorsiones y viñeteados, pues parece que la comunicación entre las firmas no es al 100%

En mi opinión, los valientes usuarios pioneros en el Micro Cuatro Tercios se merecerían un acuerdo entre firmas y una actualización de fimware para todos, todos, sus objetivos.
Solo entonces podremos hablar de un auténtico segundo "estándar" abierto.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…