1.1.11

Goodbye Kodachrome, hello mediocrity

Antes de ayer, el ya pasado día 30 de Diciembre de 2010, fue el último para que Dwayne’s Photo admitiese rollos Kodachrome para su procesado.
Poco más puedo escribir sobre el Kodachrome que personalmente no haya escrito con anterioridad, pero si tenemos en cuenta que el citado laboratorio era el único que quedaba en el mundo para el procesado de la mítica película –que dejó de fabricarse en 2009– y que las tandas de procesado que realizarán en estos días serán las últimas, poco más queda por decir. Por cierto que en las últimas tandas de revelado de Dwayne’s Photo también irán mis últimos Kodachrome expuestos.

Y sin embargo, bien mirado... mientras –como es mi tradición por estas fechas– escucho “El Trío Archiduque” de Beethoven, si que queda algo por decir.

Veamos: por un lado, vengo empleando Kodachrome desde el año 1963, y por lo tanto bastante antes y durante más tiempo que algún que otro famosillo que parece no haber hecho otra foto que un retrato y ello creo que me da un cierto derecho a opinar.

Todavía recuerdo algunos datos de mi primer Kodachrome:
Sensibilidad: 11 ASA
Primera toma: 1/60 de segundo a f/4 a pleno sol
Cámara: Kodak Retina Ib
Objetivo: Schneider-Kreuznach Xenar 50 mm f/2,8
Lugar: Zaragoza
Franqueo para el envío a Francia para su procesado: 14 pts.

Posteriormente, durante muchos años, películas tales como el Kodachrome 25 y el Kodachrome 64 fueron mis emulsiones de referencia y participé en las primeras pruebas, para España, de la Kodachrome 64 Professional en rollos 120.

La película Kodachrome, ha sido simplemente la mejor película en color jamás fabricada, y ello no solo por carismático y educado y contenido color, sino por su acutancia y la permanencia en el tiempo de sus colorantes.

Sobre la película Kodachrome se han dicho con anterioridad muchas tonterías, y se están publicando en la actualidad –en algunos medios– por lo menos otras tantas. Sobre estas últimas, no vale la pena perder mucho tiempo, pero con alguna de las anteriores, quizá si.

Las más flagrantes las propias vertidas por altos responsables de Kodak y vamos a poner dos muestras:

1) “El Kodachrome se dejó de fabricar por falta de demanda”.

Pues bien: el Kodachrome fue estrangulado lenta y premeditadamente por los altos directivos de Kodak, entre ellos Antonio Pérez, por el taimado y eficaz sistema de ir eliminando los laboratorios para su procesado de todo el mundo.
Pongamos un ejemplo: eliminen Uds. todas las gasolineras poco a poco y dejen una sola en Lausana (Suiza) y ya verán cuánto dura la demanda de coches de gasolina y gasoil.

2) “Para aquellos que utilizaban Kodachrome (una película para diapositivas en color), les recomendamos que utilicen Ektar 100 (una película negativa en color)”.

Pues bien: sin comentarios...

La verdad es que, con la compañia Kodak al parecer a punto para su venta, pleiteando por sus patentes como desesperado modelo de negocio, uno se plantea si los recursos dedicados a más de un “invento digital mediocre” no se podrían haber reservado para conservar está mítica a irrepetible película y al menos uno o dos laboratorios.

Claro que mientras queden gentes que opinen y escriban que un producto como el Kodachrome se puede sustituir por un “plugin digital”.... quizá sea mejor que pasemos a hablar y promover el sexo virtual en Internet en sustitución del real.

Dwayne's Photo



No hay comentarios: