Ir al contenido principal

Una Photokina que –finalmente– podría ser interesante, o cómo esconder el polvo bajo la alfombra

La clásica vista que nos recibe en cada Photokina © Köln Messe

Con el cambio de política de la organización de Köln Messe para la Photokina (1), más de un expositor –alguno de ellos relevante– ya ha anunciado su decisión de no participar en esta edición.

Se anticipaba una “Kina” aburrida, descafeinada, cuando pocas semanas antes de la misma, Nikon lanza sus mirrorless Z7 y Z6 para “formato completo” (24 x 36 mm), se filtra todo lo relacionado con el producto competidor de Canon en ese formato y concepto “sin espejo”, la EOS R y de repente ¡surge el rumor de que Panasonic –la originaria, hace 10 años, del concepto, en Micro 4/3– podría presentar otra mirrorless en el dichoso formato 24 x 36 mm!, formato que recordemos, no es sino un “apaño”, una solución de fortuna, obra de un buen mecánico alemán hacia 1920/1925.

Una emulación, sobre una Panasonic GH5, de lo que podría ser una Lumix con sensor de 24 x 36 mm ("full frame") © Four Third Rumors


Una Nikon Z nos deja apreciar su corta distancia de registro de 16 mm © Nikon

No voy a hablar a fondo de productos que no solo no he tocado, sino que además –como en el caso de las Nikon Z7 y Z6 presentadas a algunos medios, al parecer llevaban el firmware…¡0.5 o 0,53! Cosa que por cierto no se han comentado en dichos medios. Vamos... que hasta el 1.0 o un 0.9 como mínimo falta un poquito. Pero en espera de poder hacerlo, sí que puedo hacer unas breves lucubraciones, o si se prefiere, mascullar un poco sobre lo que veo, y sobre todo, sobre lo que no veo.

Lo que veo y leo

Así que voy a comenzar por el final, por la supuesta Panasonic para formato de sensor 24 x 36 mm. Supongamos que se presenta. Una de las especulaciones es que pudiera compartir montura con la “imposant” Leica SL. Más de uno lo ve “raro” y “poco probable”. No lo niego, pero personalmente siempre tuve la sospecha de que ese buque insignia de la firma de Wetzlar estaba fabricado por Panasonic, o al menos tenía mucho “Panasonic Inside” como se dice ahora.

A Leica quizá le conviniese que existiese una alternativa más económica a su SL, pero no está claro si la presencia de ese sistema de Panasonic –que no sería precisamente “low cost”– animaría las ventas del sistema SL de alguna manera. Lo veo difícil. Por otro lado, si Panasonic da ese paso, habrá implicaciones para el protocolo Micro 4/3, y sobre todo para su “compañera” –pero no amiga– en el protocolo, como es Olympus.

La Leica SL, de líneas muy características, incorpora un visor electrónico de 4,4 millones de puntos. El precio del sistema es..."Leicalike" © Leica Camera AG

Pero desarrollar desde cero toda una nueva línea de objetivos que cubran el formato 24 x 36 mm requiere de unos recursos bastante imponentes… ¡salvo que se hubiese desarrollado en paralelo al tiempo que los Leica destinados a la SL! Como las filtraciones están al caer, lo sabremos a no mucho tardar. De momento, "casualmente", en EEUU se ha abierto una acción de "trade in" para la adquisición de equipos de Leica SL.

Al parecer, en Olympus ya llevan semanas de reuniones para estudiar la estrategia a aplicar, puesto que –se mire como se mire– si se cumple el rumor referente a Panasonic– aunque, injustamente, el concepto Micro 4/3 recibe un golpe. Un golpe que se suma a la incomprensión por parte del mercado, de las múltiples ventajas del sistema. Parece ser que Olympus tiene avanzado un nuevo modelo de alta gama, que no se mostraría en la Kina, si bien se me comenta –y rectifico– que Olympus si que tendrá un importante estand en la feria germana de Colonia, pero todavía no se conocen los avances de la nueva cámara respecto a la E-M1 Mark II, que sería de desear que radicasen en un sensor… más sensible. Se habla –como es rutina en estos casos– de un sensor de nuevo diseño y quizá de fabricación ajena a Sony.

Olympus E-M1 Mark II. ¿Cómo será su evolución? © Olympus

De momento, en los productos ya presentados, veo precipitación por parte de Nikon, con mensajes de marketing que dejan mucho que desear –“reinventando el mirrorless”– ya que no hay reinvención tal, ausencia de otros y una línea de objetivos que está más en los tableros de dibujo que en los mostradores (2), y aparentemente más coherente en Canon, que ya ha sido capaz de mostrar en la presentación de Londres a la prensa, hace unos minutos, ópticas tales como el 50 mm f/1,2 y el zoom 28-70 mm f/2, además de un 35 mm f/1,8. (3)

Ya están aquí... © Canon


Una Nikon Z con el zoom en kit © Nikon

¿Vergüenza por la calidad de "aficionado" para el montaje de las lentes en los nuevos objetivos, Nikon? © KevinJP/Nikon Rumors

Por si fuera poco, parece ser que Zeiss presentará una cámara con óptica fija optimizada para el formato de Barnack y por su parte Fujifilm una cámara de formato medio, la "GFX 50R", con una configuración distinta a la GFX 50S, más "telemétrica", si bien con visor electrónico, claro. Se trataría de una cámara "más asequible" que la actual, como alternativa a la misma.

