Ir al contenido principal

Centro Nacional de Fotografía: los auténticos orígenes y su situación actual

El 26 de mayo de 2021 se presentaba la «Plataforma Centro de Fotografía e Imagen» (1) con un manifiesto en apoyo de la creación de un Centro Nacional de Fotografía, o «CNF».
Tras un loable trabajo –en la práctica, tras la fiebre inicial– de un muy reducido grupo de personas realmente comprometidas, se consigue que el 27 de noviembre de 2021 se anuncie desde el Gobierno la futura creación de ese CNF, y al efecto, el 18 de julio de 2023 se publicaba en el BOE el decreto correspondiente. Sobre la situación actual de ese proyecto me extiendo más adelante. Pero antes, me voy a centrar en aspectos que –al parecer– son desconocidos para muchos...
De edificio del Banco de España en Soria a sede de Centro Nacional de Fotografía: ¿será viable esa mutación? © Valentín Sama

Ya que estamos: «está feo» que los vencejos «se roben» la virgulilla de la «Ñ» de España... 😉
© Valentín Sama

Comencemos. Según la popular Wikipedia (2): ...«Las primeras ideas para crear un Centro Nacional de Fotografía nacen durante la presidencia del socialista Felipe González en la década de 1980»...¡Hombre, qué raro, que no fuese así, ya que todos «sabemos» que la mayoría de las cosas buenas para la ciudadanía española tienen su origen en el «Paraiso Socialista» inaugurado en España con Felipe González en 1982!

No es menos cierto que, Manuel López, director de la revista «Foto Profesional», fue, en la época de Felipe González, hacia 1985, un destacado y empecinado defensor de la necesidad de un Centro Nacional de Fotografía. Manuel López mantenía a la sazón una notable amistad con Felipe González y era –de alguna manera– su consejero en temas fotográficos, ya que Felipe González era...  «un aficionado de excepción».


En el número 50 –conmemorativo– de la revista FOTO Profesional, de la que por entonces yo era jefe de información técnica, se incluía un extenso porfolio de Felipe González © Revista FOTO/Valentín Sama

Pues, veamos... «vosotros sois muy jóvenes»... pero resulta que eso no fue exactamente así, ya que las primeras ideas para un Centro Nacional de Fotografía –de las que tenemos constancia seria– son de la década de 1960, de un poquito antes: unos 20 años entonces, unos 64 ahora.... Vamos a ver por qué, y también lo que era, por aquella época «El Grupo».

«El Grupo» se refiere a un grupo nacional de fabricantes de material fotográfico (en España, se entiende). De forma muy sucinta debemos hacernos una idea de la situación del sector fotográfico en España hacia 1953: por un lado, los productos fotográficos se consideraban –en principio– artículos de lujo, y se gravaban con hasta un 40%, salvo los destinados a uso profesional. En ese sentido, toda cámara para formato inferior a 13x18 cm era «de lujo», así como toda óptica de focal inferior a 135 mm (angular para ese formato), y por supuesto todos los accesorios correspondientes...

Por otra parte, se daba una cierta atomización y dispersión de los grupos sindicales (de inscripción obligatoria dentro del esquema del Sindicato Vertical), y así, los fabricantes de material sensible estaban en el «Subgrupo de Varios del Sindicato Nacional de Industrial Químicas», los fabricantes de cámaras y accesorios en el «Sindicato del Metal», y los fotógrafos, laboratorios y distribuidores, en el «Sindicato de Prensa, Papel y Artes Gráficas»...
De ahí, se inició un movimiento por parte de todos ellos –en 1955–, que tras largos esfuerzos de negociación, culminó el 12 de diciembre de 1957, con la aprobación del reglamento del «Grupo Nacional de la Producción Fotográfica», más conocido en adelante como «El Grupo». Y... ¿qué relación tiene esto con un posible auténtico primer «Centro Nacional de Fotografía»? Pues pronto lo vamos a ver.

