Ir al contenido principal

Nuevas Panasonic S1 y S1R y prevención contra el polvo en el sensor: un clamoroso silencio

¡Parece casi una conspiración!: me he leído páginas y páginas de notas de prensa, listas de especificaciones y artículos publicados –en varios idiomas– acerca de las dos nuevas y soberbias "mirrorless" de Panasonic para el formato Barnack (24 x 36 mm o "full frame"), en montura "L" y no he encontrado referencia alguna a un posible sistema de prevención contra el polvo sobre el sensor.

Puede que se me haya escapado dicha referencia, pero no lo creo, y de hecho, a mi consulta a una de las personas que estuvo en la presentación internacional en Barcelona se me respondió: ..."pues la verdad es que no se nos comentó nada al respecto"...

Panasonic S1R y S1: ¿ninguna prevención contra el polvo en el sensor?
Ya en uno de mis posts anteriores "Una Photokina que –finalmente– podría ser interesante, o cómo esconder el polvo bajo la alfombra", especulaba no ya sólo con la posibilidad de que las entonces nonatas cámaras de Panasonic incorporasen la montura Leica L (1), cosa que finalmente ocurrió, sino acerca de la clase de sistema de prevención contra el polvo que pudieran incorporar esas futuras cámaras.

En efecto, las cámaras para el sistema Cuatro Tercios y Micro Cuatro Tercios han incorporado desde sus comienzos el que es –en opinión generalizada de los expertos– (2) el más eficaz de los sistemas de prevención contra el polvo sobre el sensor... si no el único realmente eficaz.

En el sistema de prevención contra el polvo de los protocolos Cuatro Tercios y Micro Cuatro Tercios, el extremadamente potente sistema de prevención contra las partículas es separado del captor en sí, estando este sellado bajo el mismo © Olympus


Ello es por la concepción del mismo: el sensor en sí está aislado de las partículas por medio de un vidrio de zafiro y una junta tórica, y ello permite aplicar sobre ese vidrio protector vibraciones de tal intensidad que –de aplicarse sobre el filtro anterior del sensor, tal como hacen otros fabricantes– más que probablemente convertirían a esa pobre cámara... en una "sensorless".

La pregunta que yo me hacía en el post más arriba mencionado es "si Panasonic –para su nueva serie "S" escalaría dicho sistema al formato Barnack".

Las imponentes nuevas "sin espejo" S1 y S1R de Panasonic © Panasonic
Pues bien, por la clamorosa ausencia de toda mención a sistema alguno de prevención contra el polvo sobre el sensor la respuesta parece ser un "no" rotundo.

Imagen de la alianza Leica-Panasonic, luego ampliada a Sigma

Si ello es así, las causas, desde mi punto de vista pueden ser varias:

– Problema de patentes.
– Incompatibilidad con el sistema de estabilización en el cuerpo de la cámara o "IBIS": no es lo mismo desplazar con agilidad un bloque o conjunto para Micro Cuatro Tercios que para uno de formato Barnack, de tamaño apreciablemente mayor, y por ende de mayor masa.
– Servidumbre de compatibilidad de ópticas con las cámaras de la "Alianza de la Montura L" (3): montar un bloque óptico distinto –sensor/antipolvo– cambiaría el plano de enfoque, si bien es muy probable que ello se pudiese compensar vía firmware.
–Cuestión de presupuesto: casi seguro que desde Panasonic se ha tratado de ofrecer, no solo ventajas tecnológicas sobre las alternativas en el mercado por parte de Canon, Nikon y Sony, sino también un precio competitivo según esas prestaciones.

Una lástima, vamos...

Lo más "curioso" es que no se haga mención a dispositivo de prevención alguno, si bien supongo que incorporará cierta tímida y típica solución de vibrar el vidrio anterior del captor o sensor al estilo de otras marcas.

Personalmente, mi opinión es clara:
– El problema del polvo sobre el sensor no va a desaparecer –como otros problemas de la vida– por el mero hecho de no hablar de ello, de mantener el silencio.
– Está comprobado que la necesidad de limpiar a mano sensores sucios, no solo es oneroso, sino negativo para la integridad de esos captores, y algunos de ellos –bajo limpieza húmeda– pueden incluso desarrollar corrosión sobre el vidrio anterior.

(1) Personalmente, nunca escribo mis "lucubraciones" –y en eso me distingo de algunos bloggers– con información privilegiada (NDA) bajo mano...
(2) Bueno... ya es famoso el caso de expertos que consideraban los sistemas antipolvo como "un gadget inútil",  pero no es menos cierto que lo hacían "under duress" de sus patronos...
(3) La alianza conformada en torno a la montura "L" que incluye a Leica, Panasonic, y Sigma.

