Ir al contenido principal

Ebola, Favipiravir, fotoquímica y Fujifilm


Quizá no haya trascendido, por el momento, lo mucho que la fotoquímica, la fotografía "analógica" sigue aportando a la humanidad.
Si hace un tiempo os comentaba acerca de la conexión existente entre la citada fotoquímica y los avances en la lucha contra el Alzheimer de la mano de Fujifilm, hoy os llamo la atención hacia la relación entre Fujifilm y uno de los primeros antivirales que parece estar dando un cierto resultado en la situación de emergencia en que nos encontramos contra el virus del Ebola. Originalmente, había sido desarrolado para tratar enfermedades víricas, algo menos... virulentas.
El T-705 superó las pruebas clínicas finales en 2011.

En efecto el "Favipiravir" o "Avigan" o más simplemente "T-705" –con el que ha sido tratada la primera persona contagiada en España/Europa– es un producto de la compañía japonesa "Toyama Chemical, Co. Ltd". que fue incorporada en febrero de 2008 a Fujifilm Holdings Corp.
Ya para entonces, Fujifilm había decidido diversificar hacia la investigación pura y la farmacéutica, a fin de prepararse para un futuro desarrollando sus líneas de productos hacia el sector médicos, farmacéutico y cosmético (Astalift).
Para ello, emplea la enorme base de datos de nuevas moléculas desarrolladas durante la investigación cara al desarrollo y producción de emulsiones fotográficas, especialmente las de color.
Así productos tales como las línea Fujichrome, Fujicolor e Instant –por ejemplo– son ahora –aún amenazadas en parte de extinción– la base para esos desarrollos médicos.
© Imagen: Toyama Chemical, Co. Ltd.

Comentarios

hugo solo ha dicho que…
Todo sera que los fotografos que fotografien enfermos de Ebola lo hagan con camaras Fuji por si las moscas.
Valentín Sama ha dicho que…
¡Bienvenido de nuevo, Hugo! Me temo que no funcionaría...
hugo solo ha dicho que…
Y sobre el ebola en una pagina especializada de la ciudad de Atlanta sobre esta enfermedad descartan a las mascotas como transmisores pero en un pais en donde la cultura de los toros de lanzar cabras por el campanario de hacer antorchas con los cuernos de los toros y despues de la temporada de caza colgar a los perros en los bosques es normal que las pagara el pobre perro.
Valentín Sama ha dicho que…
Coincido contigo, Hugo. Y cara a la parte del tratamiento sicológico de la paciente, hubiese sido mucha más favorable que supiese que su perro seguía vivo y bien cuidado. Aunque no le dijeron que lo habían masacrado (es la palabra), al estar su marido ingresado debió de intuir perfectamente lo ocurrido.

Antonio P ha dicho que…
Perdone este off-topic, sr. Sama, que es en realidad una consulta. Leo en DSLR, entrevista a Mr Burnhill, que los sensores de alta resolución son muy sensibles a la trepidación, y que la regla clásica de utilizar una velocidad de obturación igual a 1/focal debe ser corregida hacia velocidades más altas en los sensores de mayor resolución. Esta opinión es
común en otras web de fotografía.
El enigma, para mí, es que dicha regla se empezó a emplear hace muchos años, en los tiempos de la fotografía analógica, cuyo soporte fotoquímico es, supongo, de mucha mayor resolución que los sensores CCD más modernos. ¿Cómo puede ser válida para los microcristales químicos de sales de plata y no para los CCD? ¿No es esto contradictorio?

Seguro que su respuesta será de gran ayuda. Muchas gracias por el excelente y acogedor blog.

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Pequeñas grandes mentiras: "100 años de fotografía Leica"

El carrusel mediático de PHotoEspaña ya está en marcha –¡20 años ya!– y una de las primeras grandes exposiciones que se puede visitar ahora mismo es la que se titula "Con los ojos bien abiertos: 100 años de Fotografía Leica", traducción casi imposible lo de "con los ojos bien abiertos" a partir de la expresión germana "Augen Auf"...

 Una vista parcial de la magna exposición © Valentín Sama
La exposición, mostrada ya en Berlín hace dos años, y ahora en el Espacio Fundación Telefónica, es total y absolutamente recomendable de visitar, por no usar el ya un tanto desgastado término de "imprescindible". Vaya eso por delante.

Ahora bien, ya desde hace un tiempo se me plantea una cierta duda acerca de la idoneidad para la tarea de algunas de las personas que constituyen los eslabones de la cadena del sin duda prolijo armazón que hace posible que una exposición como esta –o la de Lewis Baltz de la Fundación Mapfre, de la que hablaré brevemente después– …

El World Press Photo, de nuevo

Creo recordar que –para esta edición del 2017– los organizadores de este concurso, patrocinado por Canon, hubieron de cambiar las reglas para evitar los follones típicos de quítame allá un retoque u otro.
Debo decir que se me da un ardite ya si las fotos están retocadas o no, y me aburre el cansino argumento de "Ansel Adams [y otros] ya lo hacían en el cuarto oscuro", argumento que –cusiosamenre– a veces suelen emplear los mismos que critican al ahora "infamous", Steve Mcurry.

Pero al grano: de la ciertamente impactante foto obra de Burhan Ozbilici, realizada en los instantes posteriores al asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, lo que me intriga es un detalle técnico-estético.

©  Burhan Ozbilici
De lo que os hablo es del brazo, pero sobre todo el dedo índice de la mano izquierda del asesino, que se me antoja –en la imagen– anormalmente largo. Los datos oficiales de cámara, son claros: Canon EOS 5D Mark III, 1/250 s y f/ 5 a 1.600 ISO. Puesto que l…