Ir al contenido principal

Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct: ¿fuegos de artificio?

Nikon ha presentado finalmente su objetivo "estrella" para sus cámaras "mirrorless" de la serie Z, el extraordinario –en sentido exacto del término– Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct. Casi de inmediato, surgen una serie de preguntas, como por ejemplo: ¿qué utilidad tiene este objetivo de focal "estándar" y dos kilogramos de peso y enfoque manual? ¿Cómo se compararía con el ya existente Leica Noctilux-M 50 mm 0.95 ASPH, también para el formato Barnack de 24 x 36 mm?
A continuación, vuelco unos datos y también... opiniones, como corresponde al nombre de este blog personal.

Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct © Nikon
Para entrar en contexto, los parámetros físicos principales:

Nikon Leica
Objetivo Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct   Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH.
Focal (nominal/real) 58 mm / NI 50 mm / 52,3 mm real)
Ángulo de toma (indicado)  40º50' 47º
Apertura máxima/mínima 0.95/16 0.95/16
Numero de palas 11 11
Operación Manual (1) Manual, con medios clics
Lentes/grupos 17 /10 8 /5
Lentes en vidrio especial 4 ED; 1 HR 5 DA; 3 HR
Lentes aesféricas 3, torneadas 2, torneadas
Lentes flotantes No indicado 1 grupo de 2
Revestimientos Múltiples Múltiples
Modo de enfoque Manual, interno Manual
Distancia mínima 50 cm 100 cm (telemétrico)
Diámetro 102 mm 73 mm
Largo (hasta la montura) 153 mm 75,1 mm
Diámetro de filtro 82 mm 60 mm
Sellado No
Peso 2.000 g 700 g
Montura Nikon Z Leica M codificada ópticamente
Precio (aprox.) 9.000 € 10.400 €
Años de producción En producción (2) En producción 

Nota: DA (Dispersión parcial anómala); HR (Alto índice de refracción); ED (Dispersión cromática extra-baja); NI (No indicado)
(1) El objetivo muestra los valores sólo a través de una pequeña pantalla OLED

(2) Desde el 31/10/2019; sólo por encargo

Los esquemas ópticos, tal como podemos ver, son bien diferentes:

Una imponente masa de vidrio... © Nikon

Contención, para un esquema óptico también muy avanzado. Las lentes en azul son aesféricas, pero el resto son de dispersión anómala y tres de ellas –además– de alto índice de refracción © Leica
La focal de 58 mm
Esa focal, que a más de uno le puede parecer extraña, tiene sus orígenes en una dificultad de diseño relacionada con los espejos de las cámaras réflex monoculares (SLR), antes del desarrollo de los sistemas retrofoco, tal como publiqué en su momento en Albedo Media.
En el caso del Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct ignoro si la elección de esa focal es un simple "homenaje" al Nikkor 58 mm f/1.2 Noct presentado en la Photokina de 1976, o bien obedece a razones técnicas de conveniencia de pupila de salida.

La –corta– saga de los Leica-Noctilux–M de 50 mm
Corta sólo en número de variantes –tres series– pero relativamente larga en el tiempo, porque el primer Leica Noctilux-M 50 mm f/1.2 se remonta a 1966 (una década antes que el Noct de Nikon...), pasando por el Noctilux-M 50 mm f/1.0 (1976) al Noctilux–M 50 mm f/0.95 ASPH de 2008 actual.
Se trata de objetivos con leva de acoplamiento para las telemétricas de la firma y pueden utilizarse –mediante adaptador– sobre una amplia gama de cámaras "sin espejo".

Curvas MTF
Si observamos las curvas MTF anunciadas para cada uno de los objetivos, veremos que existen importantes diferencias:

Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH © Leica

Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct © Nikon
A la hora de comparar, es preciso tener en cuenta que el objetivo de Leica está analizado para 5, 10, 20 y 40 pares de líneas/mm y por tanto el grupo de líneas inferior obedece a una estándar más severo que las azules de Nikon, por lo que no son directamente comparables. No obstante, no resulta difícil llegar a una conclusión: el rendimiento es notoriamente más alto para el Nikkor Noct, especialmente para las esquinas y el campo medio. Precisamente esa focal más larga de 58 mm facilitaría las cosas para esas zonas del fotograma.
Pero para entender mejor las razones de los dos objetivos, vamos a ver una fotografía comparativa, cortesía de la interesante página "Camerasize":

Los dos objetivos en cuestión, montados respectivamente sobre una Leica M10 y una Nikon Z © Camerasize
Hay una cierta diferencia de tamaño, ¿no eso? La óptica de Nikon pesa 2,85 veces más que la de Leica, mide el doble de largo y es 1,4 veces más "gruesa"- ¿Quizá estemos ante un caso de "peras y manzanas"? Vamos a verlo.

Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct: el desiderátum
¿Qué puede llevar a una firma como Nikon a la creación y producción de un auténtico monstruo de dos kilogramos de peso y 153 mm de largo –para una focal de 50 mm– y además, con enfoque manual para su más reciente serie de cámaras autofoco, con un precio de aproximadamente 9.000 € y además "por encargo"?

