Ir al contenido principal

Fujifilm: recortes en la gama Superia

Al parecer, Fujifilm habría iniciado ya recortes en la producción de películas negativas en color de su línea “Superia” en 35 mm para aficionados.

Según una nota oficial de Fujifilm UK:

“La [película] Fujifilm Superia 200 dejará de ser producida tan pronto se agoten los stocks actuales, y ello en todas las configuraciones y numero de exposiciones (135-36 y 135-24). La Superia 400 en 24 exposiciones [135-24] será discontinuada cuando se agote. [al tiempo que] la de 36 exposiciones [135-36] continuará. Las Superia 800 y 1600 ya están discontinuadas y fuera de stock. La Fujicolor C200 será la oferta disponible en 200 ISO.
La consolidación [sic] de película fotográfica tendrá lugar a nivel mundial; sin embargo, las películas afectadas dependerán de los mercados, regiones y disponibilidad”.


Una Fujicolor no es una Superia, pero esa C200 –que de momento permanece en el catálogo– tiene un precio muy interesante © Valentin Sama

Aunque el ambiguo párrafo final hace que nos quedemos sin enterarnos acerca de cómo afectará eso a “regiones y mercados” como España, lo que está claro es que más emulsiones de Fujifilm, bien pasarán pronto a la historia, bien ya lo han hecho… tan callando.

En más de una ocasión he sido muy crítico con Fujifilm –al igual que en su momento con Kodak– cuando he entendido que así debía serlo, y especialmente al dejar de producir la primera el material instantáneo FP-100c, dejando tirados a multitud de usuarios profesionales con sus chasis para cámaras analógicas ya inservibles mientras que en Fujifilm siguen obteniendo pingües beneficios con su otro producto instantáneo, el Instax (1).
En el caso de estas Superia, la decisión tomada –dejando a un lado la ambigüedad ya citada– la veo bastante lógica. Me explicaré.

De momento, permanece la Fujifilm Superia X-TRA 400 en 135-36


Por un lado, si se sigue disponiendo de la Superia X-TRA 400 135-36, parece que mantener producción y stocks en 135-24 no tendría mucha lógica en un mercado no tan boyante en consumo como antes. De la misma forma, las sensibilidades de 800 y 1600 ISO parecen un tanto exóticas hoy en día cuando una parte de los aficionados que antes consumían esos productos se ha pasado a cámaras digitales más o menos compactas que ofrecen extremos de índices de exposición varias veces superiores.

Lo más interesante es que se asegura que –entiendo que por el momento, claro– sigue la producción de la Fujicolor C200 una película negativa en color de alta calidad que se ofrece a un precio asumible. De hecho, todas las fotografías realizadas en mi todavía reciente artículo sobre la LOMO LC-A están realizadas con esa película.

Fujicolor C200. LOMO LC-A © Valentín Sama

Fujicolor C200 LOMO LC-A © Valentin Sama
¿Podemos seguir usando satisfactoriamente nuestras cámaras clásicas para película de 35 mm con tan solo las Superia X-TRA 400 135-36 y la Fujicolor C200 y ello sin pensar en otras marcas? Pienso que la respuesta es afirmativa, ya que cámaras tales como las Rollei 35, Minox 35, Olympus XA, LOMO LC-A, Cosina CX-2 y las Olympus “Miú”, por sus sistemas de obturación y diafragma no ofrecen capacidad de corte –antes de sobreexposición– a pleno sol más que hasta 400 ISO, y las SLR clásicas suelen disponer de ópticas f/2 o más luminosas en muchos casos, por lo que con 400 ISO nos apañaríamos.

Fujicolor C200. LOMO LC-A © Valentín Sama


Podría citar y voy a hacerlo, la opción adicional de las emulsiones "Pro" Fujicolor 160S y 400H, pero tras la reciente introducción de la cámara digital de formato medio Fujifilm GFX 50S con su correspondiente juego de “filtros emuladores”, estoy razonablemente convencido de que las cabecitas pensantes de la firma ya han puesto fecha límite a muchas si no a todas las emulsiones “Pro” de la misma.

© Fujifilm


En cuanto a precios, los de la Fujicolor C200 son bastante tentadores, y al efecto he compilado una tabla simplificada:

  • Fujicolor C200 135-36: 3,50 €
  • Fujicolor C200 135-24: 2,50 €
  • Fujicolor Superia X-TRA 400 3 x 2: 13,80 € (unidad a 4,60 €)
  • Fujicolor PRO 400H 135-36: 9,10 €
Otras ofertas, de AgfaPhoto (2), Kodak y Lomography –siempre en negativo en color 135-36– se mueven entre los 2,89 € (Kodak Colorplus 200) y los 13,90 € (Kodak Portra 800)

Vamos... que "podemos ir tirando" y nunca mejor dicho.

