7.11.10

"Mirrorless" de Nikon: tomando forma


Desde que Makoto Kimura, el presidente de la Compañía aseguró, en más de una ocasión en los últimos meses, que Nikon ofrecería una cámara “de un nuevo tipo”, antes de finales de Marzo de 2011, todo el mundo entendió que se trataría de una “mirrorless”.

Claro que el concepto “sin espejo” da mucho de si, y aunque se entiende que estamos hablando de cámaras de óptica intercambiable –las compactas tampoco llevan espejo– las soluciones pueden ser distintas del propio protocolo Micro Cuatro Tercios en el que otros fabricantes han venido inspirándose con más o menos transparencia.
Y lo que se comienza a vislumbrar para la nueva Nikon “mirrorless” parece ser algo distinto, y no sabemos si bueno o malo…

Según uno de los mayores expertos en Nikon (y en otras firmas), Thom Hogan, lo que bautiza como “Coolpix 8000”, sería una cámara de objetivos intercambiables, “libre de espejo”, con un captor ciertamente mayor que el de una compacta, pero más pequeño que un APS-C.
Nos preguntamos si será de un tamaño aproximado al de un Cuatro Tercios/Micro Cuatro Tercios, pero podría ser menor.
La cámara sería pequeña, con visor electrónico al nivel del ojo, y la nueva serie de objetivos “MX”...también sería pequeña de tamaño, comenzando por un objetivo zoom equivalente a un 28-105 mm f/2,8.
El nuevo sistema no parece que intente competir más que de soslayo con los sistemas de Olympus/Panasonic, Samsung y Sony, sino que iría dirigido a un mercado "más abajo". Pero... ¿existe ese mercado?
De ser cierto, y puesto que parece que responsables de Nikon afirman que “están reinventando la cámara”, personalmente opinamos si no estarán inventando una suerte del equivalente de una Pentax Auto 110, algo muy bonito y atractivo, pero que después pocos desean emplear tras una temporada de ilusión.

Veremos, pero hay indicios de que la nueva Nikon sería una cámara con una interfaz de usuario “distinta”, lo que para nosotros habla de pantalla táctil y quizá Wi-Fi.

Las patentes que corren estos días por la web parecen mostrar una compacta con objetivos intercambiables, y un flash incorporado que ni siquiera sería retráctil.

La verdad es que –guste o no guste– tarde o temprano todos los fabricantes que sigan en el mercado entrarán a eliminar el espejo móvil, con mayor o menor acierto.
Puestos a eliminar masas en movimiento, lo más lógico sería aplicar el concepto no ya solo a las pequeñas cámaras, sino precisamente a las mal llamadas “full frame” e incluso a las de formato medio.
Pentax entrará en el segmento y Canon, en su momento, también.
Y la clave de todo buen sistema está en ofrecer una amplia gama de objetivos, que respondan a lo que realmente demandan los usuarios.
Con varias ferias en 2011, tales como CP+ y PMA como puramente fotográficas y CES e IFA con opciones, lo candente del año va ser ver cómo reparten los fabricantes sus presentaciones, que no serán solo en el terreno sin espejo.

No hay comentarios: