Ir al contenido principal

Analógico y Digital



Hace muy pocos días impartí mi primera clase a un nuevo grupo de las clases del Master o “Magíster” de EFTI.
Aparte de pasar por el habitual revuelo de mariposas en el estómago que supone iniciar la comunicación con un grupo de personas que hasta el momento te eran desconocidas, algo que ocurre a pesar de la veteranía, tuve la grata experiencia de redescubrir –una vez más– que el nuevo grupo era distinto a todos los anteriores.

A mi pregunta habitual, con respuesta a mano alzada, acerca de cuántos de entre ellos empleaban cámaras digitales, obtuve un 100% de “afirmaciones”.
La sorpresa y “desviación de la muestra” vino de la contestación a la pregunta acerca de “cuántos de entre ellos” empleaban material analógico o fotoquímico: ¡el 85%!

No me quedó más remedio que refinar la pregunta cuestionando acto seguido acerca de si ese 85% de personas fotografiaba con película en color negativo, diapositiva en color o negativo en blanco y negro.
Y la respuesta fue que la totalidad (ese 100% del 85%) lo hacía exclusivamente “en plata final”, en negativo en blanco y negro.
Y lo veían como de una lógica aplastante, que en parte lo es.

Inquiridos acerca de si pertenecían a ese pequeño grupo de integristas que consideran que mezclar sistemas analógicos y digitales (escanear, y copiar, por ejemplo) es anatema, la contestación fue unánime: ¿que razón existe para no utilizar todas las herramientas que se nos ponen en nuestras manos?

Fue un buen comienzo. Creo que tengo un nuevo gran grupo ante mi.
Y el transcurso de la primera charla, con numerosas preguntas, aportaciones, comentarios petición de aclaraciones así me lo hace intuir.
Al terminar, más allá de las 22 horas, mi paso por las calles de un Madrid que ya estaba “de puente”, era más ligero. Y quiero creer que mi mirada, algo más brillante. Falta me hacía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…