21.10.09

¡GREAT!



¡Great!

¿Qué puede hacer exclamar eso, con una gran y sincera sonrisa, acompañada –cosa poco común en una persona japonesa en visita de trabajo– de generoso lenguaje corporal?
¿Y si además se trata del Sr. Michiharu Uematsu, Manager Advanced Planning Products Planning Group, Ingeniero jefe de Panasonic y responsable entre otras líneas de las de Micro Cuatro Tercios y LX3?



Muy sencillo: ver un raro objetivo clásico Olympus E-Zuiko Auto-S 38 mm f/2,8 "Pancake" destinado originalmente a las réflex monoculares de medio formato Pen F de los años sesenta, montado –adaptador por medio– sobre una moderna Panasonic GF1.
Verle tomar el conjunto con encanto en su mano y de inmediato hacer un par de fotografías, demuestra –a mi modo de ver– algo muy positivo: que una persona de su categoría pueda ilusionarse con las cosas poco comunes, poco “actuales” y que sin embargo hablan del lenguaje común de la fotografía.



Ya separado de su montura, pude observar en su rostro el interés del ingeniero como tal, sobre todo cuando me permití recordarle que la letra “E” en el aro frontal significa que se trata de un diseño con cinco lentes, embutidas en muy poco espacio.

La ocasión se prestó –por supuesto– a hablar de otras muchas cosas, pero sobre todo, dentro de esa pequeña anécdota, a comprobar que la GF1 permite enfocar en manual todo tipo de objetivo “extraño”, con la eficaz ampliación en pantalla del sector ampliado dentro de la parte seleccionada del encuadre.

No hay comentarios: