Ir al contenido principal

¡Adiós, Popular Photography!

La noticia es de hace pocos días: el numero de marzo-abril de 2017 de la revista norteamericana Popular Photography será el último en llegar a los kioscos antes de echar el cierre. Y en ese cierre le acompañará la publicación hermana "American Photo", al tiempo que ya no se actualizará contenido alguno a las versiones web de ambos medios (1).


La primera portada de Popular Photography mostraba algo bastante rompedor para mayo de 1937: una mujer saliendo de la ducha...

Personalmente lo siento, no ya por el tema tan manido reflejado en otros sitios web del sector –la mayoría de cuyos responsables probablemente jamás se han rascado el bolsillo para comprar un ejemplar– sino porque siempre tuve una fuerte vinculación con el medio, al tiempo que llegué a conocer en persona a algunos de sus columistas.

Hacia 1962, en España solo era conocida prácticamente la revista Arte Fotográfico (AF), muy dedicada a mostrar los trabajos de concursística, si bien también ofrecía secciones interesantes, que los jóvenes aficionados como yo, nos "bebíamos" cada mes. Y un buen día, en un céntrico pasaje de Zaragoza, hoy convertido en tienda de ropa, descubrí una extraña publicación fotográfica, que ya desde la portada –recuerdo que eran unas copas de vidrio, todo en color rojo– ofrecía algo totalmente distinto a lo que se mostraba en Arte Fotográfico.

De alguna manera, quedé obnubilado, me rasqué el bolsillo y me gasté la mitad de la paga de un mes (¡qué tiempos!) en aquel ejemplar. Solo había un "pequeño" problema: todo estaba en inglés, y yo no sabía ni papa del idioma, si bien sí que sabía alemán.

 Los anuarios –que, aparte de algo de pubicidad importante en desplegables– solo llevaban porfolios seleccionados, eran bastante interesantes, y mostraban un tipo de fotografía poco visto en publicaciones españolas... y no lo digo por la portada de este de 1977.

De alguna manera –y sin despreciar todo lo aprendido desde los años cincuenta en AF– inicié un doble aprendizaje autodidacta, de fotografía y del inglés, idioma este que nunca estudié en otro lugar alguno. Desde entonces, compré regularmente Popular Photography hasta aproximadamente 2001 . De hecho llegué a ser suscriptor, pero hube de cancelar la suscripción, ya que la revista venía desde EEUU en un sobre abierto, y llegué a la conclusión –me llegaba bastante más tarde que a los kioscos– que "compartía" la suscripción con uno o más de –a la sazón siempre eficientes, en escaqueo– funcionarios de Correos.

A través de las estupendas secciones de  mi amigo Ed Meyers, de Cora Wright Kennedy, de Norman Goldberg y de otros geniales columnistas, aprendí desde a revelar diapositivas en color a protocolizar pruebas técnicas, pasando por muchas cosas más.

Siempre se criticó que Popular Photography llevaba muchos anuncios –casi el 30% de las páginas– pero ¡qué lujo para soñar en una España bastante gris todavía! A través de esos anuncios y por los caminos más extraños (2) adquiría mi primer Spiratone 135 mm f/2,8 para Miranda, un fantástico Vivitar 55-135 mm y también un OM-Zuiko 18 mm f/3,5 que todavía conservo.

 Uno de los últimos ejemplares que adquirí.

Las causas para el cierre son al parecer el declive en la circulación –de un millón de ejemplares al mes había caído a unos 320.000 (3)– la baja inversión publicitaria y unas páginas web no muy bien gestionadas, además de –claro está– un modelo de publicación obsoleto hoy en día.

En todo caso, Popular Photography siempre seguirá en el corazoncito de aquel adolescente, hoy "viejo profesor", ya que probablemente, a través de sus columnistas, fue mi mentora.
En otro orden de cosas, si estabais tentados de hablarme de revistas tales como "Nueva Lente" o de "Photovisión"... si me animo, otro día os hablaré de esas –en mi opinión– sobrevaloradas publicaciones. 
  1. Se ignora si –al igual que ha ocurrido con la difunta "Quesabesde", se desconectará el servidor, quedando inaccesibles todos los contenidos anteriores.
  2. En aquella época no se podía traer nada fotográfico de EEUU, por correo, sin una licencia de importación.
  3. La más baja de esas cifras sería un sueño inalcanzable para la más exitosa de las revistas fotográficas españolas, que no habrían pasado –en principio, pues mantienen secretas las cifras reales–  de los 15-22.000 ejemplares mensuales.




