Ir al contenido principal

Nuevas Panasonic S1 y S1R y prevención contra el polvo en el sensor: un clamoroso silencio

¡Parece casi una conspiración!: me he leído páginas y páginas de notas de prensa, listas de especificaciones y artículos publicados –en varios idiomas– acerca de las dos nuevas y soberbias "mirrorless" de Panasonic para el formato Barnack (24 x 36 mm o "full frame"), en montura "L" y no he encontrado referencia alguna a un posible sistema de prevención contra el polvo sobre el sensor.

Puede que se me haya escapado dicha referencia, pero no lo creo, y de hecho, a mi consulta a una de las personas que estuvo en la presentación internacional en Barcelona se me respondió: ..."pues la verdad es que no se nos comentó nada al respecto"...

Panasonic S1R y S1: ¿ninguna prevención contra el polvo en el sensor?
Ya en uno de mis posts anteriores "Una Photokina que –finalmente– podría ser interesante, o cómo esconder el polvo bajo la alfombra", especulaba no ya sólo con la posibilidad de que las entonces nonatas cámaras de Panasonic incorporasen la montura Leica L (1), cosa que finalmente ocurrió, sino acerca de la clase de sistema de prevención contra el polvo que pudieran incorporar esas futuras cámaras.

En efecto, las cámaras para el sistema Cuatro Tercios y Micro Cuatro Tercios han incorporado desde sus comienzos el que es –en opinión generalizada de los expertos– (2) el más eficaz de los sistemas de prevención contra el polvo sobre el sensor... si no el único realmente eficaz.

En el sistema de prevención contra el polvo de los protocolos Cuatro Tercios y Micro Cuatro Tercios, el extremadamente potente sistema de prevención contra las partículas es separado del captor en sí, estando este sellado bajo el mismo © Olympus


Ello es por la concepción del mismo: el sensor en sí está aislado de las partículas por medio de un vidrio de zafiro y una junta tórica, y ello permite aplicar sobre ese vidrio protector vibraciones de tal intensidad que –de aplicarse sobre el filtro anterior del sensor, tal como hacen otros fabricantes– más que probablemente convertirían a esa pobre cámara... en una "sensorless".

La pregunta que yo me hacía en el post más arriba mencionado es "si Panasonic –para su nueva serie "S" escalaría dicho sistema al formato Barnack".

Las imponentes nuevas "sin espejo" S1 y S1R de Panasonic © Panasonic
Pues bien, por la clamorosa ausencia de toda mención a sistema alguno de prevención contra el polvo sobre el sensor la respuesta parece ser un "no" rotundo.

Imagen de la alianza Leica-Panasonic, luego ampliada a Sigma

Si ello es así, las causas, desde mi punto de vista pueden ser varias:

– Problema de patentes.
– Incompatibilidad con el sistema de estabilización en el cuerpo de la cámara o "IBIS": no es lo mismo desplazar con agilidad un bloque o conjunto para Micro Cuatro Tercios que para uno de formato Barnack, de tamaño apreciablemente mayor, y por ende de mayor masa.
– Servidumbre de compatibilidad de ópticas con las cámaras de la "Alianza de la Montura L" (3): montar un bloque óptico distinto –sensor/antipolvo– cambiaría el plano de enfoque, si bien es muy probable que ello se pudiese compensar vía firmware.
–Cuestión de presupuesto: casi seguro que desde Panasonic se ha tratado de ofrecer, no solo ventajas tecnológicas sobre las alternativas en el mercado por parte de Canon, Nikon y Sony, sino también un precio competitivo según esas prestaciones.

Una lástima, vamos...

Lo más "curioso" es que no se haga mención a dispositivo de prevención alguno, si bien supongo que incorporará cierta tímida y típica solución de vibrar el vidrio anterior del captor o sensor al estilo de otras marcas.