Comentarios

Fernando Marcos ha dicho que…
Certero como siempre, amigo Valentín, en tus interpretaciones, que no elucubraciones.
Sobre lo que comentas de la dificultad que hayan encontrado en aportar soluciones de limpieza en captores tan grandes, me viene al recuerdo los años que estuve disfrutando de la maravillosa Pentax 645D (vendida por culpa de la crisis) y su sistema de eliminación de polvo.
Siendo un captor de 44x33mm, mucho más grande que el llamado full-frame, nunca, nunca, nunca tuve que limpiar ni una sola fotografía, ¡jamás!.
Los que conocen mi trabajo saben que la puse a prueba en ambientes muy extremos, como el desierto de Atacama, la cuenca del río Tinto e Islandia, cambiando de óptica muy a menudo.
Me resulta difícil creer que con la tecnología actual, en sensores menores, no hayan incorporado una solución que, aunque no sea tan perfecta como la de Olympus, sea al menos "apañá".
Un cordial saludo y gracias por aportarnos conocimiento.

Entradas populares de este blog

Olympus M. Zuiko Digital ED 20 mm f/1.4 PRO: razones y otras cuestiones.

OM Digital Solutions (OMDS) ha publicado su nueva hoja de planificación de desarrollo de ópticas, pero... eso ya lo habéis leído de sobra en otros medios, y no os voy a hablar aquí de eso. Tampoco voy a "meter el dedo en ojo" –todavía– a los agoreros que todos conocemos: por prudencia debida, esperaré a ver cómo es esa nueva cámara que OMDS ha registrado ya, cara a su homologación electrónica, ante los organismos internacionales. En este artículo voy a reflejar más bien mi sorpresa frente que, a algunos, incluso expertos... les sorprenda que se anuncie la producción del equivalente a un 40 mm f/1.4 en formato Barnack, el "prime" M.Zuiko Digital ED 20 mm f/1.4 PRO . Actualización: presentado a 04/11/2021 Ya en los años 50 del siglo pasado, Olympus ofreció los primeros 40 mm para las SLR de 35 mm de la época © Valentín Sama De alguna manera, hace tiempo que se estableció considerar "focal estándar" o "normal" de un objetivo, a la más aproximada

Olympus M.Zuiko Digital ED 8-25 mm f/4 PRO: prueba de campo (II)

En esta segunda parte de la prueba del nuevo objetivo Olympus M. Zuiko Digital ED 8-25 mm f/4 PRO , ofrezco resultados de campo, con sensaciones de manejo de esta óptica, que es equivalente a un 16-50 mm para el formato Barnack (24 x 36 mm). Para poner en contexto estos resultados, recomiendo leer igualmente la primera parte , dedicada al rendimiento técnico, con datos cuantificados acerca de aspectos tales como resolución, viñeteo, etc.  © Valentín Sama Aunque, como objetivo de la serie "PRO", el nuevo producto de OM Digital Solutions está destinado primordialmente a las cámaras igualmente PRO, tales como las E-M1, II y III, así como la E-M1 X, por sus dimensiones todavía relativamente contenidas –especialmente en posición retraída– estamos ante una óptica que hace también buen "maridaje" con los cuerpos de las PEN-F (arriba) y, por supuesto, con el de la E-M5 III. Aunque el Olympus M. Zuiko Digital ED 8-25 mm f/4 PRO –en buena lógica, por rango focal y dimensiones

Olympus M.Zuiko Digital ED 8-25 mm f/4 PRO.: prueba técnica (I)

En sentido estricto quizá fuese lícito afirmar que esta nueva óptica –avanzada ya en la hoja de ruta de la firma hace meses– es el primer producto presentado ya bajo el paraguas de la nueva empresa «OM Digital Solutions» (OMDS), ya que el M. Zuiko Digital 150-400 mm ED f/4.5 TC 1.25X IS PRO había sido presentado anteriormente.  © Valentín Sama S Zuiko 28-48 mm f/4 del año 1981 © Valentín Sama Así, este nuevo Olympus M. Zuiko Digital ED 8-25 mm f/4 PRO  sigue la tradición de Olympus –desde los tiempos de las OM fílmicas– de ofrecer a sus usuarios una óptica que tenga el recorrido desde un angular hasta la focal considerada desde hace tiempo como «estándar»: la más aproximada a un 50 mm equivalente para el formato Barnack (24 x 36 mm). Un ejemplo de ello era el S Zuiko 28-48 mm f/4  del año 1981 cuya prueba muestro en este mismo blog. Eso sí: cubrir un formato Cuatro Tercios, notablemente menor [13,5 mm  x 18 mm útiles] al del formato Barnack –unido a las tecnologías actuales– permite