Comentarios

Ricardo. ha dicho que…
Querido amigo Valentín, poco puedo añadir a lo comentado tras el fallecimiento de Ed Mayers, salvo agradecer de nuevo tu "apertura de corazón" que transmites tan impecablemente como siempre y nos trasladas a unos tiempos que de un modo u otro todos vivimos, pues todos tuvimos unos inicios y una fase de ávido aprendizaje tan ilusionante.

Hoy los tiempos son otros y a la gente le costará entender lo que suponía esperar a las fechas de compra en los quioskos, a los que a menudo había que acudir varias veces por que "aún no había llegado" la revista.

Logicamente, no conozco ninguno de los motivos de la decisión, pero en ésto soy egoista y me doy por satisfecho, sabiendo que "mi mentor" es de los que ha decidido que es mejor "renovarse que morir" y sabe hacer las cosas excelentemente bien pero además, presentarlas con las herramientas y los colaboradores que los tiempos exigen.

Mi "pésame" por lo de "Popular Photography" pero mi enhorabuena y agradecimiento por tu trayectoria profesional.

Larga vida.

Ricardo (aka Eznado)
Valentín Sama ha dicho que…
Gracias por tus amables palabras, Ricardo. Y es cierto: ¡qué emoción la de acudir al kisoco cada mes para ver si ya "había llegado nuestra revista"!
Un abrazo
Oscar Ponton ha dicho que…
Vaya sorpresa que hayas retomado tu blog!! Encantado de ello estoy.
Eso mismo que comentáis tú y Ricardo, saludos Eznado, me pasaba todos los meses a mí...esperando el FV!

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Por qué nunca hice hojas de contacto

La Fundación Canal muestra estos días la magnífica exposición "Magnum: hojas de contacto". En ese contexto, y volviendo al título de este post, quizá debería matizar que casi nunca hice hojas de contacto, porque unas [muy] pocas hice, las suficientes como para llegar pronto a la conclusión de que no eran para mí. Me voy a explicar, partiendo de la base de que revelo mis propias películas desde aproximadamente el año 1953 hasta ahora mismo. (1)

En los primeros tiempos, no necesitaba hojas de contacto por una razón muy sencilla: mi cámara era una Kodak Vest Pocket Autographic para formato 6,5x4,5 cm sobre rollos 127, y de los negativos escogidos hacía contactos directamente sobre papel baritado de 7x10 cm, mediante la clásica prensa de contacto de madera.


Ya unos pocos años más adelante, cuando se me otorgó autorización para utilizar "la cámara buena de la familia", una Kodak Retina 1b, para formato original KB de Leica (lo que ahora ha venido en llamarse "Full …

Film Ferrania: un preocupante silencio

Desde el pasado ocho de agosto de este 2017, que pronto finalizará, los responsables de Film Ferrania no han publicado noticia alguna tras su post "From Zero to P30 in 9 Months". Y afirmo esto ya que las publicaciones que se hacen en su muro de Facebook o en su cuenta de Twitter solo hacen referencias, bien a publicaciones en su "muro" de usuarios de la película P30 APHA, bien a tweets o retweets de otros usuarios.



Nunca –en ese periodo de ya casi cinco meses– ha ofrecido noticias de evolución de su proyecto original de crear una nueva película para diapositivas en color a través de una campaña Kickstarter que obtuvo un importante apoyo. También por mi parte, como "backer" como por la de nuestro medio, Albedo Media, como difusor de las actividades de Film Ferrania. Estamos hablando del primero de octubre de 2014, si bien el anuncio del nuevo proyecto es de finales de julio de 2013.

Es cierto que desde entonces, el valiente equipo inicial de Film Ferrania …