Ir al contenido principal

Olympus M. Zuiko Digital ED 20 mm f/1.4 PRO: razones y otras cuestiones.

OM Digital Solutions (OMDS) ha publicado su nueva hoja de planificación de desarrollo de ópticas, pero... eso ya lo habéis leído de sobra en otros medios, y no os voy a hablar aquí de eso. Tampoco voy a "meter el dedo en ojo" –todavía– a los agoreros que todos conocemos: por prudencia debida, esperaré a ver cómo es esa nueva cámara que OMDS ha registrado ya, cara a su homologación electrónica, ante los organismos internacionales. En este artículo voy a reflejar más bien mi sorpresa frente que, a algunos, incluso expertos... les sorprenda que se anuncie la producción del equivalente a un 40 mm f/1.4 en formato Barnack, el "prime" M.Zuiko Digital ED 20 mm f/1.4 PRO.

Actualización: presentado a 04/11/2021

Ya en los años 50 del siglo pasado, Olympus ofreció los primeros 40 mm para las SLR de 35 mm de la época © Valentín Sama

De alguna manera, hace tiempo que se estableció considerar "focal estándar" o "normal" de un objetivo, a la más aproximada a la diagonal del formato a cubrir (1).

Recordemos, antes de seguir adelante, que la diagonal del formato Four Thirds, común a las Micro Cuatro Tercios, es de 22,5 mm teórica (13,5 x 18 mm) y 21,64 mm práctica (13 x 17,3 mm útiles). Por eso, en general, hablamos de una diagonal de 22 mm  –el promedio– para el Micro Cuatro Tercios.

Así, por ejemplo, la diagonal del famoso formato Barnack de 24 x 36 mm –mal llamado "full frame"– es de 43,266 mm. Y sin embargo, desde la propia concepción del formato –en realidad una solución de fortuna– se considera como focal estándar la de 50 mm. ¿Por qué?

Dos razones fueron fundamentales:

  1. Mayor facilidad de cálculo, diseño y producción: una óptica de focal de 50 mm ofrecía mejor iluminación periférica (ley del coseno), y requería menor numero de lentes que una de 40 mm o 35 mm. A la sazón las capas antirreflejantes, bien no existían, bien eran muy simples, por no decir primitivas. Incluyo aquí a las primeras cámaras Leica, telemétricas o no. Estamos hablando de 1925.
  2. En las cámaras réflex para película de 35 mm –a partir de 1936– existía una dificultad adicional: En ópticas hasta f/4 o f/3,5 se podía bajar a duras penas a los 40 mm o incluso –pisando la cuerda floja– 38 mm de focal (2), pero para llegar a un f/2 por lo general había que subir hasta los 55 o 58 mm. La razón no era otra que el mayor número de lentes (elementos) necesarias para esa luminosidad, suponía un choque inevitable entre la lente posterior del objetivo y el espejo de la cámara. La focal algo más larga ofrecía la separación necesaria. No fue hasta el desarrollo de las ópticas retrofoco por parte de Angénieux que se pudo trabajar con ópticas de 35 mm y más cortas con esas cámaras réflex y el espejo funcional.
A esta distancia de la superficie de la lente posterior de un Meyer-Optik Görlitz Primoplan 58 mm f/1.9 pasa el borde del espejo de una Exakta © Valentín Sama

Los primeros objetivos de focal menor de 38/40 mm para cámara réflex monocular destinada a película de 35 mm fueron los retrofoco R1 35 mm f/2.5 de Pierre Angénieux: el ecosistema angular había cambiado para siempre. © Valentín Sama

Pero bien... no quiero apartarme demasiado del tema. Para las cámaras "despejadas" o "mirrorless", no existe el problema del movimiento del espejo, y la distancia de registro queda mucho más libre.
Desde el punto de vista del concepto de la relación diagonal/focal, parece claro que la focal más lógica para el formato Barnack seria la de 40 mm antes que la –establecida– de 50 mm. Y sin embargo, los objetivos de 40 mm de focal, se consideran una "rareza",  una suerte de especialidad, si bien existen muchos más modelos de lo cabría pensar en un primer momento: la mayor parte de los fabricantes disponen o han dispuesto de uno de ellos en sus catálogos. De hecho, hoy mismo Nikon ha anunciado uno...

