Ir al contenido principal

S Zuiko 28-48 mm f/4: ¿una gema no muy conocida?

Los recientes rumores (1) acerca de un posible nuevo "M-Zuiko Digital 8-24 mm f/4" [equivalente a un 16-48 mm] para el sistema Micro Cuatro Tercios, me han hecho recordar un pequeño zoom para el "OM-System", quizá uno de los menos conocidos: el OM Zuiko S Auto-Zoom 28-48 mm f/4, un práctico zoom que cubre las focales más usuales, desde la propia de un angular a la de un objetivo estándar.

Un muy original y muy compacto zoom angular para su época © Valentín Sama
Y digo "las más usuales", porque en el año de su concepción –1981– lo más normal era que la mayoría de los fotógrafos nos apañásemos con lo que era la "Santísima Trinidad" por entonces: un 28 mm, un 50 mm y un 135 mm. Todo lo demás se consideraba entre un "lujo" o algo "exótico"...

Características:
Ocho lentes en ocho grupos para un zoom con una aceptable parfocalización © Olympus


Olympus
Objetivo OM-Zuiko S Auto-Zoom 28-48 mm f/4

Focales (nominales) 28-48 mm

Ángulos de toma (indicados) 75º-49º

Apertura máxima/mínima 4/22

Numero de palas 6

Operación Manual, con clics

Lentes/grupos 8 /8

Vidrios especiales No indicado

Lentes aesféricas No

Lentes flotantes No

Revestimientos sencillos (1981) / múltiples (desde 1984)

Dist. mín. de enfoque 62 cm (enfoque por grupo frontal)

Diámetro 65 mm

Largo (hasta la montura) 54 mm

Diámetro de filtro 49 mm

Peso 293 g

Montura Bayoneta Olympus OM

Parasol Accesorio; a rosca de Ø 55 mm (muy raro)

Años de producción 1981 a 1984 (aprox.)


El primer zoom angular de la historia habría sido el Nikkor 28-45 mm f/4.5 y algunos autores afirman que el de Olympus "tendría el mismos diseño", cosa que no parece ajustarse en absoluto a la realidad; además de las diferencias de focales y luminosidad, el esquema óptico del Nikkor es de 11 lentes en 7 grupos siendo sus dimensiones y peso –440 gramos– mucho mayores. La distancia mínima de enfoque, de 1,2 metros es mucho menos favorable que la nominal de 65 cm del Zuiko.

Las dificultades técnicas para realizar un zoom angular como el OM Zuiko S Auto-Zoom 28-48 mm f/4 hace casi 40 años son casi inimaginables ahora. Y sin embargo, los ingenieros de la firma consiguieron hacer que esta óptica fuese notablemente compacta y además de un gran rendimiento.

Watanabe, a la izda., y Maitani, en el centro. Hacia 1983 © Olympus
No parece descabellado pensar que desde Olympus este zoom angular se veía como una pareja natural –por ejemplo para viaje– del Zuiko Auto-Zoom 75-150 mm f/4, el único zoom lanzado en la impresionante primera oleada de 28 objetivos (2) introducidos simultáneamente en 1972 junto con la cámara OM-1, iniciadora del sistema. Una suerte de "asignatura pendiente" de la firma en lo que a objetivos zoom se refiere desde la creación del sistema.

La unidad usada para este artículo la adquirí hace tiempo ya muy baqueteada © Valentín Sama
En la imagen de más arriba, montado sobre una OM-3, puede apreciarse la compacidad de este zoom: resulta poco más grande que un 50 mm estándar.

Configuración y manejo
El Zuiko S Auto-Zoom 28-48 mm f/4 es un zoom de los llamados "de dos toques", esto es: un anillo controla la acción del zoom y otro –de forma independiente– se encarga del enfoque. En un probable y conseguido intento de homologación, las texturas de estos aros son idénticas a las del Zuiko Auto-Zoom 75-150 mm f/4.

© Valentín Sama
El aro para el ajuste de los valores de abertura de diafragma, queda –en este caso– cerca de la montura y muy cerca del aro de ajuste de las focales: ello hace que, lamentablemente, al realizar ajustes de aberturas resulte fácil introducir por error pequeñas variaciones de focal.
El enfoque, hasta los 65 cm de distancia mínima nominal, se controla mediante el aro frontal. Ópticamente la acción se realiza a través del grupo frontal –no por helicoidal desplazando todo el objetivo–, una solución que desde el punto de vista del rendimiento a todas las distancias es inferior, pero que probablemente es parcialmente responsable de ese diseño tan compacto.

Ambos mandos funcionan con extrema suavidad, a pesar de la dura vida que ha debido llevar esta muestra según delatan sus "mataduras" externas.
Según los estándares actuales impuestos por las exigencias de las modas del "bokeh", tan sólo seis palas de diafragma parecen pocas, pero... era lo más corriente en la época. De hecho, la mayoría de los objetivos para las Hasselblad, incorporaban diafragmas de 5 palas...
No disponemos de escalas de profundidad de campo –algo siempre problemático en un zoom–  pero sí indicaciones para "infinito", 10m, 5m, 3m 2m 1.5m, 1m y 0,65 m.

