Ir al contenido principal

Diez años, ya...

Antes de ayer, 18 de septiembre, se cumplieron diez años de vida de este blog. Mi intención era haber publicado este humilde post haciendo coincidir fechas, pero un inesperado retraso en el vuelo que me traía desde la Photokina hizo que llegase “a base” más tarde y cansado de lo previsto como para hacerlo.
No es mala señal que ello haya ocurrido manteniendo las labores informativas que vengo haciendo desde hace ya casi cuatro décadas, en medios impresos y online.

“Acerca de la fotografía”, fue mi primera entrada organizada (hubo otras anteriores) en el mundo de la publicación online, y lamentablemente, mis obligaciones hacia DSLR Magazine (DSLRMZ) me impiden dedicarle el tiempo y la atención necesarios.

Pero tengo bastante claro lo que es un blog personal y lo que debe ser el medio oficial que uno dirige o representa, o en el que participa (en mi caso, DSLRMZ), y no me parece lo más correcto hacer “trasvases” más o menos oportunistas entre un medio y otro compartiendo –en ocasiones– los mismos contenidos.
Considero que se trata de medios distintos y que así debe ser.

Lógicamente ello hace que el ritmo de publicaciones en el blog haya caído a niveles bastante poco deseables y más de una vez he considerado publicar un post final de despedida... y más concretamente para esta ocasión.

Pero hay algunas personas –muy próximas– que aunque entienden mi posición, me recomiendan que –al ritmo que pueda– lo mantenga vivo. Y puesto que se trata de personas bastante razonables y muy sinceras... voy a seguir su consejo.

De esa forma creo que también honro a todos los que me apoyaron, desde dentro y desde fuera incluidos los que participaron con aportaciones muy valiosas e incluso variopintas en el foro –no voy a dar nombres para no olvidarme de alguno clave e incurrir en injusticia– y también –por aquello de la biodiversidad– a algún “troll” que otro que sigue “troleando” por otros foros.

Todos han formado y siguen formando parte de esta pequeña comunidad que pienso fue quizá pionera en contenidos de peso y opinión en tiempos que en que publicar online con seriedad (sin ser aburridos) sobre fotografía, con opinión, era algo nuevo.

Mi primera publicación tuvo como protagonista una imagen, “Mis zapatos de Batman”. Desde entonces, he gastado unos cuantos zapatos, teclados, ordenadores y discos duros.




Los que estoy a punto de jubilar, pero me resisto a pesar de todo, igual que este blog son los que os pongo hoy.
No son tan elegantes como los de Batman, y mi paso tampoco es ya tan vivo, pero los “he hecho míos”, eso está claro, lo mismo que esta pequeña parcela de territorio online.

Trataré de “postear” con algo más de frecuencia (no prometo mucho) y como los tiempos corren, si así lo hago, quizá lo avise con algún “twitt” que otro, que no es lo mismo que “estar piándolas” todo el rato.

¡Saludos!

