Translate

4.3.12

Kodak: adiós a los "chrome", y van...

Esta semana nos llegó la noticia de que Kodak deja de fabricar sus últimas películas para dispositivas.
No: no hablamos del Kodachrome sino de todos los “chrome” de la compañía que llegó a ser llamada –para irritación de algunos/as de sus directivos/as.... “el Gigante Amarillo”.

Pensamos que –aunque muchos confunden, en una mala traducción, “suspensión de pagos” con bancarrota– a pocos puede extrañar este “penúltimo” paso en el cercenado de los pies del “gigante amarillo” a manos de su –en mi opinión– nefasto previsible último CEO, el Sr.Pérez.

Como de costumbre, en este anuncio, uno más en la larga serie de notas acerca de productos discontinuados de la firma, percibimos un tufillo de intentar “echarnos las culpas” a los consumidores:

“La ventas y demanda de nuestras películas E100VS, E100G y Elite Chrome Extra Color a nivel global han caído de forma significativa por debajo de un nivel sostenible y (por tanto) cesamos en la producción de estas tres películas.”

Siguen las ridículas recomendaciones habituales acerca de las emulsiones alternativas que deberíamos usar... ¡películas negativas en color!

La verdad es que nos da mucha pena ver la caída progresiva de esta compañía, en gran parte por la buena cantidad de gente honesta –amigos nuestros algunos de ellos– que se dejan la piel estos últimos años para luchar contra la adversidad.
Y también, por qué no decirlo, porque de alguna manera formamos “parte” de la compañía.
Kodak fueron los primeros rollos de “chrome” que hice allá muy a primeros de los sesenta, y quién me iba a decir que unas décadas después, se iban a tomar en consideración mis sugerencias como beta tester (de los de antes no de los de la era electrónica), para el desarrollo –entre otras– de dos de las emulsiones que ahora desaparecen.

Kodak, en sus años más brillantes, ayudó a muchos fotógrafos y fotógrafas en sus proyectos, extranjeros y españoles y también me honró con su respeto.

Por eso me entristece lo que ocurre. Ignoro si ésta será mi última nota al respecto, porque intuyo cuales serán los pasos siguientes y...
Es como ver a un amigo caminar hacia un destino fatal.

No hay comentarios: