Ir al contenido principal

Street Candy: retorno al cartón

¿Conocías "Street Candy"? Por si no es el caso, esta "Golosina de Calle" es una pequeña firma en la que Vincent Moschetti comercializa la película "Street Candy ATM 400" en rollos 135-36.

© Street Candy
La película es el clásico material para seguridad y vigilancia –probablemente de Agfa-Gevaert– que ha ido cayendo en desuso debido a la casi ubicua videovigilancia. Moschetti la bobina artesanalmente en chasis reciclados de 35 mm, y los etiqueta con su alegre "golosina-pegatina".
Hasta la fecha, los chasis ya cargados de Street Candy ATM 400 (1) se servían en los clásicos "botes" de plástico... pero dentro de poco ya no será así.

El cartón está de moda

Vincent Moschetti le andaba dando vueltas en la cabeza hace tiempo a tratar de reducir la "huella de plástico" de su modesto negocio dentro de lo posible, y así, en unas pocas semanas comenzará a servir su película en unos –ahora novedosos– botes... ¡de cartón!

© Street Candy
Y no se trata de unos botes cualquiera sino que, además de un atractivo diseño coherente con la imagen de la marca, están hechos íntegramente con fibra 100% de papel reciclado. Para los más "ecologistas" (2) hay un plus: las tintas carecen de toxicidad, estando creadas con tintes vegetales (3).
En conjunto, estos botes de cartón podrían reintegrarse al reciclado sin mayor problema.
Ello suponiendo que tras su uso alguien decida desprenderse de estos simpáticos "artefactos" válidos para múltiples usos domésticos.

Nadie es perfecto

Lógicamente, un bote de cartón no ofrece la misma protección contra la humedad que uno de plástico, y los usuarios lo deben tener en cuenta. Personalmente, si pensase guardar algunos de estos rollos y botes en el frigorífico, probablemente los guardaría en algún tipo de táper.

Más acerca de la Street Candy ATM 400

A la vista de la hoja técnica, la película de Moschetti sería de doble capa, emulsionada sobre una base de poliéster muy delgada (4), de 65 µm, esto es, un 35% menos de lo habitual.

© Street Candy

Su sensibilidad espectral no está extendida hacia el infrarrojo, lo que hace pensar que –en contra de lo que se podía sospechar– no se trata de la misma emulsión de la JCH Street Pan 400.

© Street Candy

Los tiempos de revelado son bastante estándar, y para aquellos reveladores que no figuren en la escueta tabla suministrada, Moschetti recomienda seguir los tiempos para la Ilford HP5.

© Street Candy

El contraste se anuncia como "alto" y se me ocurre que es muy probable que esta emulsión funcione mejor a IE 200 que a 400 ISO. Los chasis son sin codificación DX y –debido a lo delgado de la base de la emulsión– es preferente el uso de cámaras de arrastre manual frente a las motorizadas.

Para más información ver la página de Street Candy
Fuentes: Vincent Moschetti y Kosmofoto

© Street Candy


(1) "ATM" = "Cajero Automático"
(2) Bajo el término "ecologista" hoy en día existen también algunas subespecies tóxicas.
(3) A base de soja
(4) Conviene tomar precauciones al cargar bajo luz intensa, ya que el poliéster tiende a hacer "light piping". Por otro lado, en determinadas cámaras, pueden producirse problemas de foco en combinación con grandes aperturas de diafragma, al "flanear" más la película en el plano focal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…