Ir al contenido principal

El captor de la Leica M8: Full Frame Transfer

A través de un comunicado de prensa de Kodak, se ha podido cofirmar hoy que el captor integrado en la nueva Leica M8 es obra del otrora famoso fabricante de película, más concretamente bajo la referencia KAF 10500 CCD.
Si bien ya era sabido que el nuevo captor utilizaba una nueva arquitectura de las microlentes, de tal forma que alteran su disposición de centro a esquinas del "fotograma", estaban por conocer algunos detalles más.
Así se ha podido saber que el captor de 10,8 megapíxeles efectivos es del tipo "Full Frame Transfer" (FFT), el mismo tipo utilizado en cámaras tales como las Olympus E-1.
Ese tipo de arquitectura FFT permite conseguir una superficie útil de cada fotocélula superior a la de un CCD convencional.
Los que han probado ese tipo de captor en sus cámaras, saben que ofrece un intervalo tonal y una gama de colores difícil de superar.

Con los avances de la tecnología desde la introducción de la OLympus E-1, es de esperar que la calidad de imagen conseguida por medio de la M8, su captor FFT y las ópticas Leica M, sea realmente... algo distinto.

El captor FFT de la M8 es de un tamaño de 18 x 27 mm (diagonal 32,44 mm), y el tamaño de sus fotocélulas es de 6,8 x 6,8 µm.
El vidrio protector es a su vez filtro infrarrojo, y goza de revestimientos antirreflejos por ambas caras.
Se ha dotado al captor de un eficaz control anti "blooming", lo que significa que se minimiza el efecto de "luces quemadas" derivado del "rebose" de información de un píxel hacia los contiguos caso de alcanzarse su nivel de saturación (1000 x).

Hasta el momento, los captores Kodak solo son empleados en cámaras de fabricantes exigentes, tales como Hasselblad, Olympus, y Leica, tanto para su Leica Digital Modul-R como para la nueva M8.
Es de esperar que la nueva tecnología de microlentes de distribución geométrica variable se aplique también a los captores ofrecidos para otros fabricantes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…