Preciosa cámara de estudio ANACA Multipost, de fabricación española, de 1958. © Creative Commons. Atribución

En la década de 1960, tras un muy breve periodo de dulcificación relativa del impuesto de lujo a inicios de la misma, un nuevo mazazo amenazaba al Sector Fotográfico Español: se le venía encima una nueva ley que gravaría los impuestos a la importación (Aduanas) hasta situarse en un 58,4% para cámaras fotográficas y en un ¡84,8% para tomavistas! Gravámen superior a peletería, escopetas de caza y joyería.
En un intento de anticiparse, y para incentivar el uso de la Fotografía, El Grupo trató de desarrollar un sinfín de actividades. ¿Y cual fue uno de los proyectos?
¡Lo adivinaron!: la creación de un «Museo o Centro Nacional de Fotografía». Ocurría hacia 1960, esto es, hace unos 64 años y no precisamente bajo «el gobierno socialista de Felipe González».

Existe un cierto paralelismo –y algunas diferencias– con la situación actual del futuro Centro Nacional de Fotografía (CNF), aprobado el pasado 18 de julio de 2023.
  • Así, en aquel momento, hacia 1960, el Ayuntamiento de Valencia ofreció, para una posible sede, el edificio del antiguo Hospital Provincial. Al parecer muy bien situado. Ahora es Soria la que ofreció el edificio del antiguo Banco de España. Sede asignada ya oficialmente y de emplazamiento óptimo.
  • Para la rehabilitación del edificio de Valencia se estimó que serían necesarios 30 millones de pesetas, esto es, aproximadamente algo más de 8 millones de euros actuales (3). Para el acondicionamiento inicial del edificio de Soria se han presupuestado 4 millones de euros, con una ampliación posterior a 7 millones...
  • A diferencia de la propuesta actual, que –tras lectura del BOE– se entiende que el posible futuro CNF de Soria sólo contempla la inclusión de obra fotográfica, el de Valencia contemplaba explícitamente la inclusión de aparatos fotográficos tales como ...«cámaras antiguas y aparatos de laboratorio»...
  • En el primer sentido, Ortíz Echague dona 30 obras, y se supone que otros notables autores de la época – Pla Janini, el Marqués de Santa María del Villar, etc., estaban dispuestos a hacer otro tanto. (4)
De forma muy interesante, el Inspector General de Museos de Bellas Artes, que aprobaba hacia 1960 aquel primer proyecto conocido, manifestaba algunas cautelas –que siguen estando muy de actualidad– no sólo en cuanto a las necesidades económicas y las dificultades de organizar la clasificación de colecciones, sino además, en el aspecto siguiente: ...«por último, esta Inspección desea llamar la atención sobre la gran importancia que encierra el estudio de la luz en este centro, a fin de que no sufran las fotografías el efecto de degradación paulatina del color por uso inadecuado de la misma».

Un vista menos común –no estrictamente frontal– de la futura sede del CNF, en la Plaza del Olivo de Soria, anteriormente Plaza de San Esteban © Valentín Sama

Al efecto, para el nuevo futuro Centro Nacional de Fotografía de Soria, seguro que los expertos tendrán prevista una solución para el generoso lucernario central –ver abajo–, que alumbraría dos de las áreas expositivas, más concretamente  para aquellas exposiciones con copias de época –«vintage»– que deban exponerse bajo el tradicional límite de 40 lux...

© Ayuntamiento de Soria

Los planos aquí publicados, y los completos pueden descargarse del siguiente enlace del Ayuntamiento de Soria.

Volviendo a 1960, la dura realidad es que toda referencia al proyecto de crear aquel Centro Nacional de Fotografía cesa a partir de 1966 y en la actualidad ni siquiera el edificio de Valencia queda en pie, salvo un par de elementos originales a nivel testimonial.
Afortunadamente, el edificio de Soria, antigua sede del Banco de España, sigue en pie, en la Plaza del Olivo. Los planes originales oficiales hablaban de iniciar las obras de acondicionamiento (5) en 2024 para terminarlas en 2025 e inaugurar en 2026. Y para hacernos una idea de su situación actual, nos hemos acercado a verlo. «Spoiler»: ninguna obra ha comenzado a día de hoy, y estamos ya en la segunda mitad de 2024.