Unos –muy pocos– ejemplos de distintas épocas y monturas, pero todos para 24 x 36 mm (Barnack): Canon EF 40 mm f/2.8 STM; Contax Zeiss Tessar 40 mm f/2.8; Konica Hexanon 40 mm f/1.8; Leica Summicron-C 40 mm f/2; Nikkor Z 40 mm f/2 (anunciado hoy mismo); SMC Pentax-DA 40 mm f/2.8 Limited, Sony FE 40 mm f/2.5 G; Voigtländer Ultron 40 mm f/1.4... e incluso hubo un muy raro Voigtländer Ultron 40 mm f/2 SL Aspherical para Olympus OM. Así, podríamos complementar una lista de un largo interesante siguiendo el abecedario... ¡pero, por supuesto, también Olympus jugó en esa liga! Y muy temprano; décadas antes que todos los más arriba indicados.

Dos raras versiones de un muy raro objetivo: Olympus Zuiko C. 4 cm f/3.5 en montura para Exakta. Hacia 1950. Al parecer sólo se fabricaron 500 unidades. © Valentín Sama

El Olympus Zuiko C. 4 cm f/3.5 montado sobre una Exakta VX II: la pasión por lo reducido y exquisito, ya estaba presente © Valentín Sama

Como vemos, ya desde muy pronto –hace ya unos 70 años– Olympus comenzó ofreciendo la focal de 40 mm para las SLR de 35 mm y seguro que a estas alturas de artículo sabíais que íbamos a llegar hasta el OM Zuiko Auto-S 40 mm f/2, un objetivo de tipo casi-pancake que –con el tiempo– se ha convertido en un objeto de deseo.

El raro Zuiko Auto-S 40 mm f/2 sobre una poco común OM-1 negra © Valentín Sama

El Zuiko Auto-S 40 mm f/2 no sólo es muy compacto, sino que además incorpora refinadas protecciones posteriores para evitar reflejos en la cámara oscura del espejo, sobre todo cara al uso con las OM-2, OM-3 y OM-4 con medición TTL en tiempo real © Valentín Sama

Por todo lo anterior, no debería sorprendernos en absoluto que OMDS anuncie el M.Zuiko Digital ED 20 mm f/1.4 PRO, un objetivo equivalente en ángulo de toma a un 40 mm, ahora con la alta luminosidad de f/1.4. Y ello a pesar de que, quizá para seguir "la norma", Olympus nos ofrece actualmente tanto el M.Zuiko Digital 25 mm f/1.8 como el espectacular M.Zuiko Digital ED 25 mm f/1.2, ambos equivalentes en Barnack a 50 mm.

De hecho, recuerdo, en fechas anteriores a la presentación de la Olympus PEN-F digital en 2016, ya "en el secreto" de parte de sus características, haber comentado a ingenieros –y otras personas– de la firma, que ..."sería una buena ocasión para presentar simultáneamente un "prime" f/1,4 en focal estándar, y además en "edición limitada", en estuche y con parasol y tapas con logos especiales"...

Evidentemente no se hizo así, y se presentó el M.Zuiko Digital 17 mm f/1.8, un muy buen objetivo, equivalente a un 34 mm en Barnack, pero que –en mi opinión… carece del atractivo que merecía la cámara, y ello debido al muy reducido diámetro de su lente frontal. La estética –no sólo la técnica– es muy importante.
Pienso que la nueva óptica "estándar" f/1.4 de OMDS es la que se debía haber presentado en aquel momento, pero bienvenida sea ahora. Pero, de entrada, estimo algún que otro caveat... veamos.

