Ir al contenido principal

Flange distance, y los límites de la óptica y comerciales. Mucho por ver.

Mi colega Iker Morán en su blog “hastalosMEGAPÍXELES” me cita en relación con las charlas informales mantenidas con el en diversos tugurios de los barrios menos recomendables de Tokyo acerca de –entre otros muchos temas– la cámara Sony NEX y su “infamous” objetivo pancake de 16 mm.
Este objetivo ha sido motivo de numerosos comentarios en foros diversos y hasta en la muy conocida página oficiosa de la tienda Amazon, DPreview, comentarios en el sentido de su –al parecer– nefasta calidad de imagen, sobre todo en las esquinas y a f/2,8, esto es, plena abertura.

"Que si se trata de unidades de preproducción que si para lo que cuesta ya vale, que si los definitivos están mucho mejor, que si"...

Unos “prueban” y otros (DP) “vuelven a probar”...

No se, no se....
Cuando los que “vuelven a probar” esos objetivos hablan de su (muy dudosa) construcción en metal y de que se trata de versiones definitivas (cuando la realidad es que no están disponibles), a uno le entran muchas dudas y se acuerda de esas cámaras y productos que reciben premios antes de estar disponibles....

Por mucho que me tiren de la lengua, lo tengo bastante claro: no daré mi opinión definitiva hasta que haya probado personalmente una unidad de serie, tanto de la cámara como del objetivo. Lo demás si que es marear la perdiz.

De momento, la firma Sony no me ha ofrecido ni una cosa ni otra: ni de preserie ni de serie (que no las hay).
Lo cual, en el fondo, agradezco.

Ya comenté, con motivo de la presentación, que realizar un buen 16 mm f/2,8 (equivalente a un 24 mm), para un formato APS-C con esa corta distancia montura plano focal (flange distance) no es cosa baladí.
Curioso: al menos dos altos ingenieros de Panasonic opinan lo mismo que este modesto óptico.
Y no es un prejuicio: cuando lo pruebe, si estoy equivocado en mis suposiciones (y las de los Srs. Uematsu e Inoue) y la calidad final no solo es aceptable sino buena o muy buena, miel sobre hojuelas para los usuarios.
Pero justificar una posible dudosa, mala o quizá inaceptable calidad de imagen basándose en temas de precio, no es algo... justificable por cuestión de precio, salvo que hablemos de productos para el catálogo de los chicos de Lomo. Eso si que es liar a la gente. Una cosa es un objetivo de marca y otra una mirilla para puerta.

Lo dicho: espero pacientemente. Al parecer, las versiones "de calle" llegarán a primeros de Julio.

22h: Los chicos de Amazon/DPReview acaban de publicar otra nota indicando que.... ¡vaya!, resulta que las cámaras que habían probado no eran ... "justamente del mismo centro de Bilbao" y que por eso "no daban" como debían. Ahora parece que les han enviado las unidades apropiadas....
En fin....
Vaya vaya...

Una de las preguntas, sería...¿¡que diablos está probando todo el mundo?!!




Comentarios

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…