Parte trasera y lateral del edificio. Los visitantes que acudan en automóvil, lo tendrán muy fácil, pues uno de los parkings de la ciudad está virtualmente a los pies...
Según los expertos consultados, esa ominosa grieta vertical de la esquina podría no ser tan grave... © Valentín Sama

.... aunque vemos –ojo– que, a nivel de semisótano, se correspondería con el «archivo fotográfico». © Ayuntamiento de Soria


© Valentín Sama

Por esta parte posterior, accesible para vehículos desde la calle, está previsto el acceso de obra de arte hacia y desde el CNF. A pesar del aspecto actual, dejar ese espacio en condiciones parece ser el menor de los problemas... © Valentín Sama

Una charla muy agradable

Con motivo de mi visita a Soria, tuve la grata oportunidad de compartir unos cafés y charla informal tras un encuentro fortuito, con Dn. Fernando del Ser (7), amplio conocedor de la historia de su región, y por ende del edificio futura sede del CNF. Así, a nivel anecdótico, pude saber que el antiguo director del banco disponía de una vivienda en el edificio, el cual incluía un cuartelillo para la Guardia Civil, así que, como era de esperar, el sótano sigue gozando de dos cámaras acorazadas, que serían muy difíciles de extraer del mismo. ¿Pensamos en aplicaciones?

En algunos aspectos, los dos compartimos opinión, y así por ejemplo:
Desde luego parece imposible –y muy probablemente no conveniente– que otros centros regionales vayan a ceder sus colecciones para depositarlas en el CNF de Soria. Por tanto, ¿de qué posibles colecciones se nutriría, aparte de las propias de la región? ¿Quizá de colecciones «huérfanas» que puedan ir apareciendo?

Una idea propia, sería que –con el tiempo– el CNF se convirtiese en una suerte del equivalente al «Banco Mundial de Semillas de Svalbard», creando un archivo central digitalizado de todas esas colecciones. Con el tiempo, mucho presupuesto y buena voluntad. Pero tal como comentó Dn. Fernando del Ser, sólo con una atención exquisita al protocolo, calidad e inclusión de metadatos. Ello permitiría generar positivos para exposiciones, de forma coordinada, con altos estándares de consistencia en calidad y con máximo respeto por los originales.

Una instalación/exposición de «Caixaforum» ocupa actualmente la explanada frente a la futura sede del CNF. ¿Una premonición? © Valentín Sama

Ambos vemos de un coste elevadísimo la eventual creación –y mantenimiento posterior– de las cámaras adecuadas –temperatura, humedad, sistema de archivo– para las posibles colecciones depositadas en el CNF. Los laboratorios, están previstos, pero su coste será también muy importante. Y con el monto de los presupuestos que se han barajado hasta el momento para una adecuación básica del edificio para hacerlo mínimamente habitable, cuyas obras previstas para 2024 y 2025 y todavía su ejecución no adjudicada... no somos muy optimistas.

Fernando del Ser analiza conmigo, amable e informalmente, toda la situación del CNF en el contexto de la comarca que muy bien conoce, con tan sólo 40.000 habitantes en la capital, aunque a tan sólo dos horas y media de Madrid. (8)
Una capital en la que van cerrando los comercios tradicionales al irse extinguiendo los mayores de lo que el explica muy bien como «las familias» que hasta ahora han mantenido ese tejido. Ese concepto de «las familias» parece tener mucho calado en Soria.
En el incierto pero esperanzador futuro del desarrollo del CNF, ve posible, aparte de lo ya apuntado, una actividad de labor de formación en todo lo relacionado con la obra fotográfica.
Programar actividades al estilo de «Les Rencontres d'Arles», sería muy probablemente una excelente idea.

De momento, en la puerta, nadie responderá a tu llamada... © Valentín Sama

En todo caso, los planos están ahí –no duden en consultarlos a través del enlace mencionado– y son ilusionantes.
Como tantas cosas en España, todo dependerá de la voluntad política del gobierno de turno y de «los dineros» disponibles; no serán pocos los necesarios.

Personalmente, deseando lo mejor para el CNF, lo veo difícil, y me temo que –en un futuro– el edificio pase a ser ocupado –en parte– por otras entidades, culturales o no, y quizá pasando a una gestión compartida por entidades privadas. En todo caso, las personas que están trabajando en la consecución de un Centro Nacional de Fotografía merecen el éxito.
Para aquellos interesados, recomiendo una lectura muy detallada del decreto de creación del CNF en el BOE. Tanto directamente, como leyendo entre líneas, podremos intuir cómo sería su estructura jerárquica y funcionaral. Muy ilustrativo.

