Ir al contenido principal

Goodbye Kodachrome, hello mediocrity

Antes de ayer, el ya pasado día 30 de Diciembre de 2010, fue el último para que Dwayne’s Photo admitiese rollos Kodachrome para su procesado.
Poco más puedo escribir sobre el Kodachrome que personalmente no haya escrito con anterioridad, pero si tenemos en cuenta que el citado laboratorio era el único que quedaba en el mundo para el procesado de la mítica película –que dejó de fabricarse en 2009– y que las tandas de procesado que realizarán en estos días serán las últimas, poco más queda por decir. Por cierto que en las últimas tandas de revelado de Dwayne’s Photo también irán mis últimos Kodachrome expuestos.

Y sin embargo, bien mirado... mientras –como es mi tradición por estas fechas– escucho “El Trío Archiduque” de Beethoven, si que queda algo por decir.

Veamos: por un lado, vengo empleando Kodachrome desde el año 1963, y por lo tanto bastante antes y durante más tiempo que algún que otro famosillo que parece no haber hecho otra foto que un retrato y ello creo que me da un cierto derecho a opinar.

Todavía recuerdo algunos datos de mi primer Kodachrome:
Sensibilidad: 11 ASA
Primera toma: 1/60 de segundo a f/4 a pleno sol
Cámara: Kodak Retina Ib
Objetivo: Schneider-Kreuznach Xenar 50 mm f/2,8
Lugar: Zaragoza
Franqueo para el envío a Francia para su procesado: 14 pts.

Posteriormente, durante muchos años, películas tales como el Kodachrome 25 y el Kodachrome 64 fueron mis emulsiones de referencia y participé en las primeras pruebas, para España, de la Kodachrome 64 Professional en rollos 120.

La película Kodachrome, ha sido simplemente la mejor película en color jamás fabricada, y ello no solo por carismático y educado y contenido color, sino por su acutancia y la permanencia en el tiempo de sus colorantes.

Sobre la película Kodachrome se han dicho con anterioridad muchas tonterías, y se están publicando en la actualidad –en algunos medios– por lo menos otras tantas. Sobre estas últimas, no vale la pena perder mucho tiempo, pero con alguna de las anteriores, quizá si.

Las más flagrantes las propias vertidas por altos responsables de Kodak y vamos a poner dos muestras:

1) “El Kodachrome se dejó de fabricar por falta de demanda”.

Pues bien: el Kodachrome fue estrangulado lenta y premeditadamente por los altos directivos de Kodak, entre ellos Antonio Pérez, por el taimado y eficaz sistema de ir eliminando los laboratorios para su procesado de todo el mundo.
Pongamos un ejemplo: eliminen Uds. todas las gasolineras poco a poco y dejen una sola en Lausana (Suiza) y ya verán cuánto dura la demanda de coches de gasolina y gasoil.

2) “Para aquellos que utilizaban Kodachrome (una película para diapositivas en color), les recomendamos que utilicen Ektar 100 (una película negativa en color)”.

Pues bien: sin comentarios...

La verdad es que, con la compañia Kodak al parecer a punto para su venta, pleiteando por sus patentes como desesperado modelo de negocio, uno se plantea si los recursos dedicados a más de un “invento digital mediocre” no se podrían haber reservado para conservar está mítica a irrepetible película y al menos uno o dos laboratorios.

Claro que mientras queden gentes que opinen y escriban que un producto como el Kodachrome se puede sustituir por un “plugin digital”.... quizá sea mejor que pasemos a hablar y promover el sexo virtual en Internet en sustitución del real.

Dwayne's Photo



Comentarios

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Por qué nunca hice hojas de contacto

La Fundación Canal muestra estos días la magnífica exposición "Magnum: hojas de contacto". En ese contexto, y volviendo al título de este post, quizá debería matizar que casi nunca hice hojas de contacto, porque unas [muy] pocas hice, las suficientes como para llegar pronto a la conclusión de que no eran para mí. Me voy a explicar, partiendo de la base de que revelo mis propias películas desde aproximadamente el año 1953 hasta ahora mismo. (1)

En los primeros tiempos, no necesitaba hojas de contacto por una razón muy sencilla: mi cámara era una Kodak Vest Pocket Autographic para formato 6,5x4,5 cm sobre rollos 127, y de los negativos escogidos hacía contactos directamente sobre papel baritado de 7x10 cm, mediante la clásica prensa de contacto de madera.


Ya unos pocos años más adelante, cuando se me otorgó autorización para utilizar "la cámara buena de la familia", una Kodak Retina 1b, para formato original KB de Leica (lo que ahora ha venido en llamarse "Full …

Film Ferrania: un preocupante silencio

Desde el pasado ocho de agosto de este 2017, que pronto finalizará, los responsables de Film Ferrania no han publicado noticia alguna tras su post "From Zero to P30 in 9 Months". Y afirmo esto ya que las publicaciones que se hacen en su muro de Facebook o en su cuenta de Twitter solo hacen referencias, bien a publicaciones en su "muro" de usuarios de la película P30 APHA, bien a tweets o retweets de otros usuarios.



Nunca –en ese periodo de ya casi cinco meses– ha ofrecido noticias de evolución de su proyecto original de crear una nueva película para diapositivas en color a través de una campaña Kickstarter que obtuvo un importante apoyo. También por mi parte, como "backer" como por la de nuestro medio, Albedo Media, como difusor de las actividades de Film Ferrania. Estamos hablando del primero de octubre de 2014, si bien el anuncio del nuevo proyecto es de finales de julio de 2013.

Es cierto que desde entonces, el valiente equipo inicial de Film Ferrania …