Ir al contenido principal

Olympus, de nuevo...

Tras la habitual cascada de filtraciones, se acaba de liberar la información acerca de la nueva cámara Olympus E-M1X.

En este post no voy a extenderme sobre todas las características del modelo alto de gama de la firma, sino que solo voy a elaborar sobre uno en particular: el modo de alta resolución a mano alzada.
Una información más amplia la podéis encontrar en los contenidos de mis colegas de Albedo Media.

De la E-M1 Mark II y de la PEN-F ya conocemos el sistema de alta resolución –HR– sobre trípode.
En este modo, la cámara realiza ocho disparos consecutivos desplazando el sensor el equivalente a medio pixel para cada disparo. El resultado, tras "coser" las imágenes el firmware de la cámara, es un archivo de 8.160 x 6.120 puntos, esto es, de 50 megapíxeles a partir del sensor de los 20 megapíxeles nativos (*) de las cámaras citadas. De hecho, en ese modo HR, se generan archivos de aproximadamente 50 Mpx en JPEG y de 80 Mpx en RAW.


Lógicamente, el modo requiere una estabilidad absoluta de la cámara durante disparo –de ahí la necesidad del trípode– y solo se presta a sujetos estáticos. La necesidad de emplear objetivos de alta calidad –M.Zuiko Digital Pro– se da por sentado, así como ajustes óptimos de abertura de diafragma, etc.

Modo de funcionamiento de alta resolución sobre trípode © Olympus

Si se siguen las recomendaciones, los resultados son francamente buenos, pero... todos los usuarios del sistema deseaban poder utilizar el modo HR a mano alzada, sin necesidad de trípode o soporte estable equivalente. Y eso es lo que nos ofrece ahora la Olympus E-M1X. Y lo más sorprendente es cómo lo hace.

Los dos procesadores TruePic VIII son protagonistas del nuevo modo HR a mano alzada...

...pero también el robusto cuerpo en aleación ligera, que ofrece una generosa capacidad de disipación térmica. Ambas © Olympus
Un generoso sumidero térmico es fundamental para aprovechar al máximo la capacidad de procesado, y por ende, la velocidad del mismo © Olympus

Podría hacerlo, como una variante "rápida" del sistema HR sobre trípode –que se sigue manteniendo– aprovechando la potencia de procesado de los dos procesadores TruePic VIII que incorpora la E-M1X de Olympus, pero... no.

Lo que se hace en este modo HR a mano alzada es, precisamente... ¡aprovechar las microtrepidaciones de nuestro pulso durante la toma!, que puede ser realizada en una horquilla de tiempos de obturación de 1/8.000 s a 4 s. Para este modo se opta por la obturación electrónica: el tamaño más equilibrado del sensor Micro Cuatro Tercios y los dos procesadores... "harán el resto". (**)


Modo de alta resolución a mano alzada © Olympus

En este nuevo modo, en lugar de 8 tomas como en el modo HR sobre trípode, se realizan hasta 16 tomas, en aproximadamente 1/15 de segundo y se "cosen" automáticamente, para generar archivos de 8.160 x 6.120 puntos y 50 Mpx en RAW.
Al parecer, se ha limitado el tamaño/peso de los archivos a 50 Mpx debido a que este modo necesita mayor tiempo de procesado que el modo HR sobre trípode.

De hecho, no siempre se emplean las 15 tomas, sino "las mejores" para describir la escena con esa máxima resolución.
Queda por comprobar la tolerancia del sistema hacia pequeños movimientos de elementos de la escena –por ejemplo follaje– y gama útil real de tiempos de obturación aplicables. (***)

Comparativo de los dos sistemas HR © Olympus

La realidad es que "Olympus lo ha vuelto a hacer": demostrar una vez más su osadía y capacidad inventiva.
Ahora falta esperar, cuánto tiempo tardan otras firmas para copiar el sistema y "venderlo" como suyo...

Del resto de las características de la nueva Olympus E-M1X, solo los que sepan –y quieran– leer entre líneas, podrán deducir que Olympus apuesta firmemente por la continuidad y desarrollo futuro del sistema Micro Cuatro Tercios, sin caer en la dictadura de la religión del formato "Barnack" (24 x 36 mm)... y ello con todas las consecuancias.

(*) 20,4 en realidad
(**) Por ello, este modo no es compatible con el disparo con flash
(***) Desde Olympus se indica que ..."objetos de la escena en ligero movimiento, aparecerán con menor resolución".

Comentarios

Ricardo. ha dicho que…
Gracias, como siempre, Valentín, por poner el acento en el aspecto clave y contribuir a que no nos perdamos en lo soslayable.
- Apuesta firme y sostenida de Olympus en el Micro FT.
- Diseño e investigación de absoluta vanguardia.
- Singularidad del camino elegido y las prestaciones ofertadas.
Un abrazo y mi admiración.
Ricardo (aka "EZNADO").
manelympus ha dicho que…
Muchas gracias por este aporte, que como es lógico me permito compartir en URO... un abrazo.
Esteban López Villa ha dicho que…
Siempre he admirado la capacidad investigadora e inventora de Olympus, desde la medición de la luz reflejada por la propia película en las OM2 analógicas. Y un largo etc. que luego copian todas las marcas.

Entradas populares de este blog

Los "carretes de 120 mm" no existen...¡idiota!

Sitios web, buenos fotógrafos, e incluso profesores... nos hablan en [demasiadas] ocasiones de "rollos de 120 mm" para referirse a los rollos 120 de película que podemos adquirir para nuestras cámaras y respaldos de formato medio.

Pero, vamos a ver... ¿cómo es posible que sobre esos rollos de 12 cm (120 mm) sólo podamos hacer tomas de un alto máximo de 6 cm nominales?
Pues la respuesta es muy sencilla: porque los rollos de 120 mm no existen... ¡idiota!(1).

En la imagen, frente a la caja de película "de 120 mm"(*), aparecen películas en los formatos 118, 120 (en el centro) y 127. A notar, la bobina con núcleo de madera original del año 1901 y una moderna de plástico actual: la compatibilidad con las cámaras actuales y las de hace 120 años es –como veremos– absoluta.

Kodak, que durante casi un siglo fue dominante en casi todos los ámbitos fotográficos, estableció –sobre todo en los primeros tiempos– un sistema de numeración muy simple para sus formatos o –quizá mejor…

7Artisans 75 mm f/1.25 en montura Leica-M: a prueba

Hace ahora aproximadamente un año, publicaba yo en Albedo Media –con una separación de una semana– los artículos "La Amenaza Amarilla (I) – 1957-1964" y "La Amenaza Amarilla (II) – 7Artisans y Leica-M: desde China, con amor"; en ellos, hablaba de la serie de objetivos en montura para las telemétricas Leica-M (y cámaras compatibles) así como de la cada vez mayor calidad de estas ópticas –35 mm f/2 en ese caso– que apuntan claramente a marcas tales como la propia Leica por un lado y a Voigtländer por otro.
Os recomiendo, sin ambages, la lectura de esos dos artículos a fin de... entrar en situación.


Leica y sus "Noctilux"
La muy luminosa óptica Leica Noctilux-M 50 mm f/0.95 ASPH. para las telemétricas de la serie M –introducida en septiembre de 2008– se vio acompañada, en noviembre de 2017, por la extraordinaria referencia Leica Noctilux-M 75 mm f/1.25 ASPH.
Como era de esperar, para ese tele corto "de retrato", Leica "ha echado el resto"

Lucubracions de un enero de 2020 (II): Canon y su sistema EF

Canon ha hecho recientemente dos importantes anuncios, que aún sin relacionarlos desde la firma, están –desde mi punto de vista– íntimamente relacionados: por un lado la presentación de su impactante cámara Canon EOS-1 DX Mark III, y por otro, el cese en el desarrollo de [nuevas] ópticas de su sistema EF... el que da servicio a esa misma nueva cámara y a todas las de la firma que dan servicio a esa montura "veterana" de 33 años.

La lista de especificaciones de la más reciente Canon EOS es apabullante: podría decirse que [casi] (1) todo lo que pudiera desear un fotógrafo profesional de acción y deporte en su réflex monocular, está ahí. A "un precio", naturalmente: 158 x 168 x 83 mm para 1.440 gramos de peso y 7.000 / 7.500 €.
Con un sensor de formato Barnack (24 x 36 mm) de 20 Mpx. efectivos, ofrece 16 fps en modo réflex, con ráfagas de "más de 1.000" fotogramas en RAW+JPEG (81 en la Mark II), y 20 fps en modo "Live View". El resto, para no hacer…