"Render" del futuro M.Zuiko Digital ED 20 mm f/1.4 PRO sobre una OM-D E-M5 Mark III © OMDS

En este tipo de "imagen", que no fotografía, las firmas –y Olympus no se libra de ello– nos suelen ofrecer perspectivas más bien engañosas. Cierto es que todavía son objetivos de dimensiones y acabados sin determinar (tbd), pero, muy pequeño no parece. Veo otra cuestión más: todos los últimos objetivos de la serie PRO (salvo el 150-400 blanco) se vienen presentando exclusivamente en acabado negro, y –de nuevo en mi opinión– el nuevo objetivo debería ofrecerse en "plata" también. En cuanto a la estética de la parte frontal... vaya. Pero es pronto. Esperemos.

¿Objetivo zoom o focal fija?

Los objetivos zoom ofrecen la ventaja indudable de su versatilidad ya ampliamente demostrada, acompañada ya hoy día por una calidad de imagen espectacular. No obstante, en términos de peso y compacidad, la cuestión es más discutible. Comparemos "tres focales" de 17 mm, más abajo:

Todos a la focal de 17 mm. Frente a una apertura máxima de f/4, el más pequeño nos ofrece un valor de f/1.8. Algo a considerar adicionalmente. © Valentín Sama

Cuarenta milímetros: una bella e incomprendida focal

Fotografiar con el ángulo de toma tan... especial, precisamente por ser tan natural de las ópticas de 40 mm o equivalentes, es algo que deberían probar todos los fotógrafos. No es ya "angular" como el 35 mm, pero no es tan "tele corto" como el 50 mm. Es perfecto.
Lógicamente, podemos ajustar esa focal o equivalente en uno de nuestros objetivos zoom polivalentes, pero nada que ver con la compacidad, ligereza y posible luminosidad de una focal fija, que además, nos hará pasar más desapercibidos.
¿Será este uno de los objetivos de dotación –o el principal–  de la nueva "Wow camera" que OM Digital solutions ha anunciado para 2022? Veremos...

En todo caso, pienso que es un acierto que OMDS incorpore a su catálogo el nuevo M.Zuiko Digital ED 20 mm f/1.4 PRO.
Cosa bien distinta es que tenga éxito comercial. Todo depende del precio, sus características técnicas finales –peso, dimensiones– y, "last but not least", de lo que cuiden los responsables de la firma su promoción: lo ocurrido con el M.Zuiko Digital ED 8-25 mm f/4 PRO no parece un buen ejemplo-
¡Ah!, insisto: un acabado especial, ayudaría. Al tiempo.


(1) Formatos panorámicos y atípicos aparte. Por otro lado, nunca he estado de acuerdo con el mantra de "objetivos de 50 mm: el ángulo normal de visión del ser humano", pero es otro tema.
(2) En 1939 se comercializó el Som-Berthiot Olor 38 mm f/5.7 en montura Exakta. El objetivo de focal más corta compatible con el movimiento del espejo de las SLR de 35 mm de la época.

Comentarios

Las Palm as ha dicho que…
Excelente articulo ! Según declaraciones en el día de hoy de un directivo alemán de OMD , este Zuiko 20mm tendrá el tamaño del Olympus 12-45 pro. Una pena en mi opinión . Llevo años disfrutando de una Pen f en plata junto con el Panasonic 20mm versión II . Una combinación increíble en resultados , tamaño y portabilidad y con un grandísimo atractivo estético, que coincido con el artículo, es muy importante.
Valentín Sama ha dicho que…
Una mala noticia, la del tamaño, Las Palm as...

Ello refuerza mi teoría de que esta óptica podría presentarse emparejada a la nueva "WoW camera" que OMDS presentaría a principios del 2022... y que esa cámara "PRO" no sería muy pequeña.

Magnífico objetivo, ese Panasonic de 20 mm que disfruté en su momento en su primera versión.
Gracias por sus amables palabras
¡Saludos!
Valentín Sama
Unknown ha dicho que…
Valentín, buenas noches. Me he topado con su nombre y con su blog buscando artículos de referencia sobre la Argus. La web dice que tiene ud un texto largo sobre ella llamado “Una historia de la radio” , pero no lo ubico en ningún lugar ¿hay manera?
Desde Colombia, saludos.
Valentín Sama ha dicho que…
En efecto: escribí un largo artículo con ese título sobre las Argus, en nuestra revista impresa FV. También hubo otro específico sobre las Mercury.

