14.5.11

La bola de metacrilato centellea en un rosa... que sube de intensidad


¿Qué podría tener un aspecto ligeramente “retro”, estar fabricado en titanio, tener una cierta semejanza de lineas con una Leica M9, pero ser más pequeña que ella, a pesar de incorporar un captor de más resolución, utilizar un visor con marcos luminosos proyectados al estilo de la última Leica 9 Titan e ir acompañada de un objetivo de tamaño bastante reducido?
Eso es lo que he podido ver fugazmente, en un tono ligeramente teñido de rosa al desempolvar mi bola de metacrilato y ponerla de nuevo en marcha.

De ser eso cierto, ello haría que mi humilde bola de policarbonato fuese algo más precisa que la de vidrio de algún otro colega francés.
Bien es cierto que al tratar de congelar el calendario de la máquina del tiempo asociada a la bola, a duras penas he podido ver la misma fecha: el 21 de junio.

En un aspecto no nos hemos puesto de acuerdo dos “videntes” observadores de bolas...de metacrilato: para el que dispone de una bola muy avanzada, el nuevo artefacto podría ser “más caro que”, al tratarse de una versión selecta conmemorativa, para mi, que la tengo más sintética, la bola me brinda opciones más atrevidas, tal como que pudiese “ser menos cara”, si se le dota solo de un sistema de confirmación de foco electrónico...

Pero, ¡ojo!: las bolas a veces engañan, y no queremos alarmar a Leica U.K.!

Leica M9 Titan: análisis

Actualizado a 29 de mayo de 20111.
Teniendo en cuenta que los Srs. de Leica le han debido regalar una unidad de la nueva cámara al conocido (¿?) cantante Sr. Seal, aunque no sabemos bajo que méritos y que éste la lleva colgada del hombro cuando se pasea por los aeropuertos, y que no contento con ello cuelga una foto de su juguete en su página de Twitter, podemos saber que la cámara existe y que llevará un Summicron-M 35 mm f/2 en cromo (base en latón), de diseño "retro" compacto. El sincro para flash de la nueva cámara "PD" de Leica, es a aproximadamente 1/160 de segundo, o sea que ya sabemos el tipo de obturador...
Poco queda por desvelar, por tanto, salvo la resolución final de este –sin duda– costoso modelo.




No hay comentarios: