Ir al contenido principal

Forte

El cierre anunciado por Forte, para el 26 de este mismo mes, es, sin duda, una noticia triste para los aficionados al mundo de la fotografía argéntea.

Si bien en España Forte no ha tenido nunca la fuerza de otras firmas, tales como Ilford, la realidad es que, en los últimos años, y gracias a la labor de unos pocos importadores, se había hecho un lugar propio, sobre todo entre aquellos amantes del blanco y negro tradicional que buscaban papeles con fuerte gramaje, o de tonos cálidos, con la muy particular característica tonal de los papeles Forte.
Aunque las películas Forte negativas en blanco y negro tenían en productos de otras firmas competidores de altura casi insalvable, también eran apreciadas por unos pocos que buscaban una respuesta tonal y de grano más tradicional.

Quizá ahora pueda entender personalmente mejor el empeño de los directivos responsables de Forte, cuando en la pasada Photokina, al tratar de negociar, con algún gran comprador español, los pedidos para el 2007, hacían mucho hincapié en intentar conocer cuáles serían las cantidades previstas para sus pedidos a lo largo del año: se estaban jugando la supervivencia de la empresa.

No conozco la ubicación de las fábricas de Forte, pero es muy probable que a lo largo de los años hayan ido quedando en una localización muy golosa para los especuladores urbanísticos, que serán los que al final sacarán partido de una evolución de la fotografía fotoquímica hacia la digital.

En todo caso, y tal como comento en otro lugar, tenemos todavía amplias opciones a la hora de elegir nuestro material en blanco y negro, y más concretamente los papeles, y así, rápidamente, se me vienen a la cabeza nombres tales como Foma, Ilford-Harman, Kentmere, Maco.... y algunos más, sin olvidarnos de los stocks que puedan quedar de material Forte muy fresco, pues últimamente, solo se producía bajo pedido.

Lo que si parece que es una tendencia que se va consolidando, es que, aquellos fotógrafos que tengan previsto crear un cierto cuerpo de obra con unas características estéticas determinadas, deberían hacer pruebas exhaustivas sobre dos o tres tipos de papel, para, a continuación, adquirir una cantidad de material suficiente que les garantice la compleción de su proyecto.
De esa forma, quedarán a salvo de posibles interrupciones en el suminstro de "su" papel preferido.
Conquistemos un espacio adicional en nuestros frigoríficos y congeladores.

En otro orden de cosas, vuelven a producirse, y a estar disponibles, tres productos históricos, de gran importancia para las escuelas de fotografía:
Los reveladores Agfa Rodinal (negativos) y Neutol (papel), así como el fijador Agfa Agefix, corren de nuevo por las cubetas de los que se inician en la magia de la imagen latente.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…