Lamentablemente, por diversas razones, no conservo copias delos mismos.

No obstante, es fácil que en la sede actual de la Revista, dispongan de ejemplares de los números en los que se editaron, y creo recordar que tenían un servicio de venta y envío de ejemplares anteriores.

Le brindo un enlace para que se pueda poner Ud. en contacto con ellos.

https://www.revistafv.es/index.php/contacto

¡Buena suerte y saludos desde Madrid, España!

Entradas populares de este blog

Sobre el disparatado precio de la película en color

A lo largo de las últimas semanas el precio de las películas en color ha alcanzado niveles que se me antojan difíciles de asimilar. Kodak ya había anunciado hace meses una subida y Fujifilm, por su parte, ya nos tenía acostumbrados a su doble política: primero la de subir precios y después el cese de producción «por baja demanda» de determinadas referencias, y no sólo de color. Los aranceles de importación tienen un gran protagonismo en los precios a nivel europeo. A continuación, os aporto algunos datos, seguidos de mis lucubraciones al respecto. © Valentín Sama Primero, unos precios «actuales». De los más «baratos» encontrados online/tienda física. En ocasiones puede encontrarse alguna diferencia a la baja –casi siempre en una fecha de caducidad al límite– pero también algunas más altas. Excluyo películas de «submarcas», por razones que explico más adelante en el apartado (1) . La muestra si bien no es completa ni mucho menos al 100%, representa lo que puede adquirirse en una buen

Olympus OM-1: de OM SYSTEM

A media mañana del día  24 de junio de 2020 recibía yo una llamada confidencial: ¡en breves horas se haría público que Olympus se desprendería de su división de cámaras, objetivos y accesorios fotográficos! Cuando ya fue noticia la venta de esa división a la empresa japonesa JIP, pronto toda clase de titulares –entre lo catastrófico y lo amarillista– aparecieron «certificando» la defunción de la marca y el cese en la producción del sistema Micro Cuatro Tercios (MFT) por parte de la firma. Ello, incluso en algunos medios «especializados». No en mi caso, desde luego. Hoy «OM SYSTEM» , heredera de la marca a través de OM Digital Solutions (OMDS), tras incorporar al sistema al menos tres ópticas notables ad interim, presenta el modelo de cámara de alta gama prometido desde un principio. Y lo hace –mire Ud. por dónde– luciendo no sólo la marca OLYMPUS en su frontal , sino además bajo el simbólico nombre de «OM-1» , el del primer modelo (1) comercializado por la firma dentro del sistema

Kine Exakta: la pionera primera réflex monocular para película de 35 mm

He tenido ocasión de comprobarlo con motivo de múltiples charlas, cursos y presentaciones: casi nadie –hoy  día– ha oído hablar nunca de las cámaras Exakta … Kina Exakta, de Ihagee, 1935. La primera SLR para película de 35 mm © Valentín Sama Y sin embargo, todas las cámaras réflex monoculares o SLR que han empleado y emplean ahora los fotógrafos, sean analógicas o digitales, se derivan de la idea original de la Exakta –o más precisamente de la «Kine Exakta»– la primera réflex monocular para película de 35 mm –«de cine» (Kine)– de la historia. Ihagee Plan Paff Reflex. Una réflex de 1921 para el formato medio de 6 x 4.5 cm © Valentín Sama Ya he hablado con anterioridad  acerca del hecho de que mucho antes de que existiesen las cámaras SLR para 35 mm, se diseñaron y comercializaron cámaras de esa clase en formatos medios y grandes (arriba); las de 35 mm llegaron después y más concretamente en la feria de primavera de la ciudad germana de Leipzig, en 1936. Sello conmemorativo del lanzamien