Literalmente... "viendo las estellas" © Nikon
Resulta difícil de entender si no se conoce –en lo que resulta posible– la mentalidad japonesa: una de las principales metas a alcanzar era "la más perfecta reproducción de pequeños puntos de luz, libres de aberración de coma sagital hasta las mismas esquinas". Como, por ejemplo, los propios de un cielo nocturno estrellado. Aparte de la mayor o menor necesidad de obtener ese tipo de tomas, la clave está...¡en el desafío técnico!
Para alcanzar o aproximarse a ese desiderátum, se ha recurrido a un conjunto de "soluciones clásicas" del diseño óptico: ¡dejemos de lado factores tales como tamaño, peso, numero de lentes y coste/viabilidad comercial del objetivo, y además... nada de motores para el AF. Es el caso opuesto de lo que pueden permitirse –salvo el tema del precio– los diseñadores de los objetivos de la serie Leica-M (Mandler, Karbe, etc.)

Los objetivos Leica-M
Por su parte, el sistema telemétrico Leica-M obliga a los diseñadores de los objetivos para el citado sistema a mantenerse dentro de unas normas extremadamente estrictas, especialmente en lo que se refiere a diámetro y longitud de sus ópticas.
Ello se debe a que –debido al sistema de visor externo– caso de excederse en esas dimensiones... ¡pronto "invaden" el recuadro del visor, especialmente la esquina inferior derecha del mismo!
A ello se suma que dado el poco "grip" de los cuerpos de Leica M, el peso tampoco debe ser muy alto bajo riesgo de "cabeceo" del conjunto. Y por supuesto, la calidad óptica y la durabilidad mecánica deben ser excepcionales.

Conclusiones
Desde mi punto de vista, resulta interesante observar la forma en que cada fabricante ha abordado –en distintos momentos– la creación de "su" objetivo "estándar" de luminosidad f/0.95.
Leica creó, hace ya 11 años (3), un objetivo plenamente funcional y coherente para con el sistema Leica-M, al tiempo que Nikon ha creado una suerte de artefacto, notable en su calidad óptica, pero muy poco viable operativamente: una especie de "concept car" de la óptica. Quizá era un buen momento, acosada la marca en cierta forma por los avances de Sony y su popio retraso en el terreno "mirrorless", de demostrar hasta dónde puede llegar en diseño óptico. Eso sí, en mi opinión, haciendo concesiones inasumibles fuera del concepto..."Concept".
Así, el Leica Noctilux-M 50 mm f/0-95 ASPH sería una manzana, un producto muy "redondo", destinado a su uso, generando una estética de imagen muy fotográfica, al tiempo que el Nikkor Z 58 mm f/0.95 S Noct más bien una "pera de laboratorio", más bien destinado a una vitrina dentro de un frasco de formol.

¿Conseguir un foco preciso, con enfoque manual, a f/0.95? Un tema "viscoso"... © Nikon
Hablemos de transmisión
No contemplo aquí la enorme dificultad de conseguir un foco preciso –en modo manual– a la apertura máxima de f/0.95, con cualquier objetivo, tema que dejo para otro artículo.
Queda, empero, un punto final que me intriga sobremanera, pero que, dada la inaccesibilidad de esas ópticas no puedo comprobar; pero espero que Roger Cicala u otro experto lo analice: tengo la impresión de que –con todo ese vidrio por medio, la transmisión de luz del Noct de Nikon, debe ser bastante más baja que la del Noctilux... quizá un T/1.25 o similar.

(3) Como es sabido, Leica presentó, hace aproximadamente un año su Noctilux-M 75 mm f/1.25

Comentarios

Raul ha dicho que…
Fantastico , gracias por compartir .
me abruma esos pedazo de lentes realmente estoy de acuerdo con tigo en el tema del uso practico del nikkor, y la destreza necesaria para el enfoque a maxima apertura , en cuanto a la transmitancia ciertamente es muy probable que debido al numero de elementos y muy posiblemente a sus indices y masas que lo componen sea menor que el leica aunque la tecnologia de tratamientos sea de primerisima calidad,
hace mucho tiempo cuando supe por primera vez la existencia del nikkor 58/1.2 quede tan alucinado que quise tener uno pero luego el precio era tan inalcanzable que abandone la idea , , creo que ahora son aun mas caros y mas inalcanzables , pero me alegra mucho que existan esas bestias , como tu dices de museo y vitrina Valentin eres un crack me encanta los temas qu tratas y tambien tus opiniones
Valentín Sama ha dicho que…
Gracias por tus amables palabras, Raúl. La verdad es que hay objetivos que forman parte de la historia, y más de una vez mantienen o incluso suben de precio y el "Noct" de 1977 que citas debe ser –merecidamente– uno de ellos.
trigo ha dicho que…
Bueos días! Me encanta este blog y el cómo se abordan los temas fotográficos. Y con una de las observaciones finales del este artículo, me ha hecho pensar que el valor T de los objetivos deberia de ser proporcionado junto con los F máximos, aunque ya fuera por sacar músculo o para saber realmente si tal o cual objetivo "luminoso" es tan luminoso como dice ser... Se que es un valor más crítico en vídeo o cine, pero saber cuanta luz llega realmente al sensor sería maravilloso aunque sea en fotografía. Dicho eso me encantaría saber tu opinión sobre ello, muchas gracias!
Valentín Sama ha dicho que…
Coincido al 100% con Ud. trigo. Más de una vez pienso que nos llevaríamos una buena sorpresa caso de conocer el valor de transmisión real de las ópticas, especialmente de las ultraluminosas y "low cost".
En muchas de las ocasiones, alcanzar una gran luminosidad supone la implicación de un elevado número de lentes... con la consiguiente absorción por la masa de vidrio, además de las pérdidas por reflexiones en las superficies.
No estaría de más que los fabricantes reflejasen el valor "T", al menos en la ficha técnica, ya que hacerlo en el barrilete quizá llevase a confusión a los menos expertos.
Gracias por sus amables comentarios y saludos.

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…