Translate

1.3.06

¿Basculamiento electrónico?

Uno de los puntos que se está discutiendo acerca de la nueva Panasonic Lumix DMC-L1 es el hecho de que –a diferencia de la E-330– el monitor posterior no sea basculable y orientable, sino fijo.
Mi opinión es que se trata de una de esas decisiones que tienen que tomar los ingenieros en un punto determinado del diseño de un aparato. En este caso, al parecer han primado las consideraciones estéticas: la pantalla móvil hubiese “engordado” la cámara de forma excesiva para el concepto de la misma. También, con esa configuración y salvo que sea reversible, tiende a ensuciarse más. Tampoco hay que olvidar que dotarla de ese “swing” encarece el producto, que tiene que poderse ofrecer a un precio final coherente con el mercado objetivo del mismo. Por otra parte, a pesar de su colaboración, Olympus y Panasonic desearán probablemente conservar aspectos diferenciadores entre sus líneas de cámaras. Pero además…
Hay que contar con la nueva tecnología de Panasonic, empleada en sus últimas compactas digitales, tecnología que permite seleccionar modos específicos de pantalla para poder ser observada sin oscurecimiento desde ángulos de toma derivados de “cámara en posición alta”. Lo mismo podría hacerse para “cámara en posición baja”. No es igual a una pantalla basculante, ignoro si se empleará en la Lumix DMC-L1 esa tecnología, pero podría resultar una opción aceptable.

No hay comentarios: