Ir al contenido principal

Una idea brillante



Ya es sabido: Japón es un mundo paralelo. Los que tienen la oportunidad de trabajar en relación con ese espacio, entienden o intentar entender cómo relacionarse con los más refinados protocolos de aproximación y tratamiento.
Que las empresas funciona de forma muy característica y que los que forman parte de una de esas empresas sienten –al menos– que así lo hacen, es también conocido. Por eso, la lealtad y sentido de grupo va mucho más allá de lo que podamos entender por estos pagos.
Así, para capear el temporal económico, Panasonic ha pedido amablemente a las decenas de miles de los colaboradores de la empresa, que “echen una manita”….. comprando productos de la empresa.



La cosa, al parecer, está muy estructurada, pues se fijan plazos límite para la adquisición e incluso el monto del gasto deseable.
Este último aspecto se indica por categoría en la empresa, de tal forma que los cuadros superiores deberían efectuar compras por importe del entorno de aproximadamente 1.750 €, mientras que los cuadros intermedios deberían rascarse el bolsillo hasta encontrar aproximadamente 860 € “sueltos”.
O sea, que “no vale” con comprar un par de bombillas de bajo consumo o una aspiradora de pocas aspiraciones… o incluso una cámara compacta de baja gama.





Ni que decir tiene que se trata de una acción voluntaria, para la que no existe control ni contraprestación alguna.
Lo que se pretende es, sobre todo, que las posibles adquisiciones sean en el campo de los televisores, frigoríficos, equipos domésticos de vídeo, etc..

El plazo aconsejado para las compras es antes de Julio de 2009, y ya nos podemos imaginar, a nivel de parejas, a la hora de decidir una compara, bien el disfrute, bien las agrias discusiones, dependiendo del estado de descomposición de la citada pareja…
Quizá una buena idea fuese una bicicleta Panasonic, aunque parece que no las hay en versión tandém.



Todas las imágenes © Panasonic

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…