Lo que no veo ni leo

Lo que no veo, lo que no leo en las notas de prensa de Nikon es referencia alguna respecto a sistemas de prevención contra el polvo en el sensor. ¿Será porque si lo ignoramos, escondiendo la cabeza como las avestruces, desaparecerán como por arte de magia, no ya las motas sobre las imágenes, sino también las colas de usuarios – frente a la FNAC y en eventos varios– cuando se anuncia “limpieza gratis del sensor”?
No obstante, sí que podemos echar un vistazo al PDF de especificaciones de la Canon EOS R filtrado desde el pasado día dos de septiembre en los más distintos medios:

El apartado correspondiente al sistema de "prevención contra el polvo" de la EOS R aporta datos esclarecedores © Canon
Si leemos atentamente el apartado dedicado a la prevención contra el polvo en el sensor –lo de "Dust Deletion Feature" me parece más bien "wishful thinking"– podremos comprobar que el sistema utiliza vibraciones del filtro de paso bajo, del que este modelo, por cierto, no prescinde.

La parte interesante es el punto Nº2: parece que se detectan las motas de polvo y grasa tras una toma de registro –nada nuevo, pues entre otras lo hacen desde Pentax a Leica–, pero a continuación se indica que ..."los datos correspondientes a las coordenadas del polvo se adjuntan a la imagen y se utilizan para que el software suministrado borre automáticamente las motas de polvo".

A falta de profundizar más –¿se habla de software en cámara o externo?– ello significaría en la práctica que los archivos –supongo que los JPG– irían acumulando cada vez más información falsa en determinados puntos de la imagen. Una nueva forma de "esconder el polvo bajo la alfombra".

¿Se ha comentado algo al respecto en la más bien plana presentación en Londres? En absoluto.


Pues bien: guste o no guste oírlo –a algunos– el sistema, el SSWF,  que muestra –desde su concepción– una altísima eficacia, cercana a la perfección, es el que montan y comparten las mirrorless de Panasonic y Olympus.
Mientras que donde otras firmas recurren a más o menos tímidas vibraciones de parte del paquete de filtros del propio sensor (2), solo las dos firmas citadas (además de Leica en su momento) pudieron implementar un potentísimo sistema ultrasónico independiente del sensor. Ventajas de partir de cero a la hora de diseñar un sistema digital. Sí, ese sistema que en declaraciones de responsables Nikon consideraban como "un gadget inútil".

Un módulo SWWF de Olympus/Panasonic: el sensor está encapsulado bajo un vidrio de zafiro, sobre el cual se aplican potentes ondas ultrasónicas. Actúa como un tambor que se golpease desde dentro, alejando las partículas de polvo. © Olympus



No hablo de esto, para alabar las ventajas del sistema "Super Sound Wave Filter" (SSWF), del cual por cierto no acabo de entender las razones por las que ni Olympus ni Panasonic hacen un buen marketing del mismo, sino por un asunto que me interesa mucho más y que es el que en realidad me ha animado a escribir este post:

Suponiendo que se confirmara el rumor y Panasonic presentase una mirrorless para 24 x 36 mm… ¿sería capaz de escalar el soberbio sistema de prevención contra el polvo que se implementa en las Micro 4/3 al formato de Oscar Barnack?

Si lo hiciese, creedme, sería un enorme avance en el concepto de las “sin espejo” para 24 x 36 mm y pondría a esa cámara en una categoría aparte ya que para las otras es tarde para implementarlo, royalties aparte. Bien es cierto que para ubicar el sistema contra el polvo hace falta un poquito más de distancia de registro y quizá… adiós a la muy supuesta compatibilidad con la Leica SL.

Y si –de nuevo– se confirmase el rumor, y no se implementa un sistema antipolvo escalado a partir del de las Micro 4/3, sería una cámara “me too” (4) más, y para los que saben lo que vale el sistema, quizá un motivo para permanecer fieles al Micro 4/3.

En los tiempos anteriores a lo digital, en la era fílmica, se decía que se daba una “glass Photokina” cuando lo más novedoso presentado eran ópticas y “film Photokina” o “camera Photokina” cuando lo eran películas o cámaras.


¡Ay, Herr Barnack... la que lió Ud.con el apaño de juntar dos fotogramas de 18 x 24 mm!

Esta Photokina de 2018, además de una de transición puede ser la Photokina de las sin espejo para 24 x 36 mm.

Canon y especialmente Nikon se juegan mucho en una apuesta que han tardado mucho en hacer, mientras en Sony se aplaude hasta con las orejas ante lo pacato de la propuesta de la segunda, al tiempo que con una sonrisa como el gato de Chesire, piensan en su posición dominante como suministradores de sensores… a más de uno de sus competidores.