A notar que el Ayuntamiento de Soria ha hecho el esfuerzo –adicional a la cesión del edificio del Banco de España– de adquirir el antiguo Palacio de los Marqueses de Alcántara,  para posibles usos auxiliares del primero. Ese segundo edificio, del siglo XVII, ocupa un lugar muy estratégico, prácticamente en esquina. © Valentín Sama 

© Valentín Sama


Fuentes: propias, y la muy interesante publicación «Historia de la industria fotográfica española», por Manuel Carrero de Dios. CCG Ediciones. ISBN 84-95483-17-3
Debo resaltar que una parte importante de este artículo ha sido posible gracias a la información contenida en la obra citada, una pequeña joya que no debería faltar en la biblioteca de todo historiador de la Fotografía.

(1) Plataforma Centro de Fotografía e Imagen
(4) Promovido por Ignacio Barceló, director de la revista «Arte Fotográfico» y muy respetado e influyente.
(5) El estado interior es calamitoso
(7) Fernando del Ser, Historiador, Licenciado en Filosofía y Letras, es Director de la revista Celtiberia, y goza de incontables publicaciones y colaboraciones en otros medios culturales. A notar su tesis sobre el Colegio de la Compañía de Jesús en Soria y su Biblioteca.
(8) A 2h de Zaragoza, a 3h de San Sebastián y a 3h 30 min de ciudades como León y Santander...
Po cierto: el estado actual del tramo de la A15 que transcurre entre Medinaceli y Soria capital, en ambos sentidos, es infame, de Juzgado de Guardia: son múltiples los tramos en los que está señalizado «no sobrepasar 70 km/h por mal estado del firme». ¡En una autovía Srs.!

Comentarios

Nano ha dicho que…
Muy interesante.

¿Aprecié cierto sarcasmo en las líneas sobre las cosas buenas que nos brinda el partido socialista?

En cualquier caso, un texto interesante e ilustrativo. Gracias por compartirlo.
Valentín Sama ha dicho que…
¡Desde luego, Nano!

Un poco de sarcasmo, humor e ironía ante un cierto bombardeo de los medios.

Gracias por las amables palabras
Saludos
Valentín Sama
Luiso ha dicho que…
Apreciado Valentín, muchas gracias por tu acertado artículo como siempre, claro, conciso y concreto. Nos has facilitado mucha información de la que carecíamos sobre el asunto y eso que muchos como yo estamos apuntados a la lista de correo creada para apoyar este proyecto desde el minuto uno. Debo trasladar desde aquí todo mi apoyo al grupo humano que se embarcaron en llevarlo adelante y han trabajado y siguen haciéndolo por amor al arte nunca mejor dicho. Honor y respeto a su gestión. Dicho esto, te comparto mi opinión sobre el proyecto. Por mi experiencia profesional durante muchos años con la AP (administración pública) sobre proyectos similares, solo salen adelante si el político de turno cumple con dos condiciones, que tenga interés en hacerlo y que tenga dinero para ello. Si, ya se que eso es fácil deducirlo, pero es así, nos guste o no. El interés les viene dado normalmente por algo que luego tenga un rédito político, votos, apoyos etc… el dinero depende de lo primero casi siempre. De no ser así, ya les podemos contar lo que queramos, nos atenderán, tendrán buenas palabras, saldrás ilusionado de la reunión pero tema para el cajón. Perdón por el ladrillo, el tema me interesa y me ilusiona, y siempre he sentido algo de vergüenza cuando he viajado por centro Europa y he podido ver centros de este tipo funcionando en ciudades de Holanda, Suecia, Francia etc… más bien envidia. A partir de la información que nos comparten desde el grupo de trabajo que lidera el proyecto, y viendo los tiempos, se puede intuir que está en una fase de ¡nadie sabe si va palante o no! Tiene el típico “tufillo” de darles largas a estos que ya vendrá otro ministro. De momento llevamos dos y sobre el presupuesto necesario, aprobado o no, dependerá lógicamente de los Presupuestos Generales y ya sabemos como están, sin aprobar por falta de acuerdos que prefiero no valorar. Te aseguro que si se cumpliesen las dos condiciones antes comentadas, la obra llevaba ya muchos meses en marcha. Este tipo de infraestructuras no solo son la obra de adecuación y puesta en marcha. Requieren de un presupuesto anual para su gestión, y eso es lo que más les pica a los políticos, sobre todo si la rentabilidad económica no es importante y representa un coste anual. En fin, lo se, soy un poco pesimista, pero he visto muchas de estas y se ve claramente cuando quieren o no hacerlo. Ojalá me equivoque y dentro de no mucho tengamos nuestro CNF seré el primero en alegrarme por ello. Perdón por extenderme. Un abrazo Valentín
Valentín Sama ha dicho que…
Ante todo, apreciado Luiso, mis disculpas por haber tardado en publicar tu comentario, pero se había ido accidentalmente a un buzón inadecuado.

