Ir al contenido principal

Fujichrome Provia 400X y T64 Profesionales


Fujifilm ha presentado hoy dos nuevas películas profesionales en color para diapositivas, las Fujichrome Provia 400X Profesional y Fujichrome T64 Profesional, que estarán disponibles de inmediato, según roten los stocks, en los formatos de 135 y 120.
En lo que respecta a tecnología, ambas “tiran” de lo mejorcito de Fuji, utilizado en sus Astia 100 F y Velvia 100F, con en torno a más de 20 capas, con capas múltiples de distinta sensibilidad para cada color, y con capas para colores de matiz intermedio.
Entre otras ventajas, las nuevas películas incorporan copulantes de color de nueva generación, que permiten conseguir la máxima estabilidad en el tiempo, con curvas de envejecimiento muy equilibradas, que reducen a un mínimo inapreciable la posible desviación a dominantes de color con el paso del tiempo.

Según el fabricante, la película Provia 400X Profesional, equilibrada para luz de día (5500K) ofrece color intenso, pero con un equilibrio de reproducción de grises similar a su Provia 100F, de 100 ISO.
Algo que puede interesar especialmente a los fotógrafos de reportaje es la muy buena respuesta (cromática y de gradación) frente a los forzados de un paso, y de hasta 3 pasos (IE 3200) para sujetos determinados. Para otros fotógrafos, más polarizados hacia la calidad de imagen, existe la posibilidad de “subforzar” a IE 280, con muy buenos resultados y contraste más suave.
El índice de granularidad RMS (*) es de 11, uno de los mejores niveles dentro de su categoría de tipo de película y sensibilidad.
(*) Menor grano visible cuanto más bajo es el valor RMS



En lo que respecta a la Fujichrome T64 Profesional, se trata de un material equilibrado para “tungsteno” (3200K), e incorpora todas las ventajas tecnológicas comentadas para la Fujichrome 400X Profesional.
Además de un grano extremadamente fino (RMS 7), la nueva película, que es la versión III de la 64T, ofrece, al parecer, uno de los niveles más altos de del mundo de fidelidad de los matices (incluyendo los medios digitales), incluyendo los tonos más delicados situados hasta ahora fuera de las películas existentes, resultando una película muy adecuada para la reproducción de obras de arte. Debe ser así, pues personalmente he utilizado las versiones anteriores denominadas Fujichrome 64T para esos mismos fines, con resultados magníficos.
Esta película especializada, admite un subforzado de 1/2 punto y un forzado de un punto, lo que ofrece a los fotógrafos más críticos la posibilidad de ajustar el contraste de sus reproducciones, que en el caso de reproducción de cuadros, no puede realizarse mediante el ajuste del contraste de iluminación.
En definitiva, siempre es un chorro de aire fresco que una compañía como Fuji siga, no solo produciendo película de alta calidad, sino presentando mejoras en las emulsiones.



Actualizar Blog

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…