A 48 mm de focal y ajustado a "infinito" © Valentín Sama

A 28 mm de focal y enfocado a "infinito" © Valentín Sama
A 28 mm de focal y ajustado a 65 cm, la distancia mínima de enfoque © Valentín Sama
Aunque este pequeño objetivo presume de ser un auténtico "zoom" la realidad es que no parfocaliza al 100%, si bien lo hace infinitamente mejor que los objetivos AF actuales, que por lo general no son más que varifcocales. A un ajuste de diafragma de entre f/8 y f/11, podríamos variar la focal rápidamente sin reenfocar y conseguir todavía excelentes resultados, sobre todo si el primer enfoque lo hemos hecho a la focal de 48 mm.

Para hacernos una idea algo más fiel de lo que nos ofrece este zoom 1,7x, ofrezco algunos encuadres comparativos, así como tomas sueltas:

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm f/4 a 48 mm a f/8 © Valentín Sama

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm f/4 a 28 mm a f/8 © Valentín Sama

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm f/4 a 48 mm a f/5.6 © Valentín Sama

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm f/4 a 28 mm a f/5.6 © Valentín Sama

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm f/4 a 48 mm a f/5.6 © Valentín Sama

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm f/4 a 28 mm a f/8-5.6 © Valentín Sama
Pero además, cuando hay una barrera física por medio –en este caso un muro– la fina capacidad de variación de focal del zoom nos permite hacer un recorte de imagen ad-hoc:

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm f/4 a aproximadamente 38 mm a f/8 © Valentín Sama
 
S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm a 48 mm y f/11 © Valentín Sama

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm a 35 mm © Valentín Sama
A la distancia mínima de enfoque, de aproximadamente 62 cm, aunque la calidad de imagen decae ligeramente (el enfoque está sobre el tubo) debido al sistema de enfoque por el grupo frontal, pero se pueden hacer todavía encuadres de detalles relativamente pequeños.

S Zuiko Auto-Zoom 28-48 mm a 28 mm y f/11 © Valentín Sama

Conclusiones

En un uso práctico, a la máxima apertura de f/4 se aprecia, por un lado un claro viñeto –que desaparece a f/5.6, –cerrando tan solo un punto– y por otro, una caída progresiva de nitidez de centro a esquinas.
A f/5.6 ya se produce una mejora apreciable y a f/8 y f/11 la calidad es ya óptima. Mirando con detalle quizá podamos detectar algo menos de nitidez en la esquina derecha (inferior). Siendo muy críticos podríamos atribuirlo por tanto a un ligero descentramiento, pero si tenemos en cuenta la dura vida que ha debido llevar esta muestra según su aspecto externo, no parece de consideración.

Lo que más me ha sorprendido de este pequeño zoom ha sido la relativamente alta calidad de imagen que llega a ofrecer, y ello en todo el recorrido de focales. La distorsión es muy baja –recordemos que no hay intervención de "firmware" alguno– y si acaso en tomas muy próximas, a la focal de 28 mm podemos encontrar algo de barrilete, así como algo de acerico a la de 48 mm.
A ello se suma una notable resolución para todo el campo a las aberturas medias de diafragma, bien es cierto que con una apreciable caída –de esperar– para las esquinas, sobre todo a plena apertura.

Asombra un poco ver lo que eran capaces de hacer los ingenieros en los años ochenta del siglo pasado sin recurrir a lentes aesféricas y con muy pocos vidrios especiales... ycon ninguno de esos recursos para este objetivo. Las aberraciones cromáticas, presentes y detectables en algunas imágenes al 300%, están muy controladas.
Una óptica cuyo rendimiento ya querrían algunas "de campanillas" actuales, si las despojamos de sus "muletas" informáticas, cuyo apoyo en ocasiones llega a límites escandalosos.


(1) Finalmente no confirmado según la hoja de ruta publicada pocos días después:

© Olympus
(2) Con focales de 8 mm a 1.000 mm incluyendo un desplazable o "shift" de 35 mm y cuatro "macros", tres de ellos especializados.
(3) Nota: las tomas están realizadas mediante una "despejada" de formato Barnack y 24 Mpx.; sin postproducción, salvo algún reencuadre y eliminación de "motas de polvo" sobre el sensor. Sobre película, los resultados podrían ser –obviamente– ligeramente distintos. Se dejan ampliar a voluntad.

Comentarios

Y que me cuentas del Zuiko 24-48 f4 que no salio infelizmente a la luz. Ese seria aun mas interesante...
Valentín Sama ha dicho que…
Sí...al parecer hay varios objetivos "nonatos" por ahí. Pero Olympus se cuidaba mucho de no sacar "patatas" (en lo posible) y además por aquella época trataba de que –salvo ópticas muy especiales– todas usasen filtros, bien de Ø49 mm, bien de Ø55 mm y era muy importante; quizá eso no cuadrase con los parámetros fisicos de ese 24-84 mm f/4. Nunca se sabe...
Ricardo aka "Eznado" ha dicho que…
Esta "cucada" si la tengo... y también la he usado alguna vez sobre una "despejada" que creo es la misma que la empleada para la prueba, así que poco mas puedo decir... que me alegro mucho de que le hayas dedicado una entrada.

Por otra parte, como propietario de dos 9-18mm (un ZD y un M.Zuiko) "medio averiados" que dudaba si enviar a arreglar, saber que puede materializarse un M.Zuiko 8-24mm hace que se me "enciendan" algunos "chivatos" de alerta...

Como siempre, gracias por la "info" y un abrazo.

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…