Dicho esto, mil gracias, pues soy de la opinión de que su contenido complmenta y enriquece extraordinariamente l propio del artículo: así se entiende mejor todo lo que pueda ocurrir en un futuro.

¡Nada que añadir!

Un abrazo
Valentín

Entradas populares de este blog

Leica SL3: presentación y prueba

Leica anuncia –en este mismo momento– su modelo SL3 , perteneciente a su gama de cámaras sin espejo para formato Barnack dotadas de montura «L» y visor electrónico. Tal como era de esperar, monta el sensor BSI de 60 Mpx a color y triple resolución (60/36/18 Mpx.) ya experimentado en las M11, M11-P y Q3. He podido disponer de una unidad de la cámara unos pocos días antes de su presentación (1), y así, a continuación van mis impresiones de manejo y resultados de la más reciente versión de esta serie. © Valentín Sama No todos los días se estrena una Leica SL3... vídeo de arranque, en el monitor posterior, de una unidad © Valentín Sama Dos momentos de la presentación ayer tarde de la SL3 en Madrid © Valentín Sama Primeramente, una respuesta rápida a la pregunta más repetida: ¿en qué se diferencia la SL3 de la SL2, además de en su sensor? Nada mejor para ello que una tabla muy visual. © Leica Si tuviésemos que expresarlo muy brevemente diríamos: ¡«más potente, más rápida, más ligera»! A s

19 años de «Acerca de la Fotografía»

Hoy se cumplen ¡19 años! desde que –animado por mi hijo mayor, Valentín– me lancé a crear este blog «Acerca de la Fotografía» ; inicialmente como complemento «online» a mis publicaciones en medios impresos, y desde hace ya unos años, mi medio principal, junto con mis cuentas en Facebook, Instagram y «X», antes Twitter. © Valentín Sama Es –probablemente– el blog en español sobre fotografía más antiguo todavía en activo y publicado ininterrumpidamente. En el primer mes tras el inicio de su andadura, era noticiable,  por un lado la presentación de la cámara analógica Nikon F6 (*) , y por otro el cese en la producción de la película Technical Pan... ¿Han cambiado mucho las cosas? Quizá sí, quizá –en el fondo– no tanto, salvo la muy reciente irrupción de la IA en la creación de imágenes, que no de fotografías. Del aerógrafo para retocar placas al dictado de frases, pasando por los programas de tratamiento de imágenes, llamados genéricamente «photoshop». Hoy, vuelvo a publicar aquella fotog

HARMAN Phoenix 200: posibles razones para un producto inmaduro

«Spoiler» , tal como se dice ahora, anticipándonos a las conclusiones… ¿Podrías vivir con una película en color de tan sólo 5 o 6 capas cuando lo mínimo habitual en películas normativas son entre 15 y 25? Pero, vayamos paso a paso: lo de «inmaduro» no lo digo yo, lo dicen los propios responsables de  HARMAN technology, y así, en su nota introductoria, nos indican: . ..«parte de la diversión de fotografiar con esta película consiste en, "esperar lo inesperado", y esta película proporciona justamente eso, desde sus negativos coloreados de forma única hasta el encuentro casual con anomalías [defectos] de emulsionado. ¡Refrena tus expectativas y disfruta de la experiencia!» Zuiko Auto-W 28 mm f/2 a f/2; Phoenix 200 a IE 160 © Valentín Sama (*) © Valentín Sama Adicionalmente, en el interior del embalaje podemos leer: ...«de hecho, esta es absolutamente la primera película en color fabricada enteramente, desde la emulsión al chasis, en la factoría de HARMAN, un hito importante y si