Una película a un precio muy asumible, que no se encuentra en todos los establecimientos especializados. © AgfaPhoto



(1) En algunos establecimientos especializados todavía se encuentra este material y de hecho allí aseguran que se les ha dicho que "sigue" en producción a pesar de la nota oficial en sentido contrario, solo disponible en japonés. Ver "traducción" al español por Google Translate
(2) Me llama la atención que esta marca, aunque con distribución en nuestro país, no se encuentre en todas las tiendas especializadas

Comentarios

Ricardo. ha dicho que…
Gracias por la información Valentín pero más aún por el resumen del "estado de la cosa", que es lo verdaderamente útil.
;-)
Un abrazo.
Valentín Sama ha dicho que…
De nada, Ricardo. Además, al menos en tiendas especializadas de Madrid y Barcelona –y supongo que de otras ciudades– queda todavía algo de película de la que se ha anunciado su pronto fin, por lo que podemos comprar y congelar. Lo que sí que recomiendo es comparar precios, pues he visto diferencias realmente importantes...
Un abrazo
Oscar Ponton ha dicho que…
Y a mí me huele que el cese de producción de la fp100c fue una maniobra para que los adictos al instantáneo se pasaran al instax y vender más cámaras con la excusa de...
También hay noticias de liquidación de las emulsiones fuji para diapositivas en 35mm...a Kodak se lo están poniendo "a huevo" para el renacimiento de la Ektachrome...
Valentín Sama ha dicho que…
Todo es posible, Óscar, aunque yo veo a los usuarios de FP-100c y de Instax algo muy distinto. Yo mismo, por ejemplo, podía usar FP-100c en mi Mamiya Press, en las cámaras de 4 x 5", para pruebas en la Mamiya 645 Super y hasta en mi Polarid 360 (con telémetro de Carl Zeiss), desde luego, nada que ver con Instax. Cada vez que explico a algún alto responsable de Fujifilm que podían pensar en hacer una cámara con buena óptica y ajustes de exposición para el material Instax, me miran con la extraña expresión del que...no entiende de qué va la cosa.
En lo que respecta a la película Fujifilm para diapositivas, mi desafío a la firma sigue abierto: me pago un viaje a Japón si me enseñan una fábrica en funcionamiento que la esté emulsionando... esto es: no manufactuando a partir de bobinas congeladas.
No se si a Kodak se lo ponen fácil o no, pero si los de Ferrania no espabilan a lo mejor la que podría dar la sorpresa es ADOX.
Oscar Ponton ha dicho que…
Sí Valentín, sois usuarios muy distintos. La pregunta es...lo veían también así los directivos de Fuji y sus responsables de producto? Por eso que comentas de una cámara Instax de calidad, no se les ve con mucha amplitud de miras.
Eso de Adox...sería muy, muy interesante.
Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Magnum: Hojas de contacto. ¿Cuáles fueron las películas empleadas por los fotógrafos?

Tal como os avanzaba en uno de mis posts anteriores referentes a esta exposición de Fundación Canal, personalmente me resultan de utilidad casi nula las hojas de contacto. Me refiero, claro está a las correspondientes a mis propios negativos de los cuales en muy raras ocasiones hice y ello tan solo en una primera fase de mi actividad fotográfica.

Pero de la misma forma, considero que resulta interesante examinar las hojas de contacto de algunos autores –no de todos– por lo que allí podemos ver de secuencia de toma, tipo y estado de la cámara utilizada y también...¡de la película utilizada!


Por eso, durante mi primera visita a la exposición dediqué un buen rato a tratar de leer –lupa en mano– las inscripciones en los bordes de la película de las tiras de fotogramas de esos 95 contactos. En algunos casos eran ilegibles, bien por superposición de elementos, exceso de exposición en el contacto (afirmativo: exceso de exposición), máscaras, ausencia del dato en la película o –finalmente– po…

Pequeñas grandes mentiras: "100 años de fotografía Leica"

El carrusel mediático de PHotoEspaña ya está en marcha –¡20 años ya!– y una de las primeras grandes exposiciones que se puede visitar ahora mismo es la que se titula "Con los ojos bien abiertos: 100 años de Fotografía Leica", traducción casi imposible lo de "con los ojos bien abiertos" a partir de la expresión germana "Augen Auf"...

 Una vista parcial de la magna exposición © Valentín Sama
La exposición, mostrada ya en Berlín hace dos años, y ahora en el Espacio Fundación Telefónica, es total y absolutamente recomendable de visitar, por no usar el ya un tanto desgastado término de "imprescindible". Vaya eso por delante.

Ahora bien, ya desde hace un tiempo se me plantea una cierta duda acerca de la idoneidad para la tarea de algunas de las personas que constituyen los eslabones de la cadena del sin duda prolijo armazón que hace posible que una exposición como esta –o la de Lewis Baltz de la Fundación Mapfre, de la que hablaré brevemente después– …

El World Press Photo, de nuevo

Creo recordar que –para esta edición del 2017– los organizadores de este concurso, patrocinado por Canon, hubieron de cambiar las reglas para evitar los follones típicos de quítame allá un retoque u otro.
Debo decir que se me da un ardite ya si las fotos están retocadas o no, y me aburre el cansino argumento de "Ansel Adams [y otros] ya lo hacían en el cuarto oscuro", argumento que –cusiosamenre– a veces suelen emplear los mismos que critican al ahora "infamous", Steve Mcurry.

Pero al grano: de la ciertamente impactante foto obra de Burhan Ozbilici, realizada en los instantes posteriores al asesinato del embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, lo que me intriga es un detalle técnico-estético.

©  Burhan Ozbilici
De lo que os hablo es del brazo, pero sobre todo el dedo índice de la mano izquierda del asesino, que se me antoja –en la imagen– anormalmente largo. Los datos oficiales de cámara, son claros: Canon EOS 5D Mark III, 1/250 s y f/ 5 a 1.600 ISO. Puesto que l…