Personalmente, mi opinión es clara:
– El problema del polvo sobre el sensor no va a desaparecer –como otros problemas de la vida– por el mero hecho de no hablar de ello, de mantener el silencio.
– Está comprobado que la necesidad de limpiar a mano sensores sucios, no solo es oneroso, sino negativo para la integridad de esos captores, y algunos de ellos –bajo limpieza húmeda– pueden incluso desarrollar corrosión sobre el vidrio anterior.

(1) Personalmente, nunca escribo mis "lucubraciones" –y en eso me distingo de algunos bloggers– con información privilegiada (NDA) bajo mano...
(2) Bueno... ya es famoso el caso de expertos que consideraban los sistemas antipolvo como "un gadget inútil",  pero no es menos cierto que lo hacían "under duress" de sus patronos...
(3) La alianza conformada en torno a la montura "L" que incluye a Leica, Panasonic, y Sigma.

Comentarios

Fernando Marcos ha dicho que…
Certero como siempre, amigo Valentín, en tus interpretaciones, que no elucubraciones.
Sobre lo que comentas de la dificultad que hayan encontrado en aportar soluciones de limpieza en captores tan grandes, me viene al recuerdo los años que estuve disfrutando de la maravillosa Pentax 645D (vendida por culpa de la crisis) y su sistema de eliminación de polvo.
Siendo un captor de 44x33mm, mucho más grande que el llamado full-frame, nunca, nunca, nunca tuve que limpiar ni una sola fotografía, ¡jamás!.
Los que conocen mi trabajo saben que la puse a prueba en ambientes muy extremos, como el desierto de Atacama, la cuenca del río Tinto e Islandia, cambiando de óptica muy a menudo.
Me resulta difícil creer que con la tecnología actual, en sensores menores, no hayan incorporado una solución que, aunque no sea tan perfecta como la de Olympus, sea al menos "apañá".
Un cordial saludo y gracias por aportarnos conocimiento.

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Telecentrismo y retrofoco invertido: casi 40 años después

Resulta que Nikon decide introducir una nueva montura –la Nikon Z– para sistema de "formato completo" (24 x 36 mm) –el primer cambio radical en 59 años– y Canon hace otro tanto 30 años después de dar un hachazo a su montura FD, creando la montura EOS-R, y presentando ahora la nueva montura EOS-RF.


Coincide que ambos fabricantes lo hacen para acceder, dentro de ese terreno del formato "Barnack", el famoso 24 x 36 mm,  ídolo de las masas, y más concretamente en el concepto de cámaras "mirrorless", que algunos comienzan a llamar "no réflex", por aquello de que "less" es como que "menos".


Les ha costado tomar esa decisión a los dos fabricantes, que ya antes habían entrado a regañadientes en la cuestión sin espejo, con productos menores –Nikon 1 y EOS-M– que han llevado al cese en la producción del primero y a éxitos dudosos al segundo.

Mi opinión personal es que ahora, con los nuevos sistemas Z y R, tanto Nikon como Canon –por e…

Una Photokina que –finalmente– podría ser interesante, o cómo esconder el polvo bajo la alfombra

Con el cambio de política de la organización de Köln Messe para la Photokina (1), más de un expositor –alguno de ellos relevante– ya ha anunciado su decisión de no participar en esta edición.

Se anticipaba una “Kina” aburrida, descafeinada, cuando pocas semanas antes de la misma, Nikon lanza sus mirrorless Z7 y Z6 para “formato completo” (24 x 36 mm), se filtra todo lo relacionado con el producto competidor de Canon en ese formato y concepto “sin espejo”, la EOS R y de repente ¡surge el rumor de que Panasonic –la originaria, hace 10 años, del concepto, en Micro 4/3– podría presentar otra mirrorless en el dichoso formato 24 x 36 mm!, formato que recordemos, no es sino un “apaño”, una solución de fortuna, obra de un buen mecánico alemán hacia 1920/1925.



No voy a hablar a fondo de productos que no solo no he tocado, sino que además –como en el caso de las Nikon Z7 y Z6 presentadas a algunos medios, al parecer llevaban el firmware…¡0.5 o 0,53! Cosa que por cierto no se han comentado en…