Comentarios

Nemo ha dicho que…
... y que sean muchos, muchos más...
Valentín Sama ha dicho que…
¡Gracias amigo! Y que no encalle nunca el espíritu del Nautilus
francisco azcoaga ha dicho que…
Animo Valentin.Como pasa el tiempo, parece que fue ayer cuando nacía Dslrmagazine.Te sigo desde hace mucho tiempo desde la revista FV y foto profesional.Los viejos rockeros nunca mueren.
Valentín Sama ha dicho que…
Desde Foto, nada menos... eso es carrera de larga distancia. Gracias, Francisco y un abrazo
Pepe Desmo ha dicho que…
Bueno !
Yo soy algo más joven que todo eso. Pero me he leído todos los posts desde el principio. Sólo llevaré unos cinco años siguiéndote más o menos. Pero es lo bueno de esto. No tengo que ir a un oscuro sótano lleno de polvo a investigar viejos papeles para encontrar los zapatos de Batman!
Aunque lo haga en la sombra y no sea un profesional espero que no abandones el barco en la tempestad.
Hay muchas cosas que si no fuese por ti yo ni siquiera las imaginaría .
Claro está que el Magazine es una cosa y esto es otra. Por eso vale la pena.
Hagas lo que hagas , porque decidir es una cosa y hacer otra , muchas gracias.
Fernando Marcos ha dicho que…
Don Valentín las reflexiones que publicas en este "diario" son como un regalito que uno se encuentra de vez en cuando en la vida; si fueran a diario no los apreciaríamos.
Al ritmo que sea pero dale dale dale ahí :-)
...y feliz cumpleaños.
HH ha dicho que…
Desde los tiempos de Foto Profesional tus análisis técnicos han sido modélicos. Te animo a continuar con este blog y Dslr. Un saludo.
Tiago Viher ha dicho que…
¡Ostras profe! Menudo susto me he llevado al leer esta entrada. Menos mal que se mantiene el blog. Llevaba tiempo sin entrar y... bueno, eso te lo cuento otro día. Me pasó algo muy parecido en el pequeño y modesto blog del taller de foto en Barajas y resolví lo mismo que tú por un argumento que consideré de peso: "poco siempre es mucho más que cero". En tu caso poco, para mí, es muchísimo. Infinitas gracias y un fuerte abrazo.
Iñaki de Miguel ha dicho que…
Me gusta bastante tu blog. Sería una pena que lo cerraras, Creo que DSLR Magazine es el mejor medio online de fotografía, ya no de España (eso es algo obvio) también de Europa.
Y creo que tu eres una de las personas que más sabe de fotografía. Por tanto, es un placer leerte.
Fdo: Un estudiante de fotografía.
Pd: un día descubrí tus fotografías a través del blog de Rafael Roa y me parecen muy buenas. No voy a decir que eres Helmut Newton, pero son buenas. Me gusta particularmente la del semáforo en el túnel de Plaza España. He visto fotos, mucho peores, en galería de Madrid, donde se "destila" más postureo que calidad.

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Pequeñas grandes mentiras: "100 años de fotografía Leica"

El carrusel mediático de PHotoEspaña ya está en marcha –¡20 años ya!– y una de las primeras grandes exposiciones que se puede visitar ahora mismo es la que se titula "Con los ojos bien abiertos: 100 años de Fotografía Leica", traducción casi imposible lo de "con los ojos bien abiertos" a partir de la expresión germana "Augen Auf"...

 Una vista parcial de la magna exposición © Valentín Sama
La exposición, mostrada ya en Berlín hace dos años, y ahora en el Espacio Fundación Telefónica, es total y absolutamente recomendable de visitar, por no usar el ya un tanto desgastado término de "imprescindible". Vaya eso por delante.

Ahora bien, ya desde hace un tiempo se me plantea una cierta duda acerca de la idoneidad para la tarea de algunas de las personas que constituyen los eslabones de la cadena del sin duda prolijo armazón que hace posible que una exposición como esta –o la de Lewis Baltz de la Fundación Mapfre, de la que hablaré brevemente después– …

El World Press Photo, de nuevo

Creo recordar que –para esta edición del 2017– los organizadores de este concurso, patrocinado por Canon, hubieron de cambiar las reglas para evitar los follones típicos de quítame allá un retoque u otro.
Debo decir que se me da un ardite ya si las fotos están retocadas o no, y me aburre el cansino argumento de "Ansel Adams [y otros] ya lo hacían en el cuarto oscuro", argumento que –cusiosamenre– a veces suelen emplear los mismos que critican al ahora "infamous", Steve Mcurry.

Pero al grano: de la ciertamente impactante foto obra de Burhan Ozbilici, realizada en los instantes posteriores al asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, lo que me intriga es un detalle técnico-estético.

©  Burhan Ozbilici
De lo que os hablo es del brazo, pero sobre todo el dedo índice de la mano izquierda del asesino, que se me antoja –en la imagen– anormalmente largo. Los datos oficiales de cámara, son claros: Canon EOS 5D Mark III, 1/250 s y f/ 5 a 1.600 ISO. Puesto que l…