1)A partir de esta edición de 2018, se plantea una edición anual en lugar de una cada dos años; se celebraría en la primavera en lugar de en el otoño.
2) En las secciones, los cortes de los nuevos objetivos "S" de Nikon que se mostraron a los medios, unas tiras de plástico tapaban a la vista los alojamientos de cada una de las lentes. Esto es algo sumamente atípico y hace pensar que en la firma no están muy orgullosos de la calidad del montaje y de los materiales...
3) Por su parte, Nikon sólo ha mostrado –funcionales– un 35 mm f/1,8, un 50 mm f/1,8 y un modesto 24-70 mm f/4

4) Aunque algunas y algunos parecen ignorarlo, el concepto "me too", es –en su origen– de carácter peyorativo...

Comentarios

Nicolas Sanchez ha dicho que…
Solo un apunte. El nuevo zoom de Canon, si se corresponde al de la imagen, es un 28-70, no un 24-70 como se dice en el texto.
Valentín Sama ha dicho que…
Gracias por el apunte, Nicolás. Ya está corregido. Realmente un 24-70 mm f/2 para cubrir un 24 x 36 mm habría sido mucho pedir con la tecnología actual... Saludos
Nacho R ha dicho que…
Gracias como siempre Valentín por estar ahí, (que no sólo en la Photokina) y por seguir siendo capaz de leer entrelíneas que el resto no somos capaces. Abrazos!
Valentín Sama ha dicho que…
Gracias a tí por tus amables palabras, y por seguirme desde hace tanto tiempo, ya sea en un medio o en otro...
Martin Gallego ha dicho que…
Siempre un placer leerte, Valentín. Un abrazo!
Valentín Sama ha dicho que…
¡Gracias, Martín!
Unknown ha dicho que…
Muchas gracias por tu tiempo , no me he resistido y he hecho un videoen YouTube sobre este tema, que barbaridad lo que sabes
Valentín Sama ha dicho que…
Ja, ja, ja... "Desconocido". Ya sabes: "más sabe el diablo por viejo que por diablo"...

Entradas populares de este blog

Olympus OM-1: de OM SYSTEM

A media mañana del día  24 de junio de 2020 recibía yo una llamada confidencial: ¡en breves horas se haría público que Olympus se desprendería de su división de cámaras, objetivos y accesorios fotográficos! Cuando ya fue noticia la venta de esa división a la empresa japonesa JIP, pronto toda clase de titulares –entre lo catastrófico y lo amarillista– aparecieron «certificando» la defunción de la marca y el cese en la producción del sistema Micro Cuatro Tercios (MFT) por parte de la firma. Ello, incluso en algunos medios «especializados». No en mi caso, desde luego. Hoy «OM SYSTEM» , heredera de la marca a través de OM Digital Solutions (OMDS), tras incorporar al sistema al menos tres ópticas notables ad interim, presenta el modelo de cámara de alta gama prometido desde un principio. Y lo hace –mire Ud. por dónde– luciendo no sólo la marca OLYMPUS en su frontal , sino además bajo el simbólico nombre de «OM-1» , el del primer modelo (1) comercializado por la firma dentro del sistema

Sobre el disparatado precio de la película en color

A lo largo de las últimas semanas el precio de las películas en color ha alcanzado niveles que se me antojan difíciles de asimilar. Kodak ya había anunciado hace meses una subida y Fujifilm, por su parte, ya nos tenía acostumbrados a su doble política: primero la de subir precios y después el cese de producción «por baja demanda» de determinadas referencias, y no sólo de color. Los aranceles de importación tienen un gran protagonismo en los precios a nivel europeo. A continuación, os aporto algunos datos, seguidos de mis lucubraciones al respecto. © Valentín Sama Primero, unos precios «actuales». De los más «baratos» encontrados online/tienda física. En ocasiones puede encontrarse alguna diferencia a la baja –casi siempre en una fecha de caducidad al límite– pero también algunas más altas. Excluyo películas de «submarcas», por razones que explico más adelante en el apartado (1) . La muestra si bien no es completa ni mucho menos al 100%, representa lo que puede adquirirse en una buen

Leica M11: a prueba

Leica presenta su rumoreada M11 , una telemétrica que se ubica plenamente dentro de la saga de las Leica M. Dos son sus rasgos novedosos fundamentales: un sensor retroiluminado (BSI) de 60 Mpx. , que ofrece dos resoluciones adicionales a 36 Mpx. y 18 Mpx., operando en modo «pixel binning» y una nueva base de cuerpo «tipo Q2» que abandona la clásica tapa separable que acompañaba a las telemétricas de la firma desde aproximadamente 1925. © Valentín Sama Rojo A ello se suma un puerto USB-C para control por cable («tethered») y la astuta disposición de una memoria interna de 64 Gb, capaz de operar como «una segunda ranura» adicional a la simple disponible para albergar una tarjeta SD. Por lo demás, la M11, sería casi idéntica en formas y configuración a las últimas Leica M 10-R y Leica M 10-R Monochrom. © Valentín Sama Durante unos pocos días he tenido la oportunidad de probar una unidad de M11 dotada ya del firmware final «autorizado» de la nueva producción de Wetzlar